Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

712 kilómetros de vida: Decimosegunda parada, Ribadeo

712 kilómetros de vida: Decimosegunda parada, Ribadeo
29 Oct 2013 22:10

712 KILu00d3METROS DE VIDA

JUAN MIGUEL MARCANDO 12 ETAPAS EN RIBADEO | 712KMS.ORG

JUAN MIGUEL ANTES DE LA SALIDA DE HOY | 712KMS.ORG

Tal como adelantábamos ayer, Juan Miguel ya ha aterrizado en tierras gallegas. Y lo ha hecho en Ribadeo, municipio situado en la frontera con Asturias.

El trayecto ha sido muy variado, con tramos por carretera y por costa. Aunque en un principio Juan Miguel tenía previsto llegar hasta Vilela, municipio del que le separaban 42 kilómetros según su navegador, las continuas desviaciones le han hecho parar el Ribadeo:”Una de las veces que iba por carretera salí en un pueblecito llamado Porcia. A partir de ahí tenía dos opciones, o ir por la costa  o a pie de los caseríos. Yo elegí ir por la costa y supuestamente eran solo 500 metros más, pero resultaron ser 9 kilómetros.  Entonces decidí alojarme en  Ribadeo, porque ya llevaba 45 kilómetros encima”.

Hoy ha corrido de manera muy inteligente, sin sobrecargar al cuerpo, pues aún le quedan 5 días y 5 maratones por delante. También ha sido una etapa en la que ha disfrutado cada paso que ha avanzado: “Las vistas de hoy han sido impresionantes, he disfrutado muchísimo la ruta. He tardado más en hacerla porque me paraba todo el rato a hacer fotos. La playa de los Monellos me ha encantado, era impresionante, no te imaginas lo bonita que es toda esta zona.”

El tiempo hoy no le ha respetado tanto como ayer, de hecho el corredor ha iniciado la ruta con algún que otro kilo de más encima debido a un fuerte aguacero previo a la carrera: “Hoy sí que me ha llovido. Han sido 5 o 10 minutos, pero con ganas. En medio minuto estaba completamente empapado, aunque he tenido la suerte de que no haya llovido más en todo el camino”.

Pero las anécdotas no acaban aquí. Cuando ya sabía que no se iba a alojar en Vilela porque estaba más lejos de lo pensado, llegó a pensar que tampoco se quedaría en Ribadeo: “Hubo un momento, que no encontraba la entrada a Ribadeo. Puse el navegador y me señalaba que estaba a nada menos que ¡22 kilómetros! Casi me da algo, yo que ya llevaba 40 kilómetros encima…” En plena desesperación, preguntó a las personas del lugar, y fue un joven el que le indicó que si cruzaba por el puente que atraviesa el Río Eo le restarían solo 5 kilómetros hasta su destino.

Mañana le espera una etapa cuanto menos dura, con al menos cuatro subidas importantes. Juan Miguel es consciente de ello, pero intenta restarle importancia: “Mañana me va a tocar sufrir, pero bueno, sobreviviremos, no hay problema”. Como siempre, un gran ejemplo de superación personal.

Ya queda poco más de 200 kilómetros para que Juan Miguel llegue a Santiago de Compostela, y es ahora cuando su mensaje debe sonar con fuerza: Dona médula.
A continuación os invitamos a escuchar el relato personal de Juan Miguel sobre la jornada de hoy. Disfrutadlo.


Etiqueta asignada a este artículo
712 kilómetros de vida

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies