Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Aguas revueltas en Río de Janeiro a ocho meses de los Juegos Olímpicos

04 Dic 2015 20:12
El olímpico Lago Rodrigo de Freitas en Rio de Janeiro

El olímpico Lago Rodrigo de Freitas en Rio de Janeiro

Se mantiene la preocupación por el estado de contaminación del agua de la ciudad brasileña después de que varios deportistas sufrieran problemas de salud en competiciones previas

A ocho meses de que se encienda la llama olímpica en Río de Janeiro, los problemas en torno a las aguas infectadas en la capital mundial del deporte en 2016 siguen causando malestar y nervios en varios de los deportistas que tendrán que competir en Brasil. Hace unas semanas, durante la disputa de una competición de vela en el campo de regatas olímpico, el alemán Erik Heil sufría una infección a causa de una bacteria existente en el agua brasileña y que le obligaba a pasar por el hospital.

Erik Heil, infectado en las aguas de Río | Twitter

Erik Heil, infectado en las aguas de Río | Twitter

Por entonces, las autoridades brasileñas y los máximos responsables del Comité Olímpico Internacional confiaban en que la situación se calmara de cara a los meses venideros. Sin embargo, tal como revela la agencia Associated Press, los niveles de contaminación, lejos de disminuir, se multiplican en la bahía de Río.

Kristina Mena, experta en este tipo de microorganismos acuáticos, explicaba a la agencia hace unos días que la existencia de virus en el agua se ha multiplicado en las últimas fechas en la ciudad carioca. En declaraciones recogidas en la web The Big Story, Mena alerta de que ninguna persona está a salvo de contraer una enfermedad infecciosa si entra en contacto con las aguas de Río.

A pesar de los compromisos por parte de Brasil para reducir el nivel de contaminación del agua, los eventos previos de vela y de remo provocaron que varios deportistas no pudieran competir en plenitud de condiciones físicas. Una situación que preocupa y mucho a los expertos en estas lides.

La organización de Río 2016 trata de apaciguar los ánimos asegurando que todos los deportistas están a salvo, pero lo cierto es que Mena advierte con una comparación muy clarividente: asegura que en Estados Unidos se cierran las playas que alcanzan un nivel de contaminación similar a la existente en Río de Janeiro.

Las repercusiones de la contaminación en el agua no son ajenas a otros deportes no-acuáticos. Otras sedes como la playa de Copacabana, en cuya arena se disputará la competición de vóley playa, tampoco parece estar a salvo de este problema. Aunque, desde luego, lo que más preocupa es la competición de natación en aguas abiertas, que tendrá lugar en esta misma parte de la costa.

Sobre ella advertía a la agencia Associated Press el exnadador Mel Stewart, multimedallista en Barcelona 1992. Stewart aseguraba que si su hija tuviera que nadar en las aguas abiertas de Río valoraría muy seriamente la opción de arriesgar la salud para competir. «No vale la pena arriesgar tu salud por un oro olímpico. Ahora mismo hay demasiadas cuestiones sobre la mesa pero, entre ellas, no veo la seguridad. No creo que se esté pensando de forma prioritaria en la salud de los deportistas«.

Estado de las aguas olímpicas de Río de Janeiro | Twitter

Estado de las aguas olímpicas de Río de Janeiro | Twitter

Aguas olímpicas de Río de Janeiro

Aguas olímpicas en las playas de Copacabana de Río de Janeiro

Aguas olímpicas de Río de Janeiro | Gizmodo

Aguas olímpicas de Río de Janeiro | Gizmodo

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies