Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
ENTREVISTA

Álvaro López, del campo de fútbol al Mundial de marcha

La revelación de la marcha
Álvaro López, del campo de fútbol al Mundial de marcha
Álvaro López Núñez, del At. Fuenlabrada | ArTletismo - Paco Romero
22 Mar 2018 18:03

Álvaro López Núñez (Madrid, 24 de marzo de 1999) ha aterrizado en el mundo de la marcha para revolucionarlo por completo. El atleta Sub-20 del Club Atletismo Fuenlabrada empezó en el año 2015 a practicar atletismo, después de tomar la dura decisión de dejar el fútbol. Difícil para él, pero ¡bendita decisión! para los amantes de la marcha.

A las órdenes de Álvaro Prieto, hace poco más de un año se enfrascó en su primera competición de la disciplina, después de haberse dedicado al medio fondo. Lo hizo, ¡y de qué manera!, pues en unos meses fue rompiendo todas las barreras teóricamente imposibles de quebrar, hasta el punto de que se llevó el bronce en el Campeonato de España Júnior de Granollers. Así, este “recién llegado” se fue haciendo un hueco cada vez más importante y que no deja de crecer. Repitió bronce el pasado mes de diciembre en el Campeonato de España de Invierno de Promoción y, no contento con eso, se ha ganado meritoriamente la plaza para representar a España en la próxima Copa del Mundo que se celebrará en Taicang en mayo. Todo esto en su primer año como marchador.

Así pues, a golpe de zancadas, de entrenamientos y de no perder la ilusión de quien comienza cada día por primera vez, Álvaro ha comenzado a labrar un camino que, de seguir así, no dejará de darle alegrías y motivos para seguir soñando.

Hace tan solo tres años que empezaste a practicar atletismo. ¿Qué te motivó a hacerlo?

Sobre todo fue gracias a mi mejor amigo, Carlos Pajares. Él practicaba (y lo sigue haciendo) atletismo y siempre me estaba diciendo que me apuntase para así poder competir juntos.  Además, recuerdo que cuando estábamos en el instituto, un día se fue en el recreo porque tenía un campeonato de España cadete en Antequera. La idea de viajar y competir fuera de la Comunidad de Madrid, así como poder compartir con él esos viajes, me hacía muchísima ilusión y eso fue lo que me motivó para adentrarme en el mundillo.

¿A qué pruebas te dedicabas al principio?

Como Carlos hacía medio fondo, empecé a correr crosses y carreras de 800 y 1.500 metros.

¿Practicabas otros deportes antes de hacer atletismo?

Sí, fútbol. Reconozco que me fue muy difícil dejarlo, ya que llevaba muchos años en ello. Empecé con fútbol sala, tiempo después me pasé a fútbol 11 y luego volví a fútbol sala.

¿Cómo comenzó tu andadura en la marcha atlética?

Todo comenzó el año pasado, la semana antes de mi cumpleaños, a mediados de marzo aproximadamente.

Llevaba mucho tiempo planteándome dejar el atletismo, ya que no sabía si de verdad me gustaba tanto como el fútbol. No terminaba de encontrar la motivación necesaria y, de no ser por mis compañeros de entrenamiento y por mis amigos Andrés Rodríguez y Carlos, hoy no estaría aquí. Seguramente hubiera vuelto a jugar al fútbol.

Entonces me paré a pensar: el atletismo no es solo correr, existen muchas disciplinas. Como el tío de un amigo fue marchador, hablé con él y accedió a entrenarme durante tres semanas. Si aquello me gustaba y motivaba, seguiríamos adelante.  Tras un mes entrenando decidimos competir en una carrera popular de 5.000 m por el parque del Retiro. Para ser sincero, el resultado fue horrible, pero me gustó tanto que no necesité otro motivo que ese para seguir.

Álvaro López en competición | Cedida

¿En qué momento te diste cuenta de que aquello era lo tuyo?

Más que darme cuenta de si era lo mío o no, vi que me gustaba realmente lo que estaba haciendo, disfrutaba en cada entrenamiento y, por suerte, los resultados nos acompañaban.  Acabar los entrenamientos a ritmo y ver que tu entrenador a veces se sorprendía de algún entrenamiento me hacía muy pero que muy feliz.

Cuéntanos cómo has ido evolucionando hasta ahora.

Tras la carrera del Retiro, decidimos seguir entrenando cada vez un poquito más específico, porque al principio dos días a la semana los hacía de carrera en lugar de marcha.

La siguiente competición fue la liga de plata con el Fuenlabrada. Decidimos probarnos y el resultado fue muy bueno: me clasifiqué tercero con 25:30 y sumé unos cuantos puntos para que el club pudiese subir a la liga de oro, en la que competiremos este año.

Después de esa liga, nos centramos en intentar hacer la mínima para el campeonato de España en pista que se iba a celebrar en Granollers. Eran 10.000 m y la conseguí en Moratalaz. El momento de entrar en meta viendo a mi entrenador con los brazos abiertos diciéndome que lo había conseguido es uno de los recuerdos más bonitos que guardo.

Entonces llegué a Granollers,  después de haberme examinado de Selectividad y de irme de viaje de fin de curso. Esto, unido al hecho de que era mi primer campeonato, hizo que el principal objetivo que me marcara junto con mi entrenador fuera el de disfrutar e intentar estar entre los ocho primeros.

“Lo cierto es que aún me pregunto qué paso ese día”

Lo cierto es que aún me pregunto qué paso ese día.  Tuve muchísima suerte, tengo que reconocerlo. A mi gran amigo Jesús le echaron, por desgracia, porque la medalla de bronce era suya. Realicé una carrera de menos a más, y no sé cómo, pero entré en tercer lugar, aunque a una gran distancia de Kevin y José. Fue increíble, aun hoy sigo sin asimilarlo. Tuve mucha suerte ese día y cuando llamé a mi entrenador la alegría fue… máxima.

Cuando terminó el campeonato sabía que mi marca no era muy buena y aunque quedase en aquel momento tercero de España, solo pensaba en mejorar mi marca en cuanto pudiera. Este año tanto en el Campeonato de España de Promoción como en el Campeonato de España de Ruta obtuve un buen resultado que me ayudó a estar más cerca de la plaza para la Copa, aunque tengo que admitir que nunca fue un objetivo para mí.

Evolución de las marcas de Álvaro López en pista y ruta. *Marzo 2018 oficioso | Elaboración propia

Con tantísima mejora en tan poco tiempo, ¿has cambiado algo en tu rutina de entrenamiento o estilo de vida?

No, yo creo que entreno lo mismo que otra persona de mi edad haga la prueba que haga, ya que todavía somos jóvenes. En cuanto a la alimentación, sí que es verdad que al estudiar Nutrición como carrera en la universidad he ido mejorando, pero lo básico. Como mucha fruta y evito comer alimentos procesados, muy grasos o fritos (aunque todo hay que decirlo, un capricho de vez en cuando no viene mal).

“Lo que más me preocupa es ser constante en los entrenamientos, pase lo que pase”

Por lo que respecta a mi entrenador, sigo con el mismo, Álvaro Prieto,  confío muchísimo en él, salgan las cosas como salgan. Aunque sí es cierto que este último año he empezado a entrenar algunos días con José Antonio Quintana y su grupo. La verdad es que es todo un gusto poder entrenar con gente como ellos. Pero lo importante para mí y lo que más me preocupa es ser constante en los entrenamientos, pase lo que pase.

Tan solo un año haciendo marcha y te clasificas para la Copa del Mundo de marcha. ¿Cómo estás llevando la situación?

Aun no consigo creérmelo, la verdad. Estoy viviendo un sueño, aunque siempre con los pies en el suelo. Porque hoy puedo conseguir ganarme la plaza, que en ningún momento fue fácil, pero habrá momentos en los que lo vea todo negro. Por eso hay que tener constancia.

Álvaro López | ArTletismo – Paco Romero

¿Han cambiado los objetivos que tenías cuando empezaste a practicar atletismo?

La verdad es que no, siguen siendo los mismos: disfrutar en cada momento de lo que hago e intentar mejorar cada año un poquito más.

Ahora con la mirada puesta en Taicang, ¿cuál es tu meta allí?

Soy consciente que será mi primera internacionalidad y que habrá muchísimo nivel, pero no me puedo volver pequeño ni tener miedo. Mi objetivo es disfrutar y darlo todo. Como objetivo individual me gustaría hacer la mínima para el Mundial de Tampere. Estaría genial, pero es difícil.

“No me puedo volver pequeño ni tener miedo”

Escuchando a Álvaro es imposible no acordarse de estas palabras que dijo hace tiempo el tenista Rafael Nadal: “La gloria es ser feliz. La gloria no es ganar aquí o allí. La gloria es disfrutar practicando, disfrutar cada día, disfrutar trabajando duro, intentando ser mejor jugador que antes”. Así, este joven marchador ya ha alcanzado la auténtica gloria y, con la determinación que le caracteriza, no tardará mucho en conquistar otros territorios, otras dimensiones. Siempre con los pies en la tierra y la cabeza entre las nubes, persiguiendo sueños. No le pierdan de vista.

Coral Aja

Periodista por vocación y atleta por devoción. Marchadora y comunicadora a jornada completa a caballo entre el mundo aeronáutico y el deportivo. "No hay mejor manera de medir el grado de libertad de un país que consultando su prensa"


Etiqueta asignada a este artículo
Álvaro NuñezMarcha

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.