Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
DOPAJE

El antidopaje olímpico, en cuarentena

INFORME DE LA WADA
El antidopaje olímpico, en cuarentena
Medallas de Río 2016 | Río 2016
08 Nov 2016 13:11

Previamente a los Juegos Olímpicos de Río no éramos muy optimistas en cuanto a las tareas de control del dopaje. Unos Juegos son la mayor competición deportiva a nivel global, un evento por que miles de deportistas sacrifican todo y donde la inmensa mayoría quiere desplegar su mayor potencial. Es por ello que las tareas de encontrar a los tramposos se nos antoja total y absolutamente necesaria que se desarrolle con las mayores y mejores garantías. De lo contrario, el deporte de alto nivel seguirá en entredicho… Y así sigue…

Gracias a la AEPSAD y a un informe emitido por un grupo de observadores de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) tenemos algunas cifras que resultan, cuanto menos, llamativas. Iba a decir sorprendentes, pero a estas alturas del partido nada sorprende en el antidopaje.

Escasos controles

En Río de Janeiro tomaron parte 11.274 deportistas representando a sus respectivos países. De ese total, pasaron al menos un control antidopaje 3.327 deportistas de 137 países. Ello supone que 8.066 deportistas no pasaron control antidopaje alguno. Es decir, el 71,6% de olímpicos se libraron de tener que dejar una muestra de sangre u orina a los agentes de control.

Concentración dispar

Del total de deportistas cuyas muestras se analizaron durante los Juegos, 2.611 lo fueron una vez; 527 pasaron 2 controles; 81 lo hicieron en 3 ocasiones; 13 en 4; 4 en cinco; un deportista pasó 6 controles. Resulta una distribución un tanto dispar que ha llamado la atención de los observadores internacionales.

Controles fuera de competición

Cada vez es más complicado pillar a los deportistas in fraganti durante la competición. Por ello los controles fuera de competición se antojan cada vez más necesarios, pues es en periódo de entrenamiento cuando los deportistas suelen recurrir a la toma de sustancias prohibidas con la intención de mejorar su rendimiento en el ciclo preparatorio a fin de llegar a la competición en plenitud de facultades.

Bien, así las cosas ningún futbolista pasó control antidopaje fuera de la competición. Del mismo modo, se realizaron escasos controles en busca de agentes estimulantes de la eritropoyesis (EPO) en deportes como el natación, atletismo o ciclismo, unas especialidades en las que hay mucho “epófilo”.

Sistema de localización ADAMS

Mucho se ha hablado del sistema de localización ADAMS, según el cual los deportistas sujetos al mismo tienen que estar localizables cada día al menos durante una hora. Resulta que para los agentes de control esta tarea resultó ser poco menos que infructuosa en la mayoría de los casos. De hecho, algunos días hasta el 50% de los controles programados se tuvieron que suspender porque no pudieron que localizar a los deportistas en la Villa Olímpica. Ya lo vengo diciendo yo, a este paso le van a tener que insertar un chip localizador en la muñeca…

¿Sin identificar?

Además, casi 100 muestras de las analizadas no pudieron ser identificadas con el donante por una deficiente identificación de las mismas en el sistema ADAMS.

Meses previos

De los deportistas que estuvieron en Río, 4.125 no pasaron ningún control antidopaje durante todo 2016 previamente a los Juegos, siendo 1.913 de ellos deportistas englobados en los 10 deportes de mayor riesgo de dopaje. Ello es indicativo de que los comités nacionales, las agencias nacionales antidopaje y las federaciones nacionales e internacionales llevaron a cabo una ineficiente labor antidopaje en los meses previos a los Juegos.

Preguntas en el aire

Así las cosas, resulta complicado que podamos creer lo que hemos visto en Río y lo que nos cuentan. Por mucho que el sistema y los métodos de control avancen, parece que siempre los tramposos van por delante y juegan con ventaja, tanto fisiológica como jurídica o fácticamente.

Quedan demasiadas preguntas en el aire. Supongo que cada cual se hará las suyas y hallará, o no, respuestas a las mismas. Yo las tengo y me las guardo para mí, que luego algún futbolero me dice por privado que soy muy malo con ellos.

RELACIONADO

Fran Aguilera

Corredor, Diplomado en Educación Física, Monitor de Atletismo, Entrenador Nacional de Ciclismo. Mijas (Málaga)


Etiqueta asignada a este artículo
WADA