Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
Valores del deporte

Salvajes, basta ya

Este es el caso de Andrea, una chica malagueña de 15 años
Salvajes, basta ya
Calentamiento previo a un partido de fútbol
21 Dic 2018 14:12

El deporte, cualquiera que sea, es un vehículo perfecto para llegar a muchos sitios, para conseguir muchos objetivos. El deporte aporta mucho al individuo, al grupo, a la sociedad. Es muy común oír a los padres de deportistas, cualquiera que sea el nivel de éstos, que están encantados de que sus hijos practiquen deporte, pues de esa forma están alejados “de la calle” y de ciertos peligros de ésta.

El deporte es una herramienta perfecta para la mejora de la salud física y mental. Con el desarrollo personal a través del deporte conseguimos adquirir valores, conciencia, actitud. Ayuda a crecer como personas en muchos aspectos.
Evidentemente, no todo el mundo está preparado para llegar al mismo sitio por el mismo camino. Ya sabemos de sobra que en el deporte, desafortunadamente, cabe de todo, hay de todo, “como en la viña del Señor”. En el deporte también hay personas, grupos e instituciones indeseables, que no se merecen respeto ni reconocimiento, sino más bien animadversión y repulsa.

Uno de los más claros ejemplos lo solemos ver en muchas gradas de campos de fútbol de todo el mundo. Basta ir a un partido de fútbol, o verlo en casa con más personas, para darse cuenta de lo que son capaces de decir o hacer (…)

Hace unos días hemos conocido el caso de Andrea, una chica malagueña de 15 años. Ella quería ser árbitra y hace unos meses inició su andadura en el mundo del arbitraje. Le gusta el fútbol y quería crecer en su deporte arbitrando partidos. Y así venía siendo… Como verán, uso los verbos en pretérito imperfecto porque Andrea ya no quiere ser árbitra ni crecer como tal en un deporte que, de la noche a la mañana, le ha cerrado las puertas, le ha cortado las alas y le ha dado un revés. Ha recibido un portazo en el camino a la consecución de un sueño.

Andrea estaba arbitrando un partido entre la UD Fuengirola Los Boliches y el AD Malaka CF de categoría benjamín. Eran niños de 8-9 años. Uno de los jugadores del AD Malaka CF se dirigió a ella diciéndole: “Te voy a matar por no haber pitado la falta”. Del mismo modo, una señora del público, del AD Malaka CF según consta en el acta del partido, le espetó: “A ver si te vamos a tener que pegar cuando acabe el partido”… y el partido se acabó.

Andrea se fue al vestuario asustada, indignada y decidió dar por finalizado el partido y su trayectoria en el arbitraje. Han sido sólo 4 meses, pero Andrea ha considerado que ya se acabó el sueño. Nada de sueño, sino una bofetada de realidad es lo que Andrea ha recibido casi a las primeras de cambio.

Es probable que ni la madre ni el jugador del AD Malaka CF fueran a cumplir su palabra, pero esos hechos no son más que la constatación de que en este deporte hay mucho salvaje. Demos gracias de que no son mayoría, pero claro está que no se puede seguir así. Ese niño del AD Malaka CF puede que tenga futuro en el fútbol y puede que su amenaza no fuera más que un arranque de ira momentánea, pero también cabe la posibilidad de que ese jugador lleve en su interior el germen de un jugador que pocos queremos ver en un campo de fútbol.

Siendo tan pequeño resulta descorazonador pensar en el futuro. Ignoro cuál es el futuro de esa pequeña “estrella” del fútbol, pero más me apena pensar que dos energúmenos (una madre de futbolista y un pequeño jugador) hayan sido capaces de apartar a Andrea del fútbol, al menos de la figura del árbitro.

No creo que sea tan difícil ser respetuoso con los rivales, con los compañeros, con el prójimo. Los padres y madres somos los primeros que debemos dar ejemplo. Luego están los clubes y las instituciones. A ver qué camino toman en el AD Malaka CF con personajes como la mamá amenazadora y el jugador hooligan.

Respeto, por favor. Es algo básico. Andrea, ánimos.

Fran Aguilera

Corredor, Diplomado en Educación Física, Monitor de Atletismo, Entrenador Nacional de Ciclismo. Mijas (Málaga)


Etiqueta asignada a este artículo
FútbolFútbol femenino

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.