Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
ATLETISMO

Se abre el telón

Comienza la temporada atlética 2016-17
Se abre el telón
Atletismo español | Edición WangConnection
01 Nov 2016 10:11

Se apagan las luces. Llega el silencio. Se abre el telón. Estamos en España. Se ve un estadio de atletismo lleno. A rebosar. No cabe ni un imperdible más. Ni siquiera Wally. Aplausos, flashes, gritos de ánimo, llantos de alegría y felicidad. Se cierra el telón. Se oye por megafonía una voz dulce y aterciopelada: Franfri, ¿tú eres imbécil?

Efectivamente. Seguimos en España y Franfri ha despertado del sueño. Puede que a veces pueda ser imbécil. De hecho, alguno, que lo es, lo piensa. Puede ser. Lo que sí que sé es que me gustan los sueños, me gusta soñar, me gusta ver en positivo. La imagen descrita de partida es una que me encantaría ver. Me muero de vergüenza, de pena, de nostalgia, cuando veo imágenes así en estadios allende nuestras fronteras. ¿Tenemos lo que nos merecemos? Sinceramente, creo que no, pero también puede que sea que sí.

Elucubraciones e imbecilidades aparte, hoy es el día de Todos los Santos. Jalogüin ha quedado atrás. Y sí, se ha abierto el telón y tenemos ante nosotros doces meses de atletismo. ¿Nuevo, diferente, mejor, peor, más emocionante, más récords? Habrá un poco de todo, pero habrá, que es, para empezar, lo importante.

Estas últimas semanas ha habido mucho movimiento en el mundo atlético. Atletas que van, atletas que vienen, atletas que vuelven a casa. Unos cambian de color de equipación y de club con ilusión, con ganas; otros lo hacen con resignación, con pena. De todo hay en la viña del señor atletismo. Siguen siendo tiempos tristes para la lírica atlética. No es fácil evolucionar, crecer, mejorar. En casi todas las casas cuecen habas, aunque siga habiendo muchos que sigan comiendo sus habichuelas sin dar un palo al agua. Esto es así.

Tras unas semanas de cierto relax y meditación; tras un tiempo de momentos zen; tras las primeras agujetas y alguna pájara, se oye el disparo de salida. Muchos sueños, ilusiones, fantasías. Cada atleta, club, directivo, federativo, tendrá sus sueños, sus objetivos. Para comenzar, como estamos en época de elecciones, habrá alguno deseoso de pillar un carguillo, un puestecillo para sí o para su primo el de Villarriba. Eso es así, aquí, en España, en Uzbekistán y en Tasmania. Veremos qué nos depara la «nueva» RFEA y qué designios depara al nuevo atletismo español, esa nueva expresión tan repetida en los candidatos a sustituir a José María Odriozola.

Con los crosses comenzarán los atletas a hacer caja. Suelen ser la mejor ocasión para ingresar un dinerillo que tan difícil está de pillar en otras competiciones. Menos mal que todavía algunas instituciones públicas «se dejan engañar» y deciden apoyar al atletismo y a los atletas. Vendrán las competiciones internacionales y los atletas tratarán de estar todo lo adelante que puedan y les dejen. Comienzan a vislumbrarse las primeras pruebas de marcha, esa disciplina que tantas alegrías nos da a pesar de la poca densidad de atletas que vemos en cada competición. Sinceramente, es digno de estudio y de admiración lo que pasa con la marcha española.

Pista cubierta, cross, ruta, aire libre. Cada atleta se postulará por estar en las competiciones en las que crea que puede, quiere y considera que merece estar. Todo dependerá. Hay atletas que quieren estar en todo, pero algunos gastan demasiada fuerza por la boca mencionando que «quieren estar en» cuando donde deben estar es en el tajo, entrenando, dándolo todo, menos imagen y menos tuits y más trabajo, más esfuerzo. Eso sí, siempre ha habido protegidos y siempre los habrá. Y algunos se salvan de todas.

Y los nuevos valores seguirán empujando, pidiendo paso, reclamando su espacio, su porción de la tarta. Muchos de ellos van a la pistas con sus apuntes, sus libros, sus deberes académicos. Algunos dudan entre zapatillas y libros, entre mochila de deporte o mochila para la universidad. No es fácil, menos aun en esta España nuestra. Ojo, otros están peor. Ojalá todos ellos aprovechen sus oportunidades y sepan canalizar sus capacidades y sus aptitudes.

El atletismo no es fútbol. No se descubre nada nuevo afirmándolo, pero demos chance al atletismo, a nuestros atletas. Trabajan duro y de forma persistente. Ojalá algún día deje de importar más un gesto de un as del fútbol que un récord de España o una medalla internacional de uno de nuestros atletas. Ojalá algún día los medios miren al atletismo cómo se merece, no buscando el sensacionalismo. Ojalá algunos medios, que se creen los salvadores de la patria atlética, se den cuenta de que no merece la pena verse reflejado en el espejo, sino dar a conocer al mundo lo que hacen los verdaderos protagonistas del circo atlético: los atletas. Los mesías no existen. Son como Papá Noel, chaval.

Antes de que se cierre el telón: ánimo, fuerza, todo nuestro apoyo, nuestros mejores deseos. Vuestros sueños son nuestros sueños. Que el viento sople a vuestro favor. Eso sí, que sea legal, como todo en esta vida. Ah, ya sabéis, drogas no, gracias. Ni siquiera las que vienen del norte de África. Son kaka.

RELACIONADO

Fran Aguilera

Corredor, Diplomado en Educación Física, Monitor de Atletismo, Entrenador Nacional de Ciclismo. Mijas (Málaga)

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies