Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
Preparación física

Beneficios del entrenamiento en el agua

Beneficios del entrenamiento en el agua
Preparadora física y entrenadora personal
24 Ene 2015 12:01

El agua es un medio seguro y cómodo, y a su vez aporta múltiples beneficios para aquellos que realizan ejercicio en ella. Desde hace muchos años, el medio acuático se ha promovido a través de profesionales de la salud, como los médicos, los fisioterapeutas, los entrenadores personales o los readaptadores físicos y recomendado especialmente para recuperaciones de rodilla, cadera, u hombro.

La flotación en el agua reduce el impacto en todas las articulaciones, minorando así la fuerza del impacto, el estrés y el daño potencial que se puede sufrir en una superficie dura. De cintura para abajo, la fuerza de impacto se reduce en un 50%, a la altura del pecho en un 80%, y en la inmersión total no aparece en absoluto ningún tipo de impacto.

swimmer-pixabay.com

Reducción del impacto:

Reducir el impacto es beneficioso para los clientes con sobrepeso, embarazadas, y lesiones. Disminuir o no generar impacto, también puede reducir el estrés sobre las articulaciones de los deportistas, que les permite entrenar más a menudo sin sufrir dolor en éstas. El agua produce un movimiento masajeante en los músculos, mejorando a su vez la circulación y la liberación de líquido sinovial. Por lo tanto los entrenamientos de mayor intensidad se pueden mantener por más tiempo.

Clientes cardíacos:

Un cliente que sufra alguna cardiopatía, entrenar sin aumentar el ritmo cardíaco o la presión arterial de forma exagerada. Ésto puede implicar una mejora de su salud.

La circulación:

Como se mejora la circulación por el efecto de masaje del agua, y la presión del flujo sanguíneo, es el lugar ideal para la recuperación. Si el agua está más fría, puede reducir la inflamación. Si se alterna agua fría con caliente, puede favorecer la recuperación muscular, aumentando la eliminación de toxinas y desechos metabólicos.

Activación del núcleo (CORE):

El equilibrio constante y la estabilizadad del cuerpo en el agua da como resultado una activación del núcleo y de los estabilizadores

Mejora de la resistencia:

El agua proporciona una resistencia complaciente. Por lo tanto no hay un “punto de conflicto”. Trabajando a través de la flotabilidad elimina la fase excéntrica del movimiento. Este movimiento concéntrico, produce un entrenamiento muscular, equilibrado y sin gran producción de ácido láctico (agujetas) en comparación a cualquier actividad en el medio terrestre.

REFERENCIAS

  1. GODOY. C.A. Relajación y control del estrés en el medio acuático. Programa Acuático para el Bienestar. Río Negro. Argentina. (2002).
  2. LLORET, M. Natación Terapéutica. Edit. Paidotribo, Barcelona.
  3. SANDERS, M. Fitness acuático. Manual de instructor. Vol. II. Entrenamiento específico y de ejercicios en suspensión. Editorial Gymnos y RFEN. Madrid, (2001).

Montse Gallegos

Preparadora física y entrenadora personal


Etiqueta asignada a este artículo
Preparación Física

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.