Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Berta García: El rugby como forma de vida

Berta García: El rugby como forma de vida
10 Mar 2014 23:03

Recién llegada de las Series Mundiales de VII de Atlanta y Sao Paulo, Berta García nos concede amablemente esta entrevista. Tras practicar atletismo, salvamento deportivo y hockey patines, cierto día del año 2005 comenzó a practicar el rugby, un deporte que genera cada día más adeptos. Licenciada en INEF y Terapia Ocupacional, la fuerza, constancia y determinación son los pilares de su éxito. ¿Una meta deportiva? Mejorar el 9º puesto de Canadá 2006 en el Campeonato del Mundo de rugby XV en Francia este próximo verano.

CURRÍCULUM DEPORTIVO
2013-2014
  • Septiembre-Diciembre 2013. Womens Provincial Championship, New Zealand, Waikato.

  • 6as. IRB World Series Seven Dubai

  • 6as. IRB World Series Seven Atlanta

  • 5as. IRB World Series Seven Sao Paulo

2012-2013
  • 3as. IRB World Series Seven Dubai.

  • Clasificación Mundial XV París 2014.

  • Marriot London Seven.

  • IRB World Series Seven. Amsterdam NED

  • 4as. IRB Rugby World Cup Seven. Moscú

2011-2012
  • Septiembre-Diciembre 2011. Premiership Inglesa en Richmond Rugby Club

2009-2010
  • Campeonas de Europa Rugby XV. Estrasburgo

  • Campeonas de Europa Rugby VII. Moscú

  • Campeonas del Mundo Universitario Rugby VII. Oporto

2008-2009
  • 7as. Cto. Mundo Rugby VII. Emiratos Árabes Unidos.

  • Subcampeonas Europa Rugby VII. Hannover

2007-2008
  • Campeonas del Mundo Universitario Rugby VII. Córdoba
2006-2007
  • 3as. Cto Europa Rugby XV. Madrid ESP

  • 3as. Cto. Europa Rugby Seven. Lunel

2005-2006
  • Torneo VI Naciones Femenino

  • 9as. Cto. Mundo Rugby XV. Edmonton

  • Berta García Alonso
  • Luanco (Asturias)
  • Club: CRAT Universidade da Coruña
  • Jugadora internacional de rugby XV y VIII
  • Entrenadora: Equipo femenino Gijón Rugby Club y categorías sub 12 y sub 14 del Grupo Cultura Covadonga

Tras practicar varios deportes, una amiga te introdujo en el mundo del rugby, ¿qué fue lo que hizo decantarte por este deporte? 

Mi amiga decía que se lo pasaba muy bien, que las chicas eran muy majas y que en los terceros tiempos había muchas risas. Lo que me enganchó ese primer año fue ver la ilusión con la que iban a los partidos de liga gallega, donde contaban historias de la Copa de la Reina que se celebraba en un fin de semana con todos los equipos de España y ese siempre era su objetivo del año. En el bus siempre había canciones para todas, disfraces para las novatas, comida, y mucha integración de todas y cada una de las jugadoras del equipo. Me sentí desde el primer momento parte del equipo y me lo pasaba muy bien fuera y dentro del campo, aunque al principio lo que más me gustó fue lo de fuera; lo de dentro lo vas pillando muy poco a poco, y cuanto más lo conoces más te gusta.

¿Cuáles fueron los valores que hicieron que destinases tu vida a la filosofía del rugby ?

La ilusión, el trabajo en equipo y el compañerismo de aquel equipo en el que comencé y toda la gente que conocí dentro y fuera de los campos de rugby, colaboraron en que mi vida gire en torno al rugby.

Has tenido la posibilidad de marcharte a jugar al extranjero. ¿Cómo surgió la estancia de cuatro meses en Richmond, cuna del rugby europeo?

No fue planeado, surgió la oportunidad y la aproveché. Lo había pensado antes, pero no quería irme sola, así que cuando Maria Ribera me dijo que se volvía a Inglaterra, le dije si podía ir con ella. Mi nivel de inglés no era muy bueno y la estancia me serviría para romper muchas barreras, el idioma era mi objetivo prioritario en aquel momento, estuve yendo a una academia y estudié bastante; contenta con el resultado, y además se rodeó de mucho rugby, fue un ambiente perfecto.

Te defines como una persona con objetivos a corto plazo, ¿Tienes alguna meta que desees cumplir?

«Pensar mucho en el futuro no te ayuda a disfrutar del presente»

Yo no sabría cómo definirme, lo que sí creo es que pensar mucho en el futuro no te ayuda a disfrutar del presente, por eso creo que es mejor ir paso a paso, hay que tener miras a largo plazo, pero que no te frenen. Me encantó una frase que escuché en Nueva Zelanda cuando vimos el vídeo que le pusieron a los Chiefs (equipo de la ciudad de Hamilton) antes de jugar la final de la liga Super XV, que ganaron “Every moment is a new moment”.

El 3 de febrero de 2013 fuiste galardonada con el premio a la mejor deportista femenina por tus logros en rugby por parte del ayuntamiento de Gozón (Luanco), ¿Qué sentiste al conseguir tal reconocimiento? 

Siempre es grato recibir reconocimientos, y que sea donde naciste, pues aún más. Luanco es un pueblo con mucha tradición deportiva, pero el rugby es aún desconocido, poco a poco con las noticias en la prensa de la “luanquina”  y con el torneo que el Belenos organiza en la playa todos los veranos, se está dando a conocer. Me gustó mucho ver a tantos niños y niñas en la gala, que practican deporte en mi pueblo; me encantaría  que no se quedarán ahí, siguieran practicándolo siempre y si pudieran llegar al alto rendimiento que lo intenten.

Además de jugadora de las selecciones de XV y VII, eres entrenadora del equipo femenino de Gijón, además de equipos de categorías inferiores, ¿cómo compaginas la tarea de entrenadora, jugadora y tu vida personal?

Estoy muy agradecida al Gijón Rugby Club y al Grupo Cultura Covadonga porque todo son facilidades por su parte, y en especial a Eduardo. En los equipos que entreno siempre hay otros entrenadores porque no siempre estoy disponible, y esta temporada menos. Entre compromisos con la selección, partidos de liga y la estancia en Nueva Zelanda, no estoy casi nada, pero siempre que puedo voy a ayudar.

Normalmente entreno por las mañanas con un grupo de atletas y opositores a policías, pero el entrenador me hace un entrenamiento específico e individualizado. Por las tardes estoy con las chicas y con los sub 12 y sub 14. A veces también colaboro con el senior, porque estuve con ellos en la pretemporada. Y los pequeños huecos que tengo, para mi vida personal.

Recién llegadas a la liga de Castilla y León, tus chicas del Gijón Rugby Club han conseguido colarse en el segundo puesto del grupo plata de la liga, ¿cómo ha sido la temporada?

Este año ha sido clave para ellas, tras muchos años de esfuerzo sin ver continuidad en partidos, consiguieron competir en una liga, eso animaba a la hora de ir a entrenar, veían la progresión partido a partido y cada vez más chicas se unían al equipo. Este fin de semana fue su último partido en la liga de plata de Castilla y León, perdieron frente a Burgos, pero sus sensaciones al acabar el partido eran muy buenas, habían jugado muy bien y estaban muy contentas; solo piensan en seguir entrenando y mejorando.

¿Qué mensaje lanzarías a tus jugadoras? 

Que sigan con esa ilusión por jugar a rugby, tener sentimiento de club y de equipo para seguir creciendo, porque ese es el camino para conseguir lo que te propongas. Ahora jugarán amistosos y torneos de seven, ideal para que más chicas nuevas se animen a probar y que el equipo siga creciendo.

Después de tu estancia en Richmond en 2011, has tenido la oportunidad de volver a vivir esas sensaciones hace sólo unos meses, pero esta vez en Nueva Zelanda jugando con el Waikato junto a dos compañeras de selección, Irene Schiavon y Patricia García, ¿cómo surgió?

«La New Zealand Experience fue increíble, inolvidable e irrepetible»

A Irene se le ocurrió, y con Gensen Palmer, el entrenador neozelandés que nos hizo de enlace, todo fue muy fácil. Irene me lo comentó en verano y le dije que me compraría el billete en ese mismo momento. Desde ahí todo fue cogiendo forma y la New Zealand Experience se convirtió en nuestra experiencia particular de vida y rugby, increíble, inolvidable e irrepetible.

Irene Schiavon, Patricia García y Berta García en la NZ Experience

Irene Schiavon, Patricia García y Berta García en la New Zealand Experience | Cedida

¿Qué diferencias encontraste entre la experiencia inglesa y la neozelandesa?

Mi experiencia en Richmond fue muy buena, tanto por mis compañeras españolas María Ribera, Bárbara Pla y Eli Martínez, como por las compañeras del equipo (el año pasado en el Europeo de seven en Marbella, nos juntamos 13 jugadoras de Richmond, las 4 españolas, 2 escocesas, 3 irlandesas y 4 inglesas, y nos hicimos una foto juntas).

Pero Nueva Zelanda lo superó todo. Patri, Irene y yo vivíamos en la misma casa y la convivencia fue genial, cada una tenía sus funciones en casa y nos compenetrábamos muy bien. Con las compañeras de Waikato el trato fue muy directo, estuvimos de barbacoa en casa de todas y cada una de las chicas del equipo, nos trataban genial y el apoyo del entrenador y amigo de nuestro enlace neozelandés también fue muy importante y sobre todo el de Chelsea.

Los entrenamientos fueron muy buenos en los dos sitios, pero en Waikato al ser una selección regional había más seriedad y compromiso por parte de las jugadoras y un cuerpo técnico muy profesional y volcado con el equipo.

También fue diferente, que en Londres era otoño y en Nueva Zelanda primavera, y eso aún animaba más. Además, al estar tan lejos de casa aprovechamos para hacer mucho turismo. En Londres visité muchas veces la ciudad con la gente que me venía a ver. En cambio, en Nueva Zelanda nos la recorrimos toda. El viaje por la isla sur en caravana fue increíble, la visita a la Embajada española en Wellington, Auckland City, Rotorua, la playas del este y del oeste, etc.

¿Cuál sería tu mensaje a las personas que se planteen vivir este tipos de experiencias internacionales?

A todo aquel que se anime a vivir este tipo de experiencias le diría que aproveche cada momento, que se integre en la cultura del país y que invierta sus ahorros en hacer todo lo que se le presente.

Una vez disputadas las Series Mundiales de Seven de la IRB en Atlanta y en Sao Paulo, ¿qué destacarías del conjunto español?

Estamos en un proceso de cambio, con un entrenador nuevo y un proyecto muy ambicioso, el equipo está creciendo progresivamente, y creo que vamos por el buen camino. Quiero destacar que el equipo español no solo está formado por las 12 que estuvimos allí, sino que hay muchas otras que vienen por detrás que tendrán que seguir trabajando duro para mantenerse en las series mundiales, pero que el objetivo es a largo plazo y se necesitan jugadoras con una condición física importante y con mucho rugby encima y eso solo se consigue con disciplina y pasión por este deporte.

Me quedo con la actitud demostrada en el campo, el último partido en Atlanta frente a USA siempre fuimos perdiendo, pero si no ves los ensayos, nosotras seguíamos ahí intentándolo hasta el último momento. Y la remontada frente a Canadá demuestra que no damos nada por perdido hasta el último momento. En el último partido en Sao Paulo estábamos muy cansadas, pero también lo dimos todo sobre un marcador ajustado.

Berta García, Patricia García e Irene Schiavon con la camiseta del Waikato

Berta García, Patricia García e Irene Schiavon con la camiseta del Waikato | Cedida

¿Cómo ves a la selección española de cara a la Serie de China del 5 y 6 de abril?

Por lesiones habrá bajas importantes, pero en las concentraciones previas estamos trabajando con un grupo de 16 y de ahí habrá chicas nuevas preparadas para empezar a competir a ese nivel. Todo el grupo está integrando el nuevo proyecto de juego con mucha ilusión. Estamos consiguiendo construir una base sólida para crecer a largo plazo, entendiendo el juego y jugando en equipo, muy compenetradas, respondiendo a cada situación en el campo como equipo en el que las ayudas a tus compañeras, tanto en ataque como en defensa, es lo más importante, y teniendo mentalidad ganadora, que fue lo que nos hizo en Sao Paulo remontar el 19-0 de Canadá para acabar ganando.

En agosto tendrá lugar el Campeonato del Mundo de rugby XV en París, ¿qué objetivo te marcas tanto a nivel personal como de equipo para este acontecimiento?

Al año de empezar a jugar tuve la suerte de ir al Mundial de XV de Canadá, en 2006, y me fastidió mucho, muchísimo habernos perdido el mundial de 2010 en Inglaterra, fue un cúmulo de malos entrenadores, poco tiempo para reaccionar ante el cambio, partido contra Suecia en su casa… Pero para el mundial de este verano el equipo, el cuerpo técnico y la FER se lo curraron mucho. El año pasado era el de la clasificación, hubo tres partidos amistosos de mucho nivel, concentraciones preparatorias y una fase de clasificación increíble, el juego que desplegó el equipo español en El Central de Ciudad Universitaria de Madrid frente a Suecia, Holanda e Italia, era de un equipo mundialista, y por eso este año iremos a París a tratar de reencontrarnos con aquel juego que tanto nos hizo disfrutar a nosotras en el campo y a toda la gente que nos siguió y le habíamos transmitido nuestra ilusión.

Todos los partidos serán complicados y creo que nosotras deberemos centrarnos en nuestro juego y defender como “leonas” desde el primer hasta el último minuto, creo que la actitud positiva y el sentimiento y trabajo en equipo será la clave para hacer un buen papel. Mejorar el 9º puesto de Canadá 2006 lo veo factible.

También formas parte del equipo nacional de seven, conjunto que está luchando por conseguir una plaza olímpica en los Juegos Río de Janeiro en 2016, ¿qué opinas acerca de la reincorporación del rugby seven al deporte olímpico?

Creo que va a ser la clave para que esta modalidad sea reconocida a nivel mundial y que en España aumente el nivel de practicantes de rugby. He seguido el proceso de la incorporación al Programa Olímpico desde que se presentaba la modalidad de rugby XV; la Federación Internacional de Rugby (IRB) lo intentó, pero cuando se dio cuenta que no encajaba por cifras y fechas, comenzó a apostar muy fuerte por la modalidad de rugby a siete, y esto encajaba perfectamente en el Programa Olímpico.

Por eso, en 2009, cuando se presentó como nuevo deporte fue aceptado por el Comité Olímpico Internacional. Recuerdo estar pendiente el día de la decisión y además me llamó Tiki para decírmelo. Lo había hablado en varias ocasiones con él, era nuestro entrenador en la selección española de seven, luego estuvo con los chicos y consiguió llevarlos a las series mundiales. Tiki fue el precursor del Seven en España y consiguió subirse al carro en el momento adecuado.

Con las experiencias internacionales y los compromisos en la Selección Española (tanto XV como VII) ¿qué significa volver a jugar la liga de División de Honor con el CRAT Universidade Da Coruña?

El compromiso con mi equipo, el CRAT Universidade da Coruña, es pleno. Vivo en Asturias y por semana no entreno con ellas, así que siempre espero con muchas ganas que empiece la liga nacional y llegue el viernes para ir a entrenar,  jugar  y pasarme en Coruña todo el fin de semana de risas. Me encanta jugar con mi equipo. Son ya 10 años, por los que pasaron muchas compañeras, pero el núcleo central sigue estando ahí. Cuando yo empecé ya estaban Yaki, Machi, Helen y Alevín, no todas siguen en el campo, pero sí con el equipo y eso ayuda a mantener la ilusión. Estos últimos años hubo personas muy importantes que ayudaron a que siguiéramos creciendo como Vane, Elsa, Moni, Silvia y Laura, el propio CRAT que nos acogió como “su tesoro” y creo que este año se dio un gran salto porque hay muchas nuevas jugadoras, y eso es imprescindible para seguir creciendo.

Como jugadora de rugby internacional y deportista de alto rendimiento, ¿podrías dar algún consejo a todas aquellas personas que luchan cada día por cumplir sus sueños en el rugby español?

Los sueños deben empezar por pensar en tu equipo y mejorar el trabajo en los clubes, es lo que realmente ayudará a subir el nivel del rugby español, cada día deberíamos ser más jugadoras las que practicáramos este deporte y también más personas las que conocieran las características del rugby y los valores que son capaces de transmitirse con este deporte.

«Todo camino requiere un guía, es una de las claves del alto rendimiento»

Para esto son imprescindibles los entrenadores, los directivos y los propios compañeros; si alguien quiere crecer individualmente, no lo puede hacer sin un equipo; además de la perseverancia en el trabajo y en el logro de objetivos. Mi consejo es que todo camino requiere un guía, un mentor, y considero que esta es una de las claves para llegar al alto rendimiento.

Equipo del CRAT Universidade a Coruña

Equipo del CRAT Universidade a Coruña | Cedida

Berta García, entrenadora del equipo del Gijón Rugby Club

Berta García, entrenadora del equipo del Gijón Rugby Clu | Cedida

Berta García con compañeras del Richmond y Waikato

Berta García con compañeras del Richmond y Waikato | Cedida

Berta García corre con el oval con su equipo, el CRAT A Coruna

Berta García corre con el oval con su equipo, el CRAT Universidade A Coruña | Cedida


Etiqueta asignada a este artículo
LeonasAsturiasGalicia

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies