Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
CTO. DE EUROPA BERLÍN

Bienvenidos a Olympia

La historia del Olympiastadion, estadio que albergará el Europeo de Berlín
Especial Campeonato de Europa 'Berlín 2018'
Bienvenidos a Olympia
El Olympiastadion de Berlín | Agrupol
23 Jul 2018 07:07

Llevamos muchos meses oyendo hablar, en el ruedo atlético, sobre Berlín, sobre el Campeonato de Europa de Atletismo. Efectivamente, en la capital de Alemania se disputará la 24ª edición del Europeo de Atletismo. Será entre el 6 y el 12 de agosto.

Berlín será, junto a Glasgow, el foco de atención del deporte a nivel del Viejo Continente. Será la primera vez que esta ciudad acoge el campeonato que coronará a los mejores atletas europeos, aunque sí que ha sido sede, entre otros campeonatos relevantes, de unos Juegos Olímpicos, 1936, y un Campeonato del Mundo de Atletismo al aire libre, 2009. Aunque la competición atlética tendrá dos puntos de interés, el que acaparará más fotos, más imágenes, más horas de competición es el Olympiastadion.

El Olympiastadion tiene capacidad para 74.475 espectadores. Destaca por su pavimento color azul eléctrico y por la impresionante cubierta, que protege todo el gradería del sol y las inclemencias meteorológicas. Como no podía ser de otra manera el «Olympia» ha visto de todo en sus años de historia.

La construcción del estadio (National Stadium o Deutsches Stadion) se inició con la vista puesta en albergar en Berlín los Juegos Olímpicos de 1916. Fue en agosto de 1912 cuando se iniciaron los trabajos de cara a la construcción de la infraestructura principal de los sextos Juegos Olímpicos de la era moderna. Sin embargo, se cruzó en su camino la I Guerra Mundial (1914-1918), motivo por el cual los Juegos tuvieron que ser suspendidos.

Sin embargo, el estadio fue inaugurado tan sólo 200 días después de comenzados los trabajos, el 15 de mayo de 1913. Desde entonces, el estadio se convirtió en el núcleo del deporte de máximo nivel de Alemania, lugar en el que se forjaban los deportistas que estaban llamados a triunfar en los Juegos de 1916. El 26 de julio de 1914 el estadio tuvo que ser clausurado debido a la Gran Guerra, sirviendo, desde 1915, como hospital militar.

Aspecto del antigüo Olympiastadion

Tras la finalización de la I Guerra Mundial, entre 1921 y 1922 se ampliaron las infraestructuras deportivas, pasando a llamarse Deutshces Sportforum, nombre usado hasta la actualidad. Al final de la década de 1920, Alemania, rehecha tras el desastre de la guerra, volvió a albergar esperanzas de organizar unos Juegos Olímpicos. Sin embargo, la Gran Depresión volvió a truncar el sueño olímpico de la capital germana.

En 1930 se celebró en Berlín el Congreso del COI, cuyos miembros quedaron impresionados por las infraestructuras con que contaba Berlín, así como por sus parques deportivos y el entusiasmo por el deporte del pueblo berlinés. El 13 de mayo de 1931 se eligió a Berlín como sede de los undécimos Juegos Olímpicos. Derrotó a Barcelona por 43 votos a 16.

La elección de Adolf Hitler como canciller de Alemania el 30 de enero de 1933 supuso un nuevo giro en lo referente a nuestro estadio protagonista. Los nazis, conscientes de la importancia propagandística del deporte, le dieron un nuevo impulso al estadio, pasando a llamarse Reichssportfeld (Imperial Sports Area).

El plan de Hitler pasa por demoler el estadio y reconstruirlo 10 metros por debajo del nivel del suelo y otros 13 metros por encima del mismo, para así realzar su imagen y su contemplación. La demolición comenzó en marzo de 1934. Hasta 2.600 operarios trabajaron en la construcción de la nueva infraestructura con tal de que ésta estuviera lista para los Juegos de 1936.

En aquellos Juegos, disputados entre el 1 y el 16 de agosto de 1936, participaron un total de 3.956 deportistas, de los cuales 328 eran mujeres. 49 países estuvieron representados en un evento del que destacó el atleta James Cleveland «Jesse» Owens, quien consiguió cuatro medallas de oro (100m, 200m, relevos 4×100 y salto de longitud) en representación de Estados Unidos.

Por países triunfó Alemania en el medallero con 89 medallas, seguida de Estados Unidos (74) y Hungría (16). Tras los Juegos se celebraron diversos eventos en el Reichssportfeld, pero se acabó usando, sobre todo, como campo de entrenamiento paramilitar.

El fútbol comenzó a hacer acto de presencia en «nuestro» estadio el 20 de enero de 1937 al disputarse allí la Copa Nacional del fútbol alemán. Sucedió en partido en el que se enfrentaron el Schalke 04 y el 1.FC Nuremberg. Vencieron los primeros por 2 a 0. Durante los primeros años de la II Guerra Mundial, el Olympia vio la celebración de diversos «campeonatos de guerra» y festivales deportivos del ejército, llegando a ser un punto de encuentro crucial para el entretenimiento de las tropas alemanas. En plena guerra, el estadio sirvió como centro de operaciones, llegando a sufrir diversos bombardeos.

Tras final de la guerra se pudo apreciar cómo el estadio sufrió numerosos desperfectos y varios de sus edificios quedaron en ruinas. Tras la ocupación británica el estadio fue cerrado al público y la armada británica lo usó para su propio beneficio.

Entrada al Olympiastadion | Wikipedia

El estadio fue reabierto por los británicos el 7 y 8 de septiembre de 1946 con motivo de los Juegos de las 8 Naciones, competición de atletismo disputada entre soldados aliados. El 15 de febrero de 1947 el estadio perdió uno de sus emblemas, la Torre de la Campana.

Poco a poco, partes del Reichssportfeld fueron devueltas a las autoridades alemanas hasta que el 12 de junio de 1950 el Senado alemán rebautizó el estadio para pasar a llamarlo Olympiastadion (Estadio Olímpico).

Paulatinamente se fue «desnazificando» el estadio y se comenzó a instalar equipamientos más modernos y prácticos, destacando la iluminación, adaptada para eventos futbolísticos y atléticos. En 1969 se sustituyó la superficie de ceniza por un moderno pavimento sintético a base de Rekortan y sirvió de prueba de cara a los Juegos Olímpicos de 1972, disputados en Munich.

Para el Mundial de fútbol de 1974, organizado por Alemania, se cubrieron parcialmente las gradas hasta conseguir que 26.000 espectadores estuvieran protegidos de las inclemencias del tiempo. Además, se modernizaron los baños públicos y los espacios para la prensa fueron separados por paneles de plexyglass.

Copa del Mundo de fútbol de 1974 en el Olympiastadion

Berlín tenía intención de albergar, de nuevo, unos Juegos Olímpicos en 2004, aunque finalmente se postularon para los Juegos de 2000, que finalmente se disputaron en Sidney. La presencia militar británica en el estadio finalizó el 8 de septiembre de 1994, lo que se celebró con una ceremonia festiva.

Desde entonces comenzaron a surgir ideas para el Olympiastadion, las cuales pasaban por destinarlo a un gran estadio de fútbol.

El 26 de mayo de 1998 el Senado alemán aprobó la restauración del «enfermo» estadio para proceder a su ampliación y destinarlo a múltiples funciones y actividades.

El 3 de julio del año 2000 comenzó la renovación del estadio, que se dividió en 19 sectores, la cual se llevó a cabo sin tener que cerrar el equipamiento. Sólo el Meeting ISTAF, englobado en la Golden League, tuvo que ser cambiado de emplazamiento, pasado a celebrarse en el Ludwig-Jahn-Sportpark. No se tocó la Puerta de Marathon.

Su reapertura se produjo el 31 de julio de 2004 con una gran fiesta. El 8 de septiembre de 2004 jugó su primer partido la selección de fútbol de Alemania. En 2006 concluyeron todos los trabajos de acondicionamiento para acoger la final del Campeonato del Mundo de Fútbol de 2006, celebrado en Alemania. En el Olympia se jugaron 6 partidos de ese Mundial.

Tras varios eventos deportivos y festivos de diverso calado, el Olympiastadion volvió a acoger un evento de enorme relevancia con motivo del 12º Campeonato del Mundo de Atletismo.

La renovación más destacada para entonces fue la del pavimento, pasado a tener el precioso azul que tiene hoy día. En ese Mundial España consiguió una medalla gracias a Jesús Ángel García Bragado (bronce en 50km marcha). Inicialmente fueron dos medallas, pero la otra corrió a cargo de Marta Domínguez, la cual fue deposeida de ella por tramposa gracias al dopaje. En ese Mundial consiguió batir Usain Bolt los vigentes récords mundiales de 100 m (9.58) y 200 m (19.19).

En la actualidad, el Olympiastadion es el campo de referencia del Hertha BSC, vencedor de la Bundesliga en la temporada 2010/2011.

Así las cosas, todo está preparado para que el Olympiastadion reciba a los mejores atletas europeos de la actualidad.

Fran Aguilera

Corredor, Diplomado en Educación Física, Monitor de Atletismo, Entrenador Nacional de Ciclismo. Mijas (Málaga)


Etiqueta asignada a este artículo
BerlínCampeonato de Europa Berlín 2018

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.