Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Carles Castillejo: «Me prometieron dos liebres, y yo no dudé de la organización en ningún momento»

Carles Castillejo: «Me prometieron dos liebres, y yo no dudé de la organización en ningún momento»
18 Nov 2013 20:11

CARLES CASTILLEJO

CARLES CASTILLEJO EN LOS JJOO DE LONDRES | Ellocoquecorre.com

Como os contábamos en la previa de la 33ª edición de la Maratón Divina Pastora de Valencia, Carles Castillejo era el español que mejor colocado estaba en la lista de salida de la carrera. Iba a Valencia con el objetivo de rebajar su marca personal y acercarse a la selección para el Campeonato de Europa de Maratón en Zúrich. Según las últimas declaraciones expuestas en su blog, Carles tenía “mucha ilusión depositada en esa maratón” y se iba a dejar la piel “para poder estar allí en perfectas condiciones”.

Sin embargo, durante la maratón celebrada ayer, Castillejo optó por retirarse en el kilómetro 16. Se quedó solo, en tierra de nadie. Al terminar la prueba expresaba su malestar con la organización, pues le habían asegurado unas liebres que luego no estuvieron.

TheWangConnection pudo hablar con Carles esa misma tarde, y él mismo nos dio su versión de los hechos, advirtiéndonos que “Seguramente mi versión difiera mucho con la de la organización, pero bueno, yo te lo cuento todo desde mi punto de vista.”

Todo comienza hace varias semanas, cuando Castillejo decide incluir dentro de su calendario de competiciones la Maratón de Valencia, distinguida con la medalla de bronce de la IAAF: “Yo hablé con mi representante y le dije que me interesaba correr el maratón de Valencia y que se pusiera en contacto con la persona que lo lleva, que es Paco Borao, que muestra bastante interés. Me pregunta que cuáles son mis intenciones, a lo que yo le digo que quiero correr en 2 horas y 9 minutos. Entonces me dice que van a montar dos grupos: El primero para bajar de 2 horas y 7 minutos y un segundo grupo en el ritmo que yo elija”.

Ante estas magníficas condiciones, Carles acepta, y comienza a dirigir su preparación hacia esta carrera, con un objetivo muy claro: correr en 2 horas y 9 minutos. Incluso viajó a Valencia las semanas previas a la competición, con el fin de rodar por el circuito y familiarizarse más con él. “Esa semana me reuní con Paco y me explicó de nuevo lo de los dos grupos y me dijo que ellos cuidaban mucho estos detalles”– nos cuenta el corredor. “Me transmite mucha seguridad y claro, yo nunca pongo en duda a las personas ni creo que me vayan a estar engañando”.

«Yo nunca pongo en duda a las personas ni creo que me vayan a estar engañando»

A mitad de semana recibe la llamada de su mánager, que le pregunta si le viene bien que Hasan Auchard pase la media maratón en un tiempo de 1:04:30: “Le digo que sí y entonces así se queda, las liebres pasarían en ese tiempo”.
Castillejo se traslada a Valencia el jueves y asiste a la rueda de prensa del viernes. En ésta se vuelve a  hacer hincapié en la existencia de dos grupos con liebres:  “En la rueda de prensa se repite lo de los dos grupos con liebres para que yo pueda ser el primer español en bajar de 2:10 en territorio español. Hasta ahí todo normal”– comenta Carles.

Los problemas empezaron a aparecer el sábado durante la reunión técnica: “En la reunión técnica el mánager dice que habrá un primer grupo con liebres que pasarán la media en 1:03:20 y el segundo grupo, un grupo muy numeroso, en 2:09 pero sin liebres”. Esto dejó descolocado al atleta, que no duda en preguntar acerca de eso: “Ahí yo levanto la mano y le digo que cómo iba a asegurar el ritmo si no había liebres. A eso él me dijo que como íbamos a ser muchos, según inscripción, e iba a haber unos cuantos africanos, ellos seguro que iban a tirar y ya nos hacían de liebre. Y yo le dije que los africanos corren a tirones y a mí se me habían prometido dos liebres”.

Carles no duda en llamar inmediatamente a su representante para que se ponga en contacto con Paco Borao, quien reitera una vez más que  “Efectivamente sí que había dos liebres”.

Esa misma noche Carles habla personalmente con Borao: “Por la noche hablé con Paco y me corroboró que tenía dos liebres, una de ellas Hassan, con un tiempo de paso de 1:04:30. Me voy a dormir sabiendo eso”.

Llega el día “D”, el de la carrera. Se da el pistoletazo de salida y en seguida comienzan a pasar a Carles “los 5 o 6 africanos que sé que me tenían que pasar”. Sin embargo, poco después empiezan a sobrepasarle más y más atletas africanos.  “Entonces miro hacia atrás, veo que no tengo liebre ninguna; miro hacia adelante, el grupo de cabeza ya me sacaba mucho… “– nos explica con impotencia. “Ante esta situación, intento contactar con el grupo de cabeza pero ya era imposible, se me habían escapado mucho. Y a partir de ahí fui solo, en tierra de nadie”.

«Ante esta situación, intento contactar con el grupo de cabeza pero ya era imposible, se me habían escapado mucho.»

Viéndose ante tal circunstancia, Carles decide abandonar la carrera, siendo la primera vez que lo hace por un motivo distinto a una lesión: “Al final opto por parar, porque así no iba a hacer ni marca personal ni mínima para el Campeonato de Europa”.

Castillejo insiste en que ha sido un gran error, pues él había realizado su preparación con la mente puesta en esta carrera, sabiendo que podría lograr su objetivo: “Yo no voy a ir a Valencia a hacer un “entrenamiento de calidad”, como algunos dicen, teniendo el Campeonato de España el fin de semana que viene donde si bajas de 2:13 y quedas 1º o 2º te dan la plaza para Zúrich.  Esto no funciona así. Yo había hecho la preparación pensando en Valencia”.

«Yo había hecho la preparación pensando en Valencia»

Carles se siente engañado y defraudado por la organización, que no cumplió la promesa que habían pactado. En ningún momento dudó de la palabra de Paco Borea, porque no tenía motivos para hacerlo: “Estamos hablando de una maratón de categoría IAAF, que tiene un prestigio. Entonces si a mí desde un principio me dicen que me van a poner dos liebres, yo me lo creo. Sí que es cierto que como esas dos liebres iban a ser africanas, hablé con Rafa Iglesias y le dije que viniera, hiciera los 10 primeros kilómetros, y así evitábamos que las liebres se embalaran y se fueran con el primer grupo. Pero Rafa se puso enfermo esta semana y le dije que no pasaba nada, que teniendo dos liebres yo les iba ir ordenando el ritmo como pudiera”

«Si la organización no me hubiera facilitado liebres, yo mismo me las habría pagado»

Insiste en que si la organización no le hubiera proporcionado y prometido liebres, él mismo se las habría llevado: “Si la organización no me hubiera facilitado la liebre, yo me las habría pagado. Pero si me las pone la organización, ¿para qué me voy a gastar yo el dinero? Nacho Cáceres me ha dicho en varias ocasiones que él venía y me ayudaba, y yo le dije que no hacía falta porque él compite la semana que viene y yo tenía dos liebres, porque confiaba en que así fuera. O sea que gente no me faltaba, pero no dudé de la organización en ningún momento”.

Ahora le toca reponerse de lo ocurrido en el día de ayer y mirar al futuro con otra perspectiva, siempre con el deseo de no detenerse en su camino y seguir intentándolo:“Ahora la faena es recuperarme psicológicamente de lo de hoy y pensar en si corro o no la semana que viene; y si no corro, correr en Castellón en tres semanas. Tengo que buscar soluciones alternativas, porque claro, el estado de forma lo tengo y no quiero desaprovecharlo”.


Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies