Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

¡Caro, casi suena la… gaita!

23 Oct 2015 09:10
Carolina Marín, Yonex Denmark 2015 | Badminton Photo

Carolina Marín, Yonex Denmark 2015 | Badminton Photo

Carolina Marín disputará los cuartos de final del Yonex French Open a Maria Febe Kasumastuti, al imponerse 21-15, 7-21 y 21-16 a la escocesa Kirsty Gilmour en algo más de una hora. Casi suena la flauta o mejor, la gaita, pero parece que a Carolina le gustan las pendientes cuanto más tiran hacia arriba y en uno de sus arrebatos de furia y juego decidió la suerte de la tercera manga y del partido.

Pabellón Pierre de Coubertin, algo más de las tres de la tarde, y Carolina está a punto de poder contar que salió airosa de lo que le tenía guardado la Gilmour; un recital de su mejor bádminton con el que ha desquiciado a la nuestra por momentos, y un juego que ha puesto a prueba a la onubense en los 61 minutos de este partido tan intenso como extraño. Sin seguir un patrón determinado y leyendo con acierto los movimientos de la escocesa, Carolina se ha hecho con la primera manga, pero en la segunda se ha visto sorprendida por una rival que se ha crecido según ha ido sintiéndose a gusto, y que ha terminado por dominar toda la pista y por sembrar muchas dudas en la nº1 del mundo.

7-21 es un tanteador inusual, sobre todo si el 7 se lo hacen a Caro pero no nos cansaremos de repetir que en este deporte las rachas no duran más de un set; los buenos momentos e incluso los momentos de verdadera grandeza se rompen como un cristal cuando la que juega al otro lado tiene el día, y tú no. Por eso antes de lanzar aventuradas teorías sobre cómo está Carolina habría que preguntarse quién es la otra, alguien que este jueves habría vencido, sin duda, casi a cualquier jugadora del mundo. Pero no a la onubense, que en la última manga ha respondido a la agresividad con coraje y a la raza con furia, para haciendo gala del bádminton de una bicampeona mundial derrotar a Kirsty Gilmour en el encuentro “trampa” de la semana.

Y a la hora de la cena del jueves el postre será Maria Febe Kasumastuti, la indonesia que nos privó de un Carolina vs Bea en este incomparable marco parisino. No es de las que ayudan con su estilo a que se luzca la española, más bien de las que propone partidos “feos” y duros, pero no debería bastar si, insistimos, Carolina tiene uno de eso buenos días a los que nos tiene acostumbrados o en este caso, buena tarde.

La que ha caído en octavos ha sido Wang Yihan, a manos de nuestra “japonesa favorita” Nozomi Okuhara, que ya espera en cuartos a otra Wang, Shixian; a ver si algún amigo que hable japonés le transmite que algún día nos gustaría conocer sus impresiones en Wang… Connection.

Tomás García

Diplomado en Magisterio, AA Salesiano.

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies