Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Carolina Marín es… «Rápida y mortal»

08 Sep 2015 17:09
Carolina Marín, Mundial Yakarta 2015 | rtve.es

Carolina Marín, Mundial Yakarta 2015 | rtve.es

«Tú robaste mi vida», sale de los labios de Sharon Stone justo antes de ser más rápida que el viento, y que Gene Hackman. Pero no sólo vence por su destreza, sino por su fe, la creencia más allá del bien y del mal de que ese día y a esa hora un rayo habría perdido contra ella. Veinte años después de que una mujer fuese protagonista en el western de los noventa vuelven las miradas, los gestos, el sudor en la cara, y un puñado de mujeres que ¡a Dios gracias!, esta vez no tendrán que disparar, para ir pasando cada ronda, que siempre será la última para una de ellas.

“Tú robaste mi número uno”, es algo que Carolina Marín no ha dicho, pero que tal vez piense si su último duelo en Tokio es otra vez contra Saina Nehwal. Bienvenidos al Open de Japón, donde ocultos en las ventanas entreabiertas del callejón o escondidos entre las puertas del salón seremos testigos, una vez más, de un torneo Super Series del KO, uno de esos donde el menor error se paga.

Y si no que se lo digan a nuestra Carolina. ¿En qué piensa en el intenso silencio de un duelo una jugadora que ya ha derrotado a Carolina? Piensa que puede hacerlo de nuevo. El primer plato de la onubense, la japonesa Yui Hashimoto, es un ajuste de cuentas por lo sucedido en Indonesia, y si sale airosa la espera todo un elenco que no tiene nada que envidiar al de peli de Sam Raimi. Gene Hackman, Leonardo DiCaprio, Russell Crowe… dan paso a Saina Newhal, Ratchanok Intanon, Wang Shixian, y tal vez, sólo tal vez, el domingo la espera en la esquina de la calle más larga, Saina Nehwal.

Será interesante ver cómo defienden las japonesas su territorio, una vez han llegado al pueblo las primeras raquetas del este y del oeste, de China, de Tailandia y cómo no, de España. Y si normalmente apostamos por alguien unos dólares, en este spaghetti del bádminton que sea el pellejo, y que sea por Nozomi Okuhara, la jugadora local que en su torneo debería enseñar sus pistolas. Y por Michelle Li, que abre nada menos que con Wang Yihan, pero aún así espero mucho de la canadiense. Y sobre todo de la nuestra, cuya mirada justo antes de soltar el volante hace temblar a las rivales que ven cómo nada perturba su calma cuando se la está jugando. No vence sólo por la rapidez de su mano izquierda, sino por su fe inquebrantable en su mano izquierda.

Cartel del film 'Rápida y mortal'

Cartel del film ‘Rápida y mortal’

Tomás García

Diplomado en Magisterio, AA Salesiano.

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies