Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Carolina, qué bien nos ha sentado el madrugón

13 Ago 2015 09:08
Carolina Marín | Zimbio

Carolina Marín | Zimbio

Incluso sin dejar que sonase el despertador algunos ya estábamos delante de la tele, poco antes de las seis de la mañana, para ver el duelo entre Carolina Marín y Pai Yu Po. La jugadora de Taipei “nos ha dado la mañana” en su afán de hacer el partido de su vida contra la campeona del mundo, algo a lo que se enfrenta ya Carolina en cada envite y que sin embargo no ha sido suficiente: 1 hora y 14 minutos ha necesitado para jugar mañana aquí otra vez, 21-11, 18-21 y 21-17, y convertirse en una de las mejores ocho jugadoras del mundo. Algo a lo que no nos cansaremos de dar valor sobre todo, viendo cosas como las de hoy.

Yakarta, día 2.

Durante la primera manga, Carolina ha llevado la iniciativa a la red desconcertando a la asiática, muy limitada en sus respuestas, hasta que con 15-11 en el luminoso nos hemos llevado un susto… mundial: la española ha quedado en el suelo, tras un mal gesto de su tobillo izquierdo y la sombra del peor de los fantasmas ha planeado desde Indonesia hasta España. Cuando Caro, medio cojeando, ha vuelto a la pista no podíamos imaginar lo que pasaría después: parcial de 6-0 para la española, y set, exhibiendo un juego muy ofensivo.

Pai Yu Po | Victor

Pai Yu Po | Victor

Y entre tantas emociones hemos llegado al ecuador del segundo acto, a partir del cual unos momentos de relajación de la onubense han favorecido que Pai Yu Po se creciera con su golpe de derecha para apretar el marcador. Tras una defensa numantina de su ventaja, la asiática ha forzado un tercer set que la verdad, pintaba de manera incierta, visto lo visto.

Carolina ha disputado la iniciativa a Po en el tercero, estrategia que le ha valido el partido. Hemos vuelto a verla sorprendiendo a su oponente en la red y cambiándole constantemente, frente a una rival que lejos de rendirse ha tratado siempre de separarse de la de Huelva para usar su derecha; la de Taipei, de menos a más y tras meternos el miedo en el cuerpo en el tramo final, se ha estrellado sin embargo con la defensa de Carolina.

Caro no da la sensación de estar ya al 80, sino en mejor forma y cada ronda que pasa la hace más fuerte. Sus rivales se dejan la vida contra ella por ser ella, pero la nuestra no venderá su piel más barata que nadie, porque quiere esto colgado en la pared de su habitación.

Y como siempre, con sumo respeto: el tópico de no hay enemigo pequeño deja de serlo en bádminton, donde cada partido se debe a las sensaciones de cada día y donde lo más importante es no levantarse con el pie izquierdo. Bueno, menos hoy; levantarse sobre su dolorido pie izquierdo cuando estaba tendida le ha permitido continuar en el torneo.. No conocemos el nombre de su rival a esta hora, pero ampliaremos con todo lo sucedido en el resto del cuadro, sino no seríamos nosotros.

#VamosCaro

Tomás García

Diplomado en Magisterio, AA Salesiano.

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies