Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
FIRMAS

Celia

Las leyendas nunca mueren
01 Oct 2018 13:10

Celia Barquín | Iowa State University

¿Sabes lo bueno que tiene el deporte? Que permite que las leyendas nunca mueran. Y, como bien dice una frase muy conocida, “Nadie muere mientras se le recuerde”, Celia.

Y tú siempre vas a estar tan viva en nuestras cabezas que va a ser imposible que desaparezcas del todo.

Sin conocerte, tu noticia me marcó profundamente. Yo siempre he sido tan quejica, “que si tengo mucho frío”, “que estoy cansada”, “me duele la cabeza” … expresando mi malestar en un intento de sobrellevar mejor el dolor, puesto que es mi manera de exteriorizar un mal momento, una sensación, el dolor. Sin embargo, el leer tu noticia me impresionó tantísimo, Celia, que no pude menos que pensar: me quejo por despertarme con dolor de cabeza, o de pasar frío, cuando la razón por la que me ocurre eso es Porque me Puede Ocurrir. Porque estoy viva, porque respiro, y cualquier ser vivo siente dolor…

Cualquier ser vivo.

Si supieras a la de gente que has llegado, Celia, sin apenas conocernos. Cuando el otro día hablé sobre ti con mi abuela, se le pintó un gesto de dolor en la cara y musitó: Era tan joven… Tan joven…

Tenías un mes menos que yo, Celia. Solo uno menos.

¿Como no nos va a horrorizar? Y ya no solo por tu edad, Celia. Lo que más rabia me dio es que te lo currabas, que eras una campeona de la cabeza a los pies, que tenías la cabeza en su sitio y con tan solo 22 años, ya habías llegado altísimo, mucho más de lo que algunos llegaremos en un plazo de 5, 10 o 15 años, duela o no reconocerlo. Sin conocerte, y por lo que he leído de ti (que no se aproximará nunca a describir la persona que realmente eras) me da la sensación de que eras una trabajadora incansable y constante.

Constancia, que es lo que más asusta a muchas personas, incluida a mí.

Leí que un antiguo profesor tuyo te daba clases extra de matemáticas porque querías ser la mejor en ellas. Con tan solo 22 años debías tener un increíble nivel de inglés viviendo en Iowa, y buenísima cabeza para acabar tu ingeniería en 5 años, teniendo en cuenta que entre medias practicabas golf de alto nivel y hacía unos días te habías proclamado campeona europea de dicha disciplina.

Ibas a estar entre las más grandes, Celia. Entre Almudena Cid, Mireia Belmonte, Gemma Mengual, Carolina Marín, Blanca Ares… Entre las más grandes de nuestro deporte femenino.

Te admiro Celia, de verdad. Prometo quejarme menos y trabajar más, porque al menos esa será mi forma de rendirte homenaje. Aprovechando y peleando la vida como tú en tus apenas 22 años de vida, y disfrutando de lo que tengo en el momento, porque nadie sabe qué ocurrirá el día de mañana.

¿Ah, y sabes qué, Celia? Antes he escrito que hubieras llegado a estar entre las más grandes…

No obstante, para mí ya estabas en lo más alto.

Celia Barquín | Iowa State University

Adriana Barroso

Adriana Barroso. Graduada en Filología Hispánica. Atleta y soñadora.


Etiqueta asignada a este artículo
Celia Barquín

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.