Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Con A de Valdemoro

Con A de Valdemoro
24 Jun 2013 19:06

Amaya Valdemoro | FEB-Alberto Nevado

Coraje, carácter, ambición, sacrificio, garra, profesionalidad, orgullo, lucha, superación, son muchos de los calificativos que definen la personalidad de la mejor jugadora española de baloncesto, hasta estos momentos, Amaya Valdemoro, madrileña, de Alcobendas, a más señas, de sobra conocida por los amantes y seguidores de este maravilloso deporte, capaz de despertar filias y fobias difícilmente de explicar, sí esa es Amaya Valdemoro, la capitana de la Selección Absoluta española.

Sí, esa que es capaz de imprimir carácter en los momentos difíciles de un partido, en los que el marcador se atasca, defendiendo siempre los colores de España, mientras el rival echa el aliento en la nuca de tu equipos; sí, esa que con su sonrisa picarona, deja entrever, muchas cosas, imperceptibles para el común de los mortales; sí, esa que es capaz de reventar la defensa de tu equipo, cuando creías que estaba todo controlado, a base de dos más uno para dar la puntilla con un triple sobre la bocina; sí, esa jugadora que odias cuando la tienes como rival y que te gustaría que puntuara para las tuyas; sí, esa es Amaya Valdemoro, la que se crece cuando la pitan, la que se emociona cuando la aplauden, sí, esa es, Amaya Valdemoro.

La jugadora española que a día de hoy más veces ha vestido y defendido los colores de España, por delante de otras dos grandes, Betty Cebrián y Marina Ferragut; sí, esa que sigue disfrutando, con cada canasta, con cada partido, ahora más si cabe, sabedora de que el tiempo sigue corriendo, mientras agota sus últimos momentos con su equipo de toda la vida, la Selección española, con la que sigue trabajando para junto subirla a lo más alto en este último Europeo para ella.

Sí, esa que hace ya algunos años comenzó en el Tintoretto, pasando por el Universidad de Salamanca, Dorna Godella, Halcón Viajes, Pool Getafe, Ros Casares Valencia, Rivas Ecópolis, o fuera de España, en el Samara y CSKA Moscú en Rusia, o en los Houston Comets en la WNBA; sí, esa que esta pasada temporada ha vivido una última experiencia fuera de casa, militando en el Tarsus Belediyesi en Turquía, que sin duda le ha ayudado a seguir creciendo sobre todo como persona, para, haciendo una cura de humildad, terminar la temporada en el Centros Único Real Canoe de Liga Femenina 2, con el que llegó a jugar la fase de ascenso, que se disputó en la ciudad de Cáceres y que le ha ayudado a llegar en forma a este, su último, Eurobasket, el de Francia, que en estos momentos está disputando.

Sin duda, una  gran jugadora, que sigue viendo en cada etapa vivida, una oportunidad para seguir aprendiendo, para seguir creciendo, orgullosa de que en sus vitrinas ocupen espacio, vivencias y recuerdos, los tres anillos de la WNBA conseguidos, la medalla de bronce conseguida en el 2010, en uno de los cinco mundiales en los que ha participado, o esas cuatro medallas conseguidas en los seis Eurobasket en los que ha representado a España (bronce en Grecia 2003, bronce en Turquía 2005, plata en Italia 2007 y bronce en Letonia 2009) desde que en 1995 debutara con la Absoluta, además de haber conseguido ser olímpica en dos ocasiones, en  Atenas 2004 y en Pekín 2008.

Sin duda, un palmarés que deja patente la valía de una jugadora, tanto en el ámbito nacional como en el internacional, al que hay que añadir, además, ocho veces la Liga española, nueve veces la Copa de la Reina, cuatro veces la Supercopa de España, tres la Copa de Rusia, una la Superliga de Rusia, tres veces la WNBA, una Euroliga y tres Mundial de Clubes.

Envidiablebsu trayectoria y sus éxitos, a los que hay que añadir además la Real Orden del Mérito Deportivo (medalla de Bronce 2002 y de Plata 2008), tres veces AllStar de la Euroliga, MVP del Eurobasket (2007), MVP de la Copa de la Reina (2004), máxima anotadora del Eurobasket (2005) o máxima anotadora del Mundobasket (2010).

Toda una vida dedicada a lo que más le gusta, el baloncesto, al que ha contribuido escribiendo una de las hojas de la historia de este maravilloso deporte, rubricándolo con el nuevo record en internacionalidades, nada más y nada menos que 245 con la Selección Absoluta defendiendo los colores de España, con los que se encuentra plenamente identificada y con la que a día de hoy sigue vibrando.

Sí, esa es Amaya Valdemoro, que dejará huella y que su ADN permanecerá siempre impregnado en el carácter ganador de nuestra Selección Absoluta, como parte de la identidad de España.

Gracias por tu inestimable contribución, a que el baloncesto femenino español ocupe en nuestras retinas lo más alto del pódium, mientras orgullosa paseas los colores de España.

¡Gracias Amaya!

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies