Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Con los pies sobre la tierra

Con los pies sobre la tierra
05 Abr 2014 06:04

Comienza la temporada sobre tierra batida

Comienza la temporada tenística sobre tierra batida

Comienza la temporada tenística sobre tierra batida | rtve

La temporada de tierra ya está aquí. Tras un inicio de curso muy intenso y más positivo que negativo para los jugadores españoles en el circuito ATP, llega la que suele ser su superficie fetiche: la tierra batida. Aunque en la parte inicial del curso el calendario refleje algunos torneos sobre arcilla, lo cierto es que los títulos más importantes comienzan a disputarse en este periodo comprendido entre abril y junio. Esta parte del calendario constituye una de los periodos en los que hay una cantidad de puntos en juego muy grandes. Eso es debido a que en un periodo aproximado de dos meses han de disputarse tres Masters 1000 (Montecarlo, Madrid y Roma) y el segundo Grand Slam de la temporada, Roland Garros. En total hace una suma de 5000 puntos (sin contar algún ATP 500 entre medias, como el Godó) que son clave, sobre todo, para los jugadores que se encuentran en las primeras posiciones del ranking.

En esta superficie los jugadores españoles han obtenido históricamente mejores resultados que en otro tipo de pistas, ¿a qué se debe esto? Esto se debe a que el juego en tierra es mucho más lento, los puntos duran más y en nuestro país ha habido siempre una gran tradición por jugar en este tipo de pistas, situándose la mayoría de ellas en la zona del levante español, donde hay una gran costumbre por el deporte de la raqueta y por el deslizante polvo de ladrillo. También, al igual que nuestros jugadores arrasan cada año, (y más en los últimos tiempos) hay jugadores a los que se les atraganta esta superficie. El ejemplo más claro en la actualidad sería el caso de Andy Murray que año a año intenta mejorar su rendimiento sobre tierra, pero al escocés se le sigue atragantando; jugadores históricos que nunca se han sentido especialmente cómodos en este tipo de pistas: Pete Sampras, John McEnroe, Stefan Edberg o Boris Becker nunca han conseguido alzarse con la copa de los mosqueteros en ninguna ocasión, siendo ésta su gran laguna tenística.

Esta misma espina es la que se le atraganta al actual número dos del mundo, Novak Djokovic, quien desea reinar este año en el torneo más importante de esta parte del calendario y acabar con la hegemonía de Nadal. Este dominio aplastante del balear en arcilla desde el año 2005 se ha visto amenazado en pocas ocasiones, pero en casi todas (menos la sonada derrota ante Söderling en París hace cinco años) ha estado presente al otro lado de la red la figura del jugador nacido en Belgrado: Fue en 2011, el año dorado de Nole, cuando ganó por primera vez a Rafael Nadal sobre arcilla, ya que le arrebató los Masters 1000 de Roma y Madrid, y en Montecarlo 2013 Novak consiguió derrotar a Nadal en una de sus pistas favoritas (y seguramente de muchos por su ubicación privilegiada junto al mar) en la que nunca había perdido.

Además esta victoria privó al decimotercer campeón de Grand Slam de conseguir una marca histórica que nadie ha conseguido en la historia profesional del tenis: ganar un torneo nueves veces. Este año la batalla por el número uno se declinará hacia el lado de uno u otro en función de sus resultados en tierra, pues el número uno defiende más de 5000 puntos y el número dos también una importante suma.

Obviamente el ecuador de la temporada nos va a dejar muchísimas cosas interesantes a parte de esta dualidad que existe por situarse en el más alto escalafón del tenis: seguiremos muy de cerca al a David Ferrer, finalista del Roland Garros el año pasado, observaremos el progreso de toda la armada en conjunto y en especial de los jugadores españoles que hasta el momento están dando que hablar, como por ejemplo Roberto Bautista… Todo esto pasando por descubrir si el gran momento de forma de Wawrinka continuará, y desvelar otras incógnitas en cuanto al rendimiento de las otras alternativas que aspiran a dominar en estos torneos y, en general, durante toda la temporada. Así pues, pongamos los pies sobre la tierra, adentrémonos en este apasionante y decisivo tramo de la temporada tenística. Disfrutémoslo con el deseo de que nuestros jugadores sean capaces de brindarnos tan buenos resultados como en campañas anteriores ¡Comienza la temporada de tierra batida!

@Alex_238

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies