Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

‘Correr, un modo de vida’ por Diana Martín

‘Correr, un modo de vida’ por Diana Martín
12 May 2013 01:05

Diana Martín en los Juegos Olímpicos de Londres | Archivo Diana martín

La pregunta de ¿por qué corres? tiene múltiples respuestas. Por salud, por diversión, por obligación… Para mí correr es una actividad de la vida diaria como puede ser comer o dormir. Es una necesidad para mi bienestar físico y mental. El sueño regenera el cuerpo, el agua sacia la sed y correr llena mi vida.

Me he pasado la vida corriendo. Comencé con el atletismo a los 8 años y desde que tengo uso de razón, recuerdo ir a todos los lados corriendo: porque llegaba tarde o por ahorrar tiempo. Pero mi vida, a los 32 años, la puedo resumir en tres acciones: estudiar, correr y viajar. Desde el colegio, pasando por el instituto, hasta mis tres carreras universitarias ( Terapia Ocupacional, Empresariales y Económicas) todo ello lo he compatibilizado con éxito con el atletismo. ¿Cómo? Estudiando en los viajes, repasando temas mientras corría, entrenando en horas libres de clases… en definitiva, optimizando el tiempo.

De hobby a profesión. Siempre me ha costado sentirme como una atleta profesional porque correr ha sido mi afición y mi diversión. Pero hace tres años, tomé la decisión de sentirme como una trabajadora más. Debía emplearme a tiempo completo si quería cumplir mi sueño de estar en unos Juegos Olímpicos. Y es que atletismo es más que correr. Implica ejercicios, gimnasios, técnica, fuerza, rutinas, cuidados en la alimentación… que realmente es lo que más cuesta. No hay quejas ni excusas. Aquellas sí que son obligaciones que hay que cumplir como un empleado más.

El atletismo me ha dado lo que más quiero. No le puedo pedir más, el atletismo me ha permitido viajar por tres continentes, desde Japón, Corea y Tailandia hasta Londres, Helsinki, París y Berlín pasando por Ammán o Estambúl. He conocido diferentes culturas, costumbres y gastronomías. He compartido experiencias increíbles como montar en elefante, probar el sake japonés, comer en el suelo, visitar el busto de Neffertiti. También he vivido unos JJOO, compitiendo en un abarrotado estadio de 70.000 personas, cruzándome en el pasillo con el vecino Gasol, compartiendo carpa de calentamiento con Usain Bolt, y presenciando algunas medallas españolas. Los valores de constancia, sacrificio y juego limpio los llevaré para el resto de mi vida. Amigos increíbles se han quedado por el camino y otros estarán siempre conmigo. Pero lo mejor que me ha regalado el deporte es mi marido, amigo y compañero de fatiga: Jose M. Abascal.

Correr es de valientes. Quien piense lo contrario debería de vernos a los corredores aquellos días de lluvia intensa, nieve, granizo, vientos huracanados… o, en el extremo opuesto, en aquellos días de 40º que salimos a correr cuando las autoridades sanitarias recomiendan no salir a la calle… o también en esos días que el cansancio es tan fuerte que se confunde con la enfermedad… También podríamos explicarles que hay días en los que las manos se te hielan y tardas en poder escribir, o que corremos con lesiones a sabiendas que peligran nuestra integridad física (en mi caso, he acabado varias competiciones en la ambulancia…) Quizá, quien piense que correr es de cobardes, ahora dice que es de valientes… y también de ¡locos!


Etiqueta asignada a este artículo
Medio fondoDiana MartínValores

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies