Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

‘Cuando una leona ruge de verdad’ por Eva Sanz

‘Cuando una leona ruge de verdad’ por Eva Sanz
01 Jul 2013 02:07

Oval firmado por la selección nacional femenina del XV | TWC

En estos días, quien más y quien menos, ha podido seguir a nuestras leonas en su periplo del Mundial de Moscú. Hay quienes llevan muchísimo más tiempo siguiéndolas, quienes han comenzado en el pasado Europeo de Madrid o quienes las llevan siguiendo desde tiempos inmemorables en las distintas ligas regionales o en las correspondientes ligas extranjeras. Para todos vosotros, y para quienes aún no las conozcan, va este artículo.

Es imposible ver un partido de rugby de cualquiera de estos equipos y no sentir, no emocionarse o no pelear con ellas imaginándose en una melé o siendo el equipo que saca una touch, si no te emocionas quizá no veas el rugby como hay que verlo: con el corazón.

Para una servidora estas leonas son mucho más, van más allá de su nombre y de las jugadoras que son, veo en ellas a las personas que representan. En cada partido que juegan, en cada entrevista que dan, o en cada información que nos ofrecen, nos muestran las dos caras de una moneda: la jugadora que demuestra la fuerza en el campo y la persona que deja su corazón enseñando lo que más las apasiona.

Me gustaría ser más imparcial escribiendo cosas así, pero no puedo. Las veo en el campo y no solo veo al equipo titular, también veo al resto de convocadas o aquellas que se cayeron por una lesión, como fue el caso de Laura Esbrí. Pero no es solo eso, nuestras leonas no son solo un cuarto puesto, son muchísimo más. ¿Dónde quedaría su juego si no pusieran el alma en el partido? ¿Dónde quedaría cada victoria si tras ella no hubiera una derrota amarga? ¿Dónde estaría todo el trabajo realizado si tras cada caída no hubiera un alzamiento que dijera “nosotras podemos”? Quién sabe dónde…

«Adversarias en el campo y amigas fuera de él, así es el rugby: templanza, fuerza, destreza, rapidez visual, buen juego y, cómo no, caballerosidad»

Un partido no son solo números, no son puestos clasificatorios (cierto, también importan, pero tras esos puestos va muchísimo trabajo que rara vez se valora, por no decir nunca). Cada día de entrenamiento, cada partido bajo climatología adversa, cada lesión que temporalmente las ralentiza (como en el caso de Isabel Rico)… Todo suma, todo esto hace de ellas las leonas que son, aquellas que en el campo representan a todas y cada una de las mujeres federadas en el rugby femenino en España. Todas quisieran vestir los colores de nuestra selección, pero solo unas pocas son las seleccionadas de momento, aún así no dejan de trabajar, su ánimo no decae y siguen luchando y dejándose la piel. Adversarias en el campo y amigas fuera de él, así es el rugby: templanza, fuerza, destreza, rapidez visual, buen juego y, cómo no, caballerosidad.

Cuando se disfruta viéndolas jugar como lo hace una servidora, en el fondo una parte de ti es parte de ese equipo, de esa victoria o de esa derrota, en ese momento te gustaría decirles infinidad de palabras, pero lo único que te sale es animarlas y hacerles ver que tu alma está ahí con ellas, para lo bueno y para lo malo.

Inevitable emocionarme escribiendo esto, pues mientras lo hago vienen a mi mente muchísimas imágenes de partidos, como la primera vez que conocí a Patricia García. Dependiendo del partido serán en el terreno de juego 15 o 7, nombres conocidos o algo desconocidos, pero no olvidemos que ellas representan el presente y parte del futuro del rugby femenino en España.

«Cada día rugiendo con más fuerza, cada día pisando el terreno con más firmeza y cada día demostrando cómo ruge de verdad una leona en el campo»

Para todas y cada una de vosotras va este pequeño reconocimiento. Más allá de vuestro cuarto puesto, está la más que dulce sensación de haberos visto disfrutar con el juego y dando grandes toques de calidad. Vais creciendo y, siendo aún más leonas que nunca, conseguiréis que nos rindamos a vuestros pies. Se os quiere, se os admira y puedo decir con mucha tranquilidad que a todos nosotros, los que os seguimos y os disfrutamos, se nos llena la boca hablando de la grandeza de nuestra Selección Femenina Española de Rugby. Cada día rugiendo con más fuerza, cada día pisando el terreno con más firmeza y cada día demostrando cómo ruge de verdad una leona en el campo.

¡¡¡FUERZA y CORAJE, LEONAS!!!

 


Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies