Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
ZANCADAS PARA EL RECUERDO

Culos blancos

08 Dic 2015 19:12

Dieter Baumann ganó la final de los 5.000 en los JJ. OO. de Barcelona ’92 ante una pléyade de grandes fondistas africanos, como los keniatas Paul Bitok y Yobes Ondieki (futuro recórdman de 10.000), los etíopes Fita Bayisa (WL del año en 10.000) y Worku Bikila (solo el nombre ya asusta) y el marroquí Brahim Boutayeb (campeón vigente de 10.000). Atletas negros y atletas magrebíes muy buenos, pero no imbatibles, como lo son actualmente. A principios de los noventa dejaban hueco para los blancos. Además del alemán, consiguieron puesto de finalista otros dos europeos: el británico Denmark (7º) y Abel Antón (8º). Pocos minutos después de que su paisano, Fermín Cacho, consiguiese el legendario oro en 1.500, Antón tuvo una excelente actuación en Montjuïc. Todo eso era antes de reciclarse al maratón. Pasó de ser un buen atleta a bicampeón mundial. Impresionante. En el maratón, prueba de la que hablaremos en próximos días, también había mucho sitio para los blancos. De hecho, el mismo Antón ganó, por ejemplo, el maratón de Londres, como lo ganaron el mexicano Dionisio Cerón y el portugués Antonio Pinto. Varias veces cada uno, además. Desde entonces, ya van quince ediciones en las que ha vencido un corredor africano (o de origen africano, incluimos a Khannouchi).

Abel Antón con la mítica camiseta Kelme de Barcelona ‘92

Abel Antón con la mítica camiseta Kelme de Barcelona ‘92

Pero volvamos a Baumann, que en aquella final de 5.000 en Barcelona se proclamó campeón antecediendo en la recta final a cinco africanos. El orden de llegada fue el siguiente: Baumann, Bitok, Bayisa, Boutayeb, Ondieki y Bikila. ¡Un momento! Sé lo que están pensando: ganó porque consumía una pasta de dientes supervitaminada.

Recortes de prensa con la noticia del positivo de Baumann

Recortes de prensa con la noticia del positivo de Baumann

Imagino que conocen la historia. Baumann fue “contrôlé positif”, como dicen los franceses, en 1999. Nandrolona, concretamente. Ya habían pasado siete años desde Barcelona, pero podemos pensar que si se dopaba en 1999, también lo hacía en 1992. Como suele ocurrir, negó haber consumido sustancias ilegales de manera voluntaria. Él era un atleta limpio, afirmó, y siempre muy combativo contra el dopaje. ¿Cómo había llegado la nandrolona a su organismo? La única explicación que se le ocurrió fue que alguien se la había inyectado en la pasta de dientes.

Montaje aparecido en un medio alemán este año

Montaje aparecido en un medio alemán este año

Qué cosas pasan, ¿verdad? Los deportistas se enredan mucho cuando dan positivo. Hemos conocido casos muy rocambolescos. Hay atletas capaces de comprar un cerdo y atiborrarlo a drogas para demostrar que esa sustancia que apareció en su sangre se debió a la contaminación de la carne consumida. Más carne: sabemos de un ciclista que en el momento álgido del Tour de Francia se preocupó porque la carne del hotel en el que estaba alojado su equipo no era de calidad suprema, así que contactaron con un ganadero del País Vasco para que les acercara algo mejor. Lo normal en estos casos. Que sí, que buena estaba la carne vasca, pero lamentablemente contenía clembuterol. También conocemos el caso de otro ciclista y otra atleta que no se acordaban de cómo se llamaban sus respectivos perros. Todos sabíamos que esos dos simpáticos canes eran Piti y Urko, pero sus dueños no. Por último, nos encontramos con otros dos atletas, que nos pillan más lejos, que justificaron su positivo de la siguiente forma: el primero aseguró que su alta tasa de testosterona se debía a su desenfrenada actividad sexual. Una máquina en el tartán, una máquina entre las sábanas. El segundo afirmó que la DHEA aparecida en su cuerpo se debía a la medicación que había tomado para alargarse el pene. Como lo leen. Si una historia es descabellada, la siguiente lo es más.

Mejor que hubiera probado con esto, parece más sencillo

Mejor que hubiera probado con esto, parece más sencillo

¿Que Baumann ganó de manera ilícita? Seguro. Pero, no nos engañemos, conocemos muchos otros casos de atletas europeos que han recurrido a las malas artes y nunca pudieron enseñar su culo blanco a los africanos en la recta de meta. Además de tramposo, Bauman era un gran corredor que ganó el oro en una final emocionantísima:

El alemán no era, de todos modos, un recién llegado. Recordemos que además del oro de Barcelona había conseguido la plata en Seúl ‘88, tras Ngugui, y sería 4º en Atlanta ’96, tras Niyongabo, Bitok (plata, como en Barcelona) y Boulami. Fue además el primer europeo en bajar de los 13 minutos en el 5.000 (12:54.70 en Zúrich 1997). Una gran trayectoria completada con diversas preseas en pista cubierta y en europeos al aire libre. La última, en aquella carrera bajo la lluvia, en Múnich 2002, en la que entró entre Chema Martínez y José Ríos.

El gran momento de Chema

El gran momento de Chema

Desde entonces, y si exceptuamos a Farah, solo un no africano ha conseguido subir al podio en los juegos olímpicos en las pruebas de 5.000 y 10.000 masculino: Rupp (EE. UU.), plata en el 10.000 de Londres. Y difícilmente encontramos a atletas blancos en puestos de finalista. Uno de ellos es Molina, 7º en la final de Atlanta ’96. Aparecen a otros clásicos como el estadounidense Kennedy (6º en el 5.000 de Atlanta) y el ucraniano Lebid (7º en Sydney 2000). En los campeonatos del mundo nos topamos con un panorama similar, con un único atleta blanco en el podio: el bronce de Mottram en el 5.000 de Helsinki ’05.

En aquellos juegos de Barcelona Fermín Cacho y Baumann formaron el frente caucásico/europeo que batió a los africanos. Es la última vez que ocurrió, y no sé si lo veremos alguna otra. No es un lamento, ni mucho menos. Solo la constatación de un hecho. Que gane el mejor, que siempre lo merece si va limpio.

¡Este hombre vale para todo!

¡Este hombre vale para todo!

Óscar Monterreal

Doctor en Historia del Arte, profesor universitario, diplomado en Magisterio (Educación Física) y escritor.


Etiqueta asignada a este artículo
Zancadas para el recuerdo

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies