Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

‘Desequilibrio: Así he vivido yo el Open’ por Carla Casals

‘Desequilibrio: Así he vivido yo el Open’ por Carla Casals
01 Abr 2014 20:04

Carla Casals

Carla Casals nadando mariposa

Carla Casals nadando mariposa | archivo www.dxtadaptado.com

Lo de este fin de semana ha sido de lo más extraño. ¿Por dónde empiezo? Voy a utilizar una estructura cronológica de los hechos para hacerlo más fácil.

1ª parte: Casi ciegos y otras cosas

El viernes por la tarde tuvimos que pasar una revisión de nuestra clasificación con personal cualificado del Comité Paralímpico Internacional, quien debía certificar que seguías en tu categoría, o no. Para ello, debimos pasar previamete en nuestras casas, una revisión exhaustiva sobre nuestra situación ocular, que debía ser un puro trámite y que se convirtió en un infierno por incompetencias del sistema, (de las que es mejor que no entre en detalles, si no quiero entrar en cólera en menos de 5 segundos). Bien, llegaban las esperadas clasificaciones oficiales en Madrid, previas al Campeonato de España Open por Autonomías, y la tensión condensaba el aire del hospital dónde se realizaban las pruebas.

Allí encontré a mi rival rusa, una hermosa joven a la que he visto muchas veces tocar la pared de llegada y girarse para ver su tiempo en el otro extremo de la piscina, agarrada del brazo de la traductora de su país, sin caminar sola y apenas poder bajar las escaleras automáticas sin soltarse. ¿Habría perdido visión en los últimos 6 meses? Evidentemente, no. Al día siguiente andaba sola por la piscina y subía de un ágil, y preciso salto al cajón más alto del pódium. ¿Cómo se explica que un día no veas ni para ir al baño sola, y al día siguiente estés milagrosamente perfecta? Quién sabe, yo por si acaso, voy a empezar a rezar todas las noches a Santa Lucía y me voy a ir sacando un billete a Lourdes, para que me devuelva la visión que estoy perdiendo de mi ojo derecho, ¡A ver qué pasa!
Después de esta digna actuación de Oscar puedo contaros lo que sucedió con quien no gingió y se sometió a las pruebas con la realidad por delante.

A unas cuantas nadadoras, jóvenes promesas y veteranas, les clasificaron como NO ELEGIBLE. Eso significa que no son elegibles para competir en competiciones de nivel paralímpico internacional, (Campeonatos de Europa, del Mundo y JJPP). Es decir, chicas con una discapacidad visual evidente, pero insuficiente para que el mundillo paralímpico les abra las puertas, o ya estando en activa competición, les eche de una patada sin apenas pestañear. Obviamente, esta franja de nadadores no está en igualdad de condiciones para competir con nadadores sin ningún tipo de discapacidad, y así perder toda posibilidad de participar en eventos a los que aspira cualquier deportista.

Quería compartir esta realidad con vosotros dado que ya había comentado la clasificación que existe en la natación paralímpica, y para que se vea la crudeza del deporte en algunas situaciones, y la hipocresía de algunas personas para formar parte de esto.

2ª parte: Yo y un bloqueo

Abandonando el tema clasificaciones y tensiones derivadas de todo aquello, a las que le pusimos nuestra mejor cara y una buena cantidad de risas, hubo otros motivos que hicieron que lo de este fin de semana haya sido de lo más extraño y complicado. Llegar en un mal estado de forma no es algo nuevo para mí, y es una situación a la que todo deportista debe hacer frente con la cabeza en su sitio: debemos ser conscientes de cómo estamos y dar el 100% de nosotros en esas circunstancias, y esa era mi intención. ¿Qué pasó?

A veces hay bloqueos que te paralizan, y por tanto, te impiden actuar. Eso es lo que he sentido yo. Llevaba unos meses habituándome a mi nueva visión, y no estaba siendo fácil, pero me daba la impresión de que ya lo iba controlando; quizás la oscuridad de la piscina y la cantidad de gente que había hicieron patente la realidad: Mi reciente pérdida de visión me afecta más de lo que creía: tanto a nivel funcional, como a nivel emocional. Supongo que la pérdida de control y de tus capacidades hace que no estemos pendientes de lo que tenemos y sabemos hacer, y así es imposible competir en condiciones.

Con esto sólo quiero dar a entender la importancia de reaccionar cuándo ves que las cosas se te escapan de las manos, cuando hay algo que te desborda.

Desde la distancia puedo ver la necesidad de saber encontrar tus fortalezas, qué es lo que te inspira, qué es lo que te calma y qué es lo que te conecta con tu forma de hacer las cosas, la que te hace sentir bien, (en mi caso el optimismo).

Si no conoces tus puntos fuertes, veo complicado que puedas afrontar tus debilidades, o como dice un buen amigo mío, tus oportunidades de mejora.

Como deportista, y como persona, habrá muchas situaciones inesperadas, incontrolables y que nos pueden llegar a bloquear, sin embargo es importante identificarlas, aprender de ellas para poder saber de qué recursos disponemos para afrontarlas.

Mucha gente me ha dicho a lo largo del fin de semana que si estuvieran en mi situación estarían en casa y no nadando, pero ¿qué queréis que os diga? Yo no me siento a gusto escondiéndome, huyendo y evitando lo complicado: es cierto que ha sido una situación muy difícil y dolorosa, pero necesaria para seguir avanzando.

Yo lo he hecho todo al revés en esta ocasión: la nueva realidad me ha desbordado y no he afrontado la competición con cabeza y corazón, sino con desconcentración y desconfianza; cierto, y eso sólo puede desembocar en un mal resultado, es obvio.

¿Pero qué es lo que me llevo? Las ganas de cambiarlo, de que no vuelva a ocurrir y la disposición a aprovechar todo lo que tengo y lo que pueda necesitar para sobreponerme, recuperarme y volver a rendir, a ser quien soy dentro y fuera del agua, y no un reflejo de las dudas y los miedos que lo desconocido puede traer. 


Etiqueta asignada a este artículo
BarcelonaCataluñaCatalunyaNatación Paralímpica

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies