Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
Entrenamiento y salud

‘Dieciséis días para la maratón nocturna de Bilbao’, por Patricia González

02 Oct 2014 11:10

 

Apenas quedan 16 días para mi próximo reto: la maratón nocturna de Bilbao. Me gustaría ir comentándoos cómo están yendo las semanas previas a esta gran cita y, sobre todo, cómo la preparamos las personas diabéticas. Ya sabéis que tenemos que tener más control de lo que parece. La semana del 22 al 28 de septiembre ha sido la última de más carga y ahora empezamos a reducir volumen, aunque esta semana que viene aun queda algo de trabajo duro antes de empezar con el tapering, como bien dice mi preparador.

La supervisión de un profesional es fundamental

Ahora mismo, los entrenamientos me los lleva un compañero de equipo, Israel Álvarez Ramos, preparador físico que, al igual que yo, también padece diabetes Tipo 1. En nuestro caso, es importante el apoyo de un especialista que nos secunde a la hora de analizar los entrenamientos y, sobre todo, que sea capaz de interpretar y entender todos los valores de glucemias que le vamos a aportar, y así nos ayude a mejorar o a tomar medidas que puede que a nosotros se nos pasen por alto. Para cualquier deportista, ya sea profesional o amateur y que quiera mejorar o plantearse nuevos objetivos, la supervisión de un profesional en este ámbito es fundamental. Pero, en nuestro caso particular, es realmente complicado para cualquier preparador físico, pues las variables que puede presentar la diabetes en un entrenamiento o prueba son múltiples, y a pesar de tener conocimientos de medicina deportiva, va a encontrarse con muchas cuestiones y situaciones sobre las que no sepa aconsejarnos.

Precisamente por eso es mejor contar con un profesional, y en mi caso particular además amigo y compañero de equipo, que tenga conocimientos de la diabetes en primera persona y en su propia práctica deportiva. Y es que como suelo decir muchas veces, esta no es una ciencia exacta, hay que hacer verdaderas labores de alquimia y sería uno de esos casos en los que como en la novela de George Orwell «Big Brother», dos y dos acaban siendo cinco.

Por otra parte, si bien cualquier entrenador debe tener en cuenta los periodos menstruales de sus pupilas para fijar el volumen de sus entrenamientos, en nuestro caso razón de más, pues las hormonas que actúan en ese momento del mes también afectan a los valores de glucosa en sangre. Tenemos que hacer adaptaciones con la insulina que nos ponemos para impedir que nos pueda jugar mas pasadas durante los entrenamientos.

 

La semana del 22 al 28 de septiembre ha sido la de mayor volumen en los últimos meses, tras tres semanas de alta carga; esta que entra empezaremos a reducir, pero todavía queda trabajo por hacer antes de empezar con el tapering.

En estas tres últimas semanas de volumen alto ha habido tiradas largas de dos horas, dos horas y media, haciéndolas coincidir con la hora en la que tendrá lugar la carrera, y así poder tener una base de cómo va actuar mi glucemia durante la prueba del día 18. Por eso, cuando hacemos tiradas de este tipo, vamos cargados con geles por si hay hipoglucemias, medidor de glucosa, pinchador, tiras reactivas y vamos haciendo varias mediciones, lo que nos permite que el día de la prueba los más osados podamos prescindir del medidor, porque ya tenemos una base bastante fiable de cómo va a actuar nuestro cuerpo. Eso sí, siempre dejamos dispuesto a algún familiar por el recorrido por si necesitamos el glucómetro, no vaya a ser que justo nos toque el día en que dos y dos son cinco en lugar de cuatro.

Tenemos que tener en cuenta varios factores a la hora de hacer ejercicio anaeróbico

En estas semanas ha habido también sus días de series, en las que vas a hacer un ejercicio explosivo; hasta ahí cualquier corredor piensa, «bien todo normal para preparar una maratón»; pero una vez más nosotros tenemos que tener en cuenta varios factores que pueden dar al traste con nuestro entrenamiento. Cuando se produce un ejercicio explosivo, el hígado libera glucosa hepática para darnos energía y ayudarnos a superar ese sobreesfuerzo, eso supone un aumento de la glucosa en sangre, que en un deportista sin diabetes será controlada y regulada a valores normales en sangre por la insulina producida por su páncreas. El problema es que nosotros no producimos insulina y vamos con la que nos hemos puesto de base, por lo que antes de una jornada de series o ejercicios anaeróbicos tendremos que tener en cuenta varios factores. Entre ellos destacan: la última vez a la que hemos comido y el tipo de comida, si tenía hidratos, si éstos eran de absorción rápida o lenta, el índice glucémico de los alimentos, la última vez que nos hemos puesto insulina y cuántas unidades para saber si vamos a entrenar con insulina circulante o no, los valores de glucosa antes de comenzar el entrenamiento, etc.

PATRICIA CON UN GRAN APOYO, SU MADRE

Hay veces que, si vamos a hacer un ejercicio de este tipo, explosivo, y empezamos con unos valores normales de glucosa en sangre, acabamos con valores más altos de lo esperados o incluso en hiperglucemia , lo que no es nada recomendable para una persona con diabetes. Hay gente que se pregunta ¿Pero si he ido a correr y he estado quemando, cómo es posible que tenga la glucosa más alta que cuando empecé? Precisamente por lo que comentaba antes, la glucosa hepática. En estos casos lo que recomiendo es la famosa prueba error; llevar el glucómetro a los entrenamientos y hacer más controles de lo habitual para poder marcar una pauta.

En mi caso tras hacer esto, pude comprobar que si iba a hacer un ejercicio explosivo, a pesar de comenzar con unos valores normales de glucosa en sangre (100 – 120), iba a necesitar inyectarme un poco de insulina rápida para evitar una hiperglucemia al acabar. Esto no solo es que resulte contraproducente para una persona con diabetes, pues es lo que tenemos que evitar a toda costa, sino que deportivamente supone cargarse una bombona de butano a la espalda en medio de una carrera, pues produce un agarrotamiento muscular entre otros síntomas, que te dificultan muchísimo poder continuar a un ritmo óptimo o incluso poder continuar.

Esto es todo, seguiré contandoos cómo continúan mis entrenamientos en estas semanas que restan para la maratón.


Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies