Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

El control de las emociones como juez de una medalla

Psicóloga deportiva y entrenadora de baloncesto
17 Ago 2016 22:08
Lucas Mondelo | FEB

Lucas Mondelo | FEB

La selección española de baloncesto femenino afrontará este jueves uno de los partidos más importantes de su historia, unas semifinales. Lo harán frente a Serbia, y estamos seguros que no será un partido fácil.

El entrenador de la selección, Lucas Mondelo, tiene claro cuál será una de las claves principales para este partido: controlar las emociones.

Tenemos dos partidos para ganar una medalla. Saldremos bien y competiremos, eso seguro. Confío mucho en este grupo Se han ganado el respeto de todo el mundo en estos últimos cuatro años. Ganar dos veces contra el mismo rival no es nada fácil. Serbia es un equipo con mucha calidad, pero yo creo en mis jugadoras. Tienen el deseo de ganar y saldrán a por todas. Sabemos que las jugadoras geniales se sacan de la chistera cosas que se salen del guión, pero Turquía perdió, entre otras cosas, porque no controlaron sus emociones en la parte final del partido. Eso va a ser la clave para ganar. Si controlamos las emociones podremos pensar con claridad para tomar mejores decisiones.

Declaraciones cargadas de elementos positivos. Un entrenador que confía ciegamente en sus jugadoras de cara a un partido tan importante, pero sobre todo un entrenador que pone encima de la mesa un aspecto importante: el respeto se gana.

Este grupo se lo ha ganado a base de esfuerzo y sacrificio. Tienen deseo de ganar, hablando de determinación, que ya hemos visto que es algo imprescindible en este camino hacia el éxito. Y saldrán a por todas: la necesidad de la actitud positiva que permita emerger el talento que de forma tanto individual como grupal atesoran.

A sus espaldas, partidos de mucho peso que han sabido afrontar, y para la confianza poco más efectivo que una experiencia cargada a base de aprendizajes. Y para este control de emociones esta selección tiene ingredientes que sin asegurar el éxito lo acercan sobremanera: confianza, concentración, buen clima, compañerismo, experiencia, confianza ciega en las 12 jugadoras y cuerpo técnico, capacidad de sufrimiento…

Además, Lucas lo dijo ayer en uno de sus tiempos muertos, cuando España iba por debajo en el marcador a falta de pocos minutos: “nos va la marcha”. España sabe reaccionar en los momentos de presión, cuando los mínimos detalles marcan el resultado, cuando a muchas jugadoras les temblaría la mano. Es un equipo que confía y se mantiene concentrado y eso les hace mantener la calma.

RELACIONADO

Silvia Bartolomé

Psicóloga deportiva y entrenadora de baloncesto

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.