Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

El informe que puede hacer tambalear los cimientos del atletismo

09 Nov 2015 10:11
Lamine Diak, expresidente de la IAAF | IAAF

Lamine Diak, expresidente de la IAAF | IAAF

El día de hoy es esperado por mucha gente. No porque sea lunes, sino porque es «El Lunes«. Hoy, lunes, 9 de noviembre de 2015, es el día señalado por la Agencia Mundial Antidopaje para dar a conocer el informe elaborado sobre la supuesta corrupción dentro de la IAAF en relación con el dopaje. La AMA/WADA, a raíz del reportaje emitido hace casi un año por el medio alemán ARD, encargó hace meses a una comisión independiente la investigación y posterior elaboración de un informe sobre la supuesta implicación de la IAFF en el encubrimiento de diferentes casos de dopaje a través de sobornos a los atletas y sus federaciones nacionales.

A raíz del reportaje que emitió la cadena alemana se supo que la IAAF supuestamente había recibido hasta 450.000 $ por tapar los resultados anormales encontrados en el pasaporte biológico de la Liliya Shoubukhova. Gracias a esa supuesta ayuda de la IAAF, la atleta rusa pudo participar en el maratón de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Sin embargo, finalmente se conoció en 2014 que el pasaporte biológico de Liliya Shoubkhova presentaba anormalidades y fue suspendida, aunque la WADA, gracias a que colaboró proporcionando información, le redujo la sanción, que expiró el pasado mes de agosto. Debido a su gusto por doparse, la maratoniana rusa tuvo que ver cómo desaparecían de su palmarés los resultados que más lustre habían dado a su currículum deportivo: perdió sus tres victorias en el Maratón de Chicago y un cuarto puesto. Del mismo modo, se vio desposeída de su victoria en el Maratón de Londres 2010 y el segundo puesto también de Londres en 2011.

Algo similar podía haber sucedido con el intento de soborno a la Asli Cakir Alptekin. La mediofondista se hizo con la medalla de oro de 1500 metros en los Juegos Olímpicos de Londres. La turca, precoz donde las haya, había dado positivo en 2004, cuando tan sólo tenía 19 años. Por ello fue suspendida dos años, perdiendo el 6º puesto que había conseguido en los 3.000 metros obstáculos en el Campeonato del Mundo júnior de Grosseto, Italia. Más adelante se decantó por el 1.500, disciplina en la que acabó en primera posición en la Universiada de Shenzen 2011, en el Europeo de Helsinki 2012 y en los JJOO de Londres 2012. Además, terminó quinta en la final del Europeo de Barcelona 2010 y tercera en el Mundial en pista cubierta de Estambul 2012. Sin embargo, su pasaporte biológico «cantó». No obstante, la maquinaria de la IAAF se puso en marcha y trató de extorsionarla ofreciéndole borrar las anormalidades de su pasaporte biológico a cambio de inmunidad, limpiando su historial. Comoquiera que hizo caso omiso, la IAAF anunció su positivo y la suspendió por ocho años.

Según cuentan, y así lo han apreciado los tribunales franceses, parece ser que en todo esta trama podrían estar implicados el ex presidente de la IAAF, Lamine Diack; Gabriel Dollé, el director del Departamento Antidopaje de la IAAF; y el abogado Habib Dissé. A todos ellos se les une Papa Massata Diack, hijo de Lamine Diack, que trabajaba como tesorero para el organismo que su propio padre dirigía. Es decir, el que manejaba el dinero.

El caso de dopaje de Shoubukhova no es una isla en el desierto del atletismo ruso, pues son innumerables los casos de dopaje que envuelven a muchos de sus atletas, sobre todo fondistas y marchadores. Las estadísticas están ahí. Desde Rusia se han lanzado últimamente informaciones en el sentido de afirmar que la IAFF podría haber tapado hasta cuatro resultados positivos en controles antidopaje de Mohamed Farah, un atleta sobre el que recaen muchas sospechas desde hace muchos meses, sobre todo por su relación con Alberto Salazar. Visto lo visto y sabiendo cómo se las ha venido gastando la IAAF, todo es posible, por lo que no nos extrañaremos de lo que hoy pueda anunciar la AMA/WADA al respecto de lo que se ha cocido en las entrañas de la IAAF, al menos, durante los últimos años.

No podemos olvidar que el recientemente elegido presidente de la IAAF es Sebastian Coe, ex atleta británico que ha anunciado que trabajará sin descanso para expulsar a los tramposos del mundo del atletismo. Sus palabras e intenciones han sido muy aplaudidas por la comunidad atlética internacional. Ahora bien, no olvidemos que Lord Coe fue vicepresidente de la IAAF desde 2007… y que Farah es británico y una de las joyas de la corona del atletismo de las islas británicas, de la IAAF y del olimpismo.

También se me viene a la memoria qué puede pensar al respecto el presidente de la RFEA, recientemente nombrado tesorero de la IAFF y que ha desempeñado diferentes cargos en la estructura jerárquica del máximo organismo rector del atletismo mundial.

Sebastian Coe, presidente de la IAAF

Sebastian Coe, presidente de la IAAF

Fran Aguilera

Corredor, Diplomado en Educación Física, Monitor de Atletismo, Entrenador Nacional de Ciclismo. Mijas (Málaga)

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies