Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

El machismo debe acabar, incluso el de algunas mujeres

Psicóloga deportiva y entrenadora de baloncesto
28 Dic 2015 14:12
Zulema González | @zulemitaaaa

Zulema González | @zulemitaaaa

La violencia machista es una lacra a la que la sociedad tiene que hacer frente de forma casi diaria. Nuestros tiempos merecen unas leyes y un reglamento a la altura de lo que se merece, y sobre todo una educación en valores que se lleve a cabo desde los primeros momentos de escolarización. Y esta educación en valores positivos cobra enorme potencial en un sector como el deporte, que se erige como el marco perfecto para el crecimiento personal y deportivo del individuo, con valores compartidos en ambas áreas. Valores como el respeto, el esfuerzo, la deportividad, trabajo en equipo…

Sin embargo, a escasos días del 2016, la sociedad no ha avanzado tanto en cuestiones que pueden parecer tan sencillas como el respeto. Respetar y que así puedas exigir respeto. En relación a esto quiero hablar de cómo es el calvario por el que tienen que pasar algunas colegiadas que hoy en día. Deben oír cómo “se las manda a fregar”, “a limpiar y a casarse” y se las avisa que se las insultará hasta “que se vaya a casa a fregar porque es lo único que sabes hacer”. Sí, esto son los comentarios que muchas colegiadas que realizando su trabajo, deben escuchar. Y en nuestra mano está cambiar las cosas, y dar a nuestros hijos y resto de sociedad, un mundo mejor o los mismos días carentes de valores que ayuden a prosperar como la sociedad que todos decimos merecer, pero no tanto trabajamos para que llegue.

Además, la estadística vertida por el Colegio de Árbitros de Granada ha reflejado que gran parte de los insultos que se recogen en el acta arbitral son proferidos por las madres de los jugadores. Incluso, recogen declaraciones de Layla, colegiada, que avisa: “es raro el fin de semana que no escuchas un insulto desde la grada”. Además, se recogen decenas de noticias sobre insultos recibidos por las colegiadas. Y yo, después de reflexionar, pregunto, ¿a ustedes les gustaría oír todo esto dirigido a su propia persona?. Lo dudo, muchísimo. Y lo dudo mucho más si pregunto cómo se sentirían si esas palabras las tiene que soportar su propia hija. Pero eso de ponernos en la piel de los demás, no parece muchas veces nuestro fuerte.

De verdad, intentemos reflexionar sobre qué sociedad queremos, sobre qué podemos hacer para conseguir cada día, un mundo y sobre todo, en este caso, un deporte mejor. Debemos entender que el deporte existe, entre otras muchas cosas, para hacer mejor a las personas en el aprendizaje de valores que después, puede llevar a cabo en su día a día. Eso sí, en nuestra mano está seguir sin aprender de los mismos errores, sin reflexionar más allá de nuestro ombligo, o darnos la mano para conseguir el deporte que merecemos. Recuerden, una sociedad que “aquellas sociedades que cuidan los valores que se trabajan y se aprenden en el deporte, se convierten inmediatamente en una sociedad mejor”.

Silvia Bartolomé

Psicóloga deportiva y entrenadora de baloncesto

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies