Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

El machismo se hunde en el Támesis

12 Abr 2015 12:04

Oxford se ha impuesto a Cambridge en la famosa regata anual que discurre por el Támesis londinense, entre el Puente Putney y el Chiswick. Miles de personas han acudido a presenciar a la orilla de este escenario único una carrera que se inició en 1829 y sólo ha dejado de celebrarse durante las dos guerras mundiales, o al menos de manera oficial, porque cuenta la leyenda que, con el mundo inmerso en tales conflictos bélicos, existieron citas clandestinas con esta tradición.

Los de azul oscuro (Oxford) se han impuesto con una diferencia de diecinueve segundos a los de azul claro (Cambridge) en un final bastante cómodo teniendo en cuenta que la cosa prometía más suspense, visto un inicio de carrera tan igualado. Oxford mantiene una racha positiva de victorias gracias a la cual se ha acercado a su eterno rival en el histórico en los últimos años, campeando un 81-79 en estos momentos a favor de Cambridge. Sin embargo no ha sido una regata cualquiera en un año cualquiera.

Ha sido el año correcto para la regata perfecta, pues justo antes de los chicos ya habían salido las mujeres, que por primera vez en la historia competían el mismo escenario y la misma carrera que los hombres. Hasta la presente edición, las féminas habían disputado su envite a unos 50 kilómetros de Londres, lejos del revuelo y las cámaras, como si de un evento menor se tratase, exento de relevancia alguna y relegado al eterno anonimato.

Oxford versus Cambridge, las mujeres son las protagonistas

Oxford versus Cambridge, las mujeres son las protagonistas

Pero este sábado, las dos embarcaciones de las chicas han tomado la salida una hora antes que los chicos para, en el mismo recorrido que ellos, desafiar las mismas aguas. Y es que las únicas que han tenido que abrirse paso a contracorriente han sido las embarcaciones, porque la carrera siempre se disputa así, mientras que las chicas aún remando en las mismas condiciones han avanzado con todo a favor, porque hoy era su día al fin, y han ganado todas. Todas…y Oxford, que también se ha impuesto en categoría femenina; una victoria muy cómoda, y una carrera dominada de principio a fin por las vencedoras, que recortan distancias en el tanteador, 41-29.

El día que el deporte venció a la tradición en el país de las tradiciones debe servirnos como ejemplo. El año pasado en España la mujer le metió un gol, una canasta, un punto, una paliza en el agua y un salto de mucha altura, entre otras cosas, a la costumbre que tenemos en este país de ignorarla. Con lo saludables que son otras costumbres, como la siesta, y sin embargo les vamos a seguir exigiendo que sean campeonas del mundo y de Europa para recordar sus nombres.

Victoria de las mujeres de Oxford ante Cambridge, en la primera vez que competían junto a los hombres

Victoria de las mujeres de Oxford ante Cambridge, en la primera vez que competían junto a los hombres

Lo que más sorprende es la rapidez con la que los grandes medios, una vez superada la barrera de los grandes contratos por publicidad, pasan de contar sus logros en los “breves” a considerarlas divinidades intocables, pero esto tocará tratarlo en otro momento… Para poder entrar en el mismo juego que ellos, ellas lo tienen mucho más complicado, porque tienen que superar una “serie de obstáculos” que no figuran en el calendario de chicos.

Por poner un ejemplo actual y cercano, la onubense Marta Garrido es la actual campeona de España de 420 de vela, pero aún no sabemos si la veremos disputar el Mundial en Japón este verano ante la falta de medios. Si va, por cierto, se abstendría, si tuviera una amiga futbolista española, de contarle lo que ha visto por los campos de hierba nipones, donde el fútbol femenino es… otra historia.

Oxford vs. Cambridge

Oxford vs. Cambridge

Tomás García

Diplomado en Magisterio, AA Salesiano.


Etiqueta asignada a este artículo
Mujer y deporte

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.