Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

El pan sube…, es culpa de Sostres

29 Oct 2015 18:10
Partido de Copa del Rey entre el Villanovense y el Barça

Partido de Copa del Rey entre el Villanovense y el Barça

A mí me gusta leer. Me encanta leer. Me gustaría leer más, sobre todo libros, pues prensa leo mucha, expedientes administrativos y solicitudes varias también. No leo todo tipo de prensa, pues me centro, fundamentalmente en la deportiva y que está relacionada con los deportes que me apasionan. Casi no leo nada sobre fútbol, pero lo que leo suele ser porque la divina providencia lo pone delante de mis ojos. Por supuesto, jamás he invertido lo que valga el ABC para adquirirlo, ni siquiera ahora que gracias a las redes sociales es gratis. Pero hoy, por segunda vez tras hace unos meses en que leí un artículo de Salvador Sostres sobre las endorfinas de los que corren, o corremos, ha vuelto a suceder.

Y, mira tú por donde, no se si ha sido la divinidad o el espíritu maligno, tras leer el artículo (sin saber el autor), veo algunos comentarios indignados y descubro el nombre y apellido del autor del artículo. Ai, omaíta, se trata de Salvador Sostres… y versa sobre fútbol, concretamente sobre el partido disputado entre el Villanovense y el Fútbol Club Barcelona. Fue un partido de Copa del Rey. El Villanovense es un equipo de fútbol, fundando en 1992, cuya sede está en Villanueva de la Serena, Badajoz.

En muchas ocasiones he metido la pata, algo que me recriminan y corrigen y asunto solucionado. Todos somos humanos y errar forma parte de nuestra condición. Sin embargo, no se puede escribir con tanta falta de consideración hacia unos deportistas, un entrenador o un equipo como ha hecho el amigo de la burla de Sostres. Entiendo que el partido fuera más o menos aburrido, bochornoso, tedioso. Y en ese sentido debería centrar su crónica, su artículo. Por ese camino deberían seguir sus palabras. Sin embargo, el autor del artículo se dedica a menospreciar a un grupo de deportistas que vieron cumplido, probablemente, uno de los sueños de sus vidas.

El firmante del texto emplea su tiempo en sentirse por encima de unos seres humanos que tienen su misma condición. Eso sí, afortunadamente no es fácil encontrar a alguien que escribe, además de mal y con errores, de forma tan ruin y despreciable. Tal vez ahí radique el secreto de su perpetuidad ante una página en blanco para plasmarla de letras, palabras, oraciones. Probablemente sea que la neurona que emplea para escribir y retratarse está altamente entrenada para conseguir que unos pringados como quien suscribe hablemos de él y de un artículo suyo. Efecto conseguido. No me importa, pero sí me importa que haya personajes que se ganen la vida utilizando su trabajo de forma tan rastrera y barriobajera cuando hay miles de profesionales que se comen los mocos y no tienen oportunidades de mostrar su talento porque la poltronas están copadas por bandoleros que están por encima del bien y del mal.

No estaría mal que el genio Sostres hiciera caso omiso de las indicaciones de la OMS sobre la carne roja y tratada y se pusiera ciego a jamón extremeño. Tal vez así sus arterias se lo agradecieran y se desatascara el tubito por el que circula la neurona del buen gusto, del saber hacer y del saber estar.

He aquí el enlace a la crónica galáctica

Fran Aguilera

Corredor, Diplomado en Educación Física, Monitor de Atletismo, Entrenador Nacional de Ciclismo. Mijas (Málaga)


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies