Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

El récord del mundo de Noah Ngeny, de otro planeta

08 Sep 2015 07:09

Cuando contemplamos la tabla de los récords del mundo, nos asombramos por lo inalcanzables que parecen esas marcas para los mortales. Desde los 9.58 segundos que tardó Usain Bolt en recorrer la mítica distancia del hectómetro, pasando por el récord de 43.18 a cargo de Michael Johnson en los 400 lisos, llegando hasta la plusmarca mundial en el maratón de Dennis Kimetto, 2:02.57, sin olvidar las diferentes plusmarcas de los diferentes concursos. La mayoría de estos registros mundiales son conocidos por el aficionado al atletismo, pero existen una serie pruebas que no se encuentran dentro del calendario olímpico pero que igualmente son asombrosas.

Esta semana se cumplía el aniversario del récord de mundo de los 1.000 metros lisos, logrado por Noah Ngeny, en Rieti (Italia) el 5 de septiembre de 1999. El atleta keniano logró parar el crono en 2 minutos, 11 segundos y 96 centésimas en esa portentosa carrera, arrebatando a Sebastian Coe -nombrado recientemente presidente de la IAAF- una marca que databa del año 1981, con 2:12.18.

El tiempo del africano -oro olímpico en los 1.500 de Sydney tras Hicham El Guerrouj- habla por sí solo, pero si lo seccionamos nos da unos parciales tan rápidos que no hacen sino preguntarnos dónde está el límite del cuerpo humano, aunque también nos podemos cuestionar si los seres que logran estas marcas tan tremendas son de este planeta.

Los parciales son:

  • 200 metros en 25 segundos
  • 300 metros en 37 segundos
  • 400 m en 49.66 segundos.
  • 500 m en 1:04
  • 600 m en 1:17
  • 800 m en 1:44.42
  • 1.000 metros en 2:11.96
  • Nota: estos registros son aproximaciones, según el video de carrera.
 Noah Ngeny

Noah Ngeny (dorsal 2389), campeón olímpico en Sydney 2000

Daniel Rodríguez De Celis

Futuro jurista, exvelocista, amante de las emociones. España

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.