Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

El ‘Reto 360º solidarios’ de El Corredor Errante

08 Oct 2015 06:10
Juan Andrés Camacho, el Corredor Errante | Cedida

Juan Andrés Camacho, el Corredor Errante | Cedida

En el mundo del running, en todas sus vertientes, cada vez más personas conocen a un tal Juan Andrés Camacho Fernández. No me cabe duda. Pero tampoco dudo un ápice si afirmo que mucha más gente conoce a alguien que se hace llamar El Corredor Errante. Es corredor multidisciplinar, hijo de corredor, amante de la carrera. En los últimos años ha pasado de las típicas carreras populares a enfrascarse en todo tipo de pruebas: lo mismo le da una milla urbana que una carrera de 160 kilómetros. Igual lo véis corriendo un 10k en asfalto que una carrera de tropecientos kilómetros por arena de la playa. Es bloguero empedernido y cuida con mimo y dedicación exquisita su espacio. Ahora ha querido ir un poco más allá. Acaba de anunciar su Reto 360º Solidarios que consiste en… Mejor que lo cuente él… Ahora bien, no queremos quitarnos de en medio sin darle las gracias por estar en este espacio y enviarle todo nuestro apoyo, energía y reconocimiento.

El pasado martes anunciaste que en breve iniciarás el Reto 360º Solidarios. En tu web lo explicas muy bien, pero cuéntanos qué te llevó a aventurarte, nunca mejor dicho, en un proyecto tan exigente.

Aunque hoy correr es algo que forma parte indisoluble de mi vida, hubo un tiempo en el que no me gustaba demasiado el deporte. Fue mi padre el que me inició en el atletismo, deporte al que había entregado muchísimo y que tuvo que dejar por problemas de salud que, con los años, fueron diagnosticados como un tipo de cáncer del sistema inmunitario, “gracias” a lo cual conocí la labor que realiza la Fundación Cudeca. Por multitud de razones, entre ellas, la ilusión que el deporte despertó en él, ha dado un cambio radical en los últimos meses, avanzando a pasos de gigante en su recuperación.

Una de las razones para montar este reto, con todo lo que ello supone física y mentalmente, es dar a conocer más esta enfermedad, así como la labor que colectivos como la Fundación Cudeca realizan con todos aquellos que lo necesiten, de forma gratuita. Porque superar un cáncer es, sin duda, mucho más duro que superar cualquier otro reto, deportivo o vital, pero se puede vencer.

Si puedo ayudar a difundir esta labor y motivar a que las personas que conozcan el reto aporten una donación y/o se hagan socios de Cudeca, el esfuerzo empleado en cada kilómetro será amortizado exponencialmente, y más aun si consigo devolver la ilusión a aquellas personas que ya la hayan perdido. Eso es impagable.

¿En qué consiste el Reto 360º Solidarios?

Hablando en números resulta muy sencillo explicarlo: consiste en recorrer 700 kilómetros con 35.000 metros de desnivel acumulado en 11 días, dando una vuelta de 360º alrededor de la provincia de Málaga. Cuando entramos en materia ya suena más complicado… Pasaré por más de una treintena de localidades y cerca de una veintena de sierras, principalmente a través del eje del GR-249.

Personalmente prefiero correr por montaña o campo a hacerlo por asfalto, y el hecho de que el recorrido de este GR, conocido como la Gran Senda de Málaga, esté acotado y balizado, me facilitará mucho la transición entre tramos y etapas.

Hay zonas que la Gran Senda de Málaga no conecta, por lo que tomaré la ruta más sencilla y me desviaré en algunos puntos para visitar ayuntamientos o polideportivos y dar más visibilidad al reto, por lo que el recorrido podría variar ligeramente, aunque en líneas generales está ya decidido.

No es algo difícil a priori, ya que cualquiera podría hacerlo andando con tiempo suficiente, pero para hacerlo más emocionante me he planteado 11 días para completar el recorrido, lo que me obliga a avanzar a una media de 63 kilómetros y medio al día, independientemente de las circunstancias y del terreno. Ello me obliga a correr, pero con inteligencia, ya que hay etapas de gran desnivel donde un prematuro desgaste podría dejarme sin fuerzas para la etapa posterior. La dosificación será clave.

¿Qué etapas del reto crees que te pueden costar más trabajo física y/o anímicamente?

Anímicamente lo tengo claro: la séptima etapa, que discurrirá entre Campillos y Ardales, pues, salvo en la Estación del Chorro, no encontraré ningún núcleo de población a lo largo de los 63 kilómetros y medio que componen la etapa, por lo que será muy difícil que tenga compañía o apoyo en esa jornada. Aun así, creo que las vistas ayudarán a que la etapa no se haga excesivamente larga, pero, encontrándose ya en un punto muy avanzado del reto, sé que será duro.

Físicamente he intentado que la distancia y el desnivel sea lo más uniforme posible, basándome en la topoguía del GR-249 y estimaciones de Google, pero, independientemente de su precisión, hay 4 etapas que tienen 4.000 o más metros de desnivel acumulado, destacando especialmente la tercera, en la que uniré los municipios de Nerja y Canillas de Aceituno. Serán 5.220 metros de desnivel acumulado en poco más de 68 kilómetros, por lo que confío en que la motivación y el ánimo del comienzo de reto me impulsen hacia el interior de Málaga, en una etapa que, por su dureza, destaca de entre todas las demás con amplitud.

¿Cuentas, de partida, con algunos apoyos que te faciliten la consecución del objetivo?

De partida he comenzado “a la aventura”, y tras pasar varias semanas madurando la idea y estableciendo el trazado y las paradas estimadas para cada etapa. En cuanto he contado con el visto bueno de Cudeca, he comenzado a difundir el reto.

Como menciono en el dossier de presentación del reto que he elaborado, me comprometo a realizar el reto íntegramente, cuente o no con apoyos o asistencias. Creo que el compromiso es muy importante y, contando con más de un mes de antelación, sé que conseguiré apoyos, pero como reza el dicho… “Espera siempre lo mejor, pero prepárate para lo peor”.

A propósito de esta pregunta, tengo que agradecer la respuesta masiva que he recibido en estas escasas primeras 24 horas. Usando únicamente como canales de difusión las redes sociales, ya hay decenas de corredores y varios colectivos dispuestos a acompañarme y colaborar con la causa. La acogida ha sido mejor de la que jamás podría haber soñado.

¿Con qué tipo de asistencia contarás en cada etapa? ¿Esperas que haya corredores que te acompañen?

Sé que mi familia me echará una mano en todo lo que pueda, y que muy posiblemente los corredores locales de los diferentes municipios que atraviese me acompañarán el tiempo que vean oportuno. También sé que una vez que abandone la costa será más difícil apoyarme durante el transcurso del reto, por lo que me planteo cargar con todo lo necesario para llegar ampliamente hasta el final de la etapa en caso de que no tenga posibilidad de reabastecerme durante la marcha.

El principal problema es el agua, por el volumen que ocupa y el peso que supone. He participado en pruebas de ultrafondo en las que he porteado hasta 3 litros y medio de agua encima en el momento de la salida (además de comida y material obligatorio, superando en ocasiones los 5 kilos de peso), y es harto incómodo, pero sin duda plausible.

¿Cada día dormirás en tu casa o en el lugar de finalización/comienzo de cada etapa?

Para cubrir el reto dentro del margen de 11 días, el retorno a casa no es factible, ya que en los puntos más distantes supondrá varias horas de coche y viajar con un cada vez mayor cansancio acumulado.

Por desgracia, en las fechas en las que tendrá lugar el reto las horas de sol serán cada día más escasas, por lo que tendré que aprovechar al máximo las horas de luz y, sin duda, comenzar al alba y correr tras la puesta de sol en más de una jornada.

¿Has hablado con los ayuntamientos por los que transcurre el reto para que te echen una mano?

Aun no, no he tenido tiempo material todavía, pero quiero contactar personalmente con los ayuntamientos de todas las localidades de paso para informarles del Reto 360º Solidarios y anunciarles mi hora estimada de llegada por si quisieran recibirme.

Sobre todo, tengo que contactar con el ayuntamiento de Fuengirola, ya que me encantaría presentar oficialmente el reto en mi localidad, que, además, será tanto lugar de origen como de finalización del mismo. Los ayuntamientos tienen un gran poder de difusión, por lo que su colaboración será muy valiosa para alcanzar los objetivos del reto.

Cuéntanos de qué forma puede ayudarte la gente, las empresas, las instituciones, los medios de comunicación …

Lo más importante para mí es que ayuden a la Fundación Cudeca, lo que pueden hacer mediante una donación en el portal del Reto 360º Solidarios, haciéndose socios, o, simplemente, difundiendo el reto. Para ayudarme como deportista, tanto anímica como logísticamente, lo más sencillo y útil es acompañarme durante algunos kilómetros (si además los corredores conocen el terreno, mejor que mejor), o esperarme en algún punto para avituallarme, ya que ello me permitiría avanzar más cómodo y ligero.

Por último, pensando en empresas e instituciones, las mayores ayudas que me pueden facilitar son el hospedaje al finalizar una etapa y la ayuda con el material necesario para afrontar el reto, aunque valoro más la colaboración económica con la Fundación Cudeca, que es el objetivo.

Aunque me han dicho que no es necesario que les dé publicidad a cambio de su colaboración, estoy muy contento de anunciar que el fabricante español de huaraches Enix Sandals se ha comprometido a proporcionarme dos de sus modelos específicos para montaña, con los que realizaré el reto.

Además, y lo que es más importante, durante la duración del reto pondrán en marcha una iniciativa preciosa para colaborar con la Fundación Cudeca, pero no quiero adelantarme al anuncio, tendréis que estar atentos.

Pongo a disposición de empresas interesadas en este tipo de colaboraciones el espacio tanto de la equipación que vestiré durante el transcurso del reto como de la bandera que ondearé en cada final de tramo y etapa. Será un orgullo para mí portar el logotipo de las marcas comprometidas con este tipo de causas.

¿Sabes ya con qué tipo de calzado emprenderás la marcha?

En efecto, será con huaraches, sandalias para correr. Desde junio he participado en 3 pruebas oficiales de ultrafondo con este tipo de calzado con el que llevo corriendo de forma casi exclusiva desde principios de año (tras una adaptación que comenzó a finales de 2013), y he recorrido sin dificultades reseñables distancias de hasta 153 kilómetros en una única jornada.

Suelo usarlas para entrenar, vestir y competir, así que, aunque llevaré calzado minimalista más “tradicional” por lo que pueda pasar, es el tipo de calzado con el que corro más cómodo y mejores tiempos realizo. Seguramente habrá mejores opciones, pero son mi opción preferida.

Fran Aguilera

Corredor, Diplomado en Educación Física, Monitor de Atletismo, Entrenador Nacional de Ciclismo. Mijas (Málaga)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies