Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
DOPAJE

El Tribunal Supremo se carga el recurso de Marta Domínguez

El Tribunal Supremo se carga el recurso de Marta Domínguez
Marta Domínguez | IOC
07 Jun 2017 22:06

Marta Domínguez (Palencia, 3 de noviembre de 1975) fue una atleta que demostró grandes cualidades atléticas desde edades tempranas. Temporada tras temporada se hacía con títulos de campeona de España de cross y pista en todas las categorías. Incluso se hizo con medallas mundialistas en categoría júnior. Ya en categoría sénior fue dando muestras de que lo suyo no era un espejismo o que fuera una simple atleta precoz que se quedó por el camino. Llegaron oros europeos, mundialistas, finales olímpicas. Le tocó enfrentarse a atletas de la Europa del Este y a las mejores africanas. Llegó un momento en el que pudo con todas ellas.

Un día, viendo el auge que estaba tomando el dopaje en general y el consumo de EPO y las transfusiones de sangre en particular, la IAAF decidió implantar el pasaporte biológico. Marta Domínguez pasó muchos controles antidopaje en su día. Jamás dio positivo. Lo mismo le pasó a Lance Armstrong, aunque al texano les borraron con típex algunos resultados anómalos. Nunca falló la palentina un control antidopaje. Nunca se quejó cuando se puso en marcha el pasaporte biológico, de que el mismo podría ser contrario a derecho por vulnerar la intimidad de las personas.

No, nunca protestó, ni siquiera cuando era vicepresidenta de la Real Federación Española de Atletismo, puesta por el entonces presidente José María Odriozola… Su nombre salió en numerosos artículos sobre la Operación Puerto (hay una bolsa de sangre almacenada por el druida Fuentes cuya nomenclatura, «Urco», supuestamente parece que lleva hasta Marta de España), fue investigada en la Operación Galgo, de la cual se fue de rositas (como su cinta) por unos errores de forma en el procedimiento, lo cual no quiere decir que no estuviera implicada en el trapicheo de pendientes de oro, platino, ron…

Sin embargo, un día sonaron las alarmas. Pitó su pasaporte biológico y fue sancionada. Por fin. Su estrategia de defensa se ha centrado en tratar de vulnerar la validez del pasaporte biológico por vulnerar su derecho a la intimidad. Pero no, no ha colado y el Tribunal Supremo ha considerado válido legalmente los controles antidopaje mediante el pasaporte biológico.

Sinceramente, a pesar de todo lo que se ha hablado del dopaje de Marta Domínguez aún no ha trascendido qué grupo sanguíneo tiene, sino tan sólo que los parámetros comprobados indican que ha recurrido al dopaje, al menos, antes del Mundial de Berlín 2009, donde ganó el oro en 3.000 metros obstáculos.

Con esta resolución se abren, o cierran, muchas puertas.

Una de las que queda abierta es la de saber si Marta Domínguez recurrió al dopaje sólo en esa ocasión o si ya lo venía haciendo con anterioridad… y posterioridad. Puede que nunca lo sepamos.

¿Y si en más de una ocasión dio positivo y dichos resultados fueron ocultados en pro de las medallas y la gloria? Ojalá algún día alguien se atreva a desvelar los nombres de los propietarios de las bolsas del Doctor Fuentes, quien, supuestamente, la podría haber venido tratando incluso desde antes de que pasara a categoría absoluta.

Fran Aguilera

Corredor, Diplomado en Educación Física, Monitor de Atletismo, Entrenador Nacional de Ciclismo. Mijas (Málaga)


Etiqueta asignada a este artículo
Marta DominguezOperación Puerto

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies