Sábado, 22 de Julio 2017 | Actualizado a las 23:42
Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
ENTRENAMIENTO Y SALUD

¿Qué efectos tiene el ejercicio físico durante el embarazo?

Estudio publicado en el British Journal of Sports Medicine
¿Qué efectos tiene el ejercicio físico durante el embarazo?
16 Abr 2017 18:04

El Comité Olímpico Internacional, a través de un panel de 15 expertos mundiales –entre ellos Rubén Barakat, investigador y profesor de la Factultad de INEF de la Universidad Politécnica de Madrid–, ha analizado la influencia del ejercicio físico supervisado durante el embarazo.

¿Perjudica o favorece de alguna manera a las madres o al feto? Y en el caso de las deportistas de élite, ¿sucede o no lo mismo?

Una de las dificultades que se han encontrado ha sido la ausencia de trabajos que estudien la influencia de cargas de trabajo propias del alto rendimiento, especialmente en el caso de atletas de élite que pretenden disfrutar del embarazo sin abandonar un cierto estado de forma.

Pese a esta falta de información, los investigadores han presentado en el British Journal of Sports Medicine los primeros resultados de las investigaciones que se iniciaron a finales de 2015.

En ellos se refleja que el ejercicio físico moderado y supervisado no solo no tiene efectos adversos en las gestantes y el futuro bebé, sino que también presenta beneficios.

Los datos obtenidos también resuelven “ciertas mejoras de orden metabólico, cardiovascular e incluso de orden psíquico o emocional, aspecto este último significativamente afectado por la situación de embarazo y tradicionalmente olvidado por los estudios y estrategias de salud”, como confirma el profesor Barakat.

La atleta olímpica Alysia Montano compitió con 8 meses de gestación

La atleta olímpica Alysia Montano compitió con 8 meses de gestación

No obstante, los expertos también alertan de ciertos riesgos potenciales ante situaciones propias del alto rendimiento durante el período de gestación, como los esfuerzos máximos o submáximos (tareas con elevadas cargas y escasa recuperación), la abundancia de tareas de impacto, y especialmente la excesiva temperatura corporal materna generada por el ejercicio de alta intensidad.

“Todos estos son aspectos que la atleta gestante no debería descuidar y suponen un hipotético cuestionamiento para el adecuado crecimiento y desarrollo fetal”, asevera el investigador español.

El grupo está compuesto por investigadores de Estados Unidos, Canadá, Australia, Noruega, Suiza, Finlandia, Dinamarca Suecia, Holanda y España.

Referencias bibliográficas:

Hamish Reid, Ralph Smith, Catherine Calderwood, Charlie Foster Physical activity and pregnancy: time for guidance in the UK. British Journal of Sports Medicine Feb 2017, bjsports-2016-097216; DOI: 10.1136/bjsports-2016-097216


Etiqueta asignada a este artículo
Entrenamiento

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies