Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Entrevista a Sonia Bejarano, cita con Filípides en el Maratón de Berlín

24 Sep 2015 12:09
Sonia Bejarano, en el circuito sevillano del Cross de Itálica 2015 | Fran Aguilera-TheWangConnection

Sonia Bejarano, en el circuito sevillano del Cross de Itálica 2015 | Fran Aguilera-TheWangConnection

Sonia Bejarano Sánchez (Cáceres, 2 de agosto de 1981) está a punto de dar un salto adelante en su carrera. Versátil donde las haya (el pasado invierno fue campeona de España de 3.000 metros en pista cubierta y sexta en el Campeonato de Europa de duatlón), el próximo domingo debuta en la distancia más épica de cuantas existen en el calendario atlético de los juegos olímpicos: maratón. Tras varios meses de duro trabajo, se encuentra en esos días en que se espera que haga efecto todo el entrenamiento acumulado, que el cuerpo descanse hasta el día D y que la mente se convenza de que ambos, cuerpo y mente, pueden. La atleta del Bejarawi Run está ante un interesante momento en su carrera. No obstante, primero hay que descubrirse ante Filípides y presentarle respeto. Luego todo lo demás. Nuestros mejores deseos desde TheWangConnection.com.

Estás a las puertas de tu debut en Maratón. ¿Cómo te encuentras tras semanas de tanta carga de trabajo?

Esas semanas de trabajo me dan confianza a la hora de afrontar la prueba. Eso no me dará garantías de nada, pero, al menos, me quedo satisfecha con el trabajo realizado con Alberto García Bataller. Además, he vuelto a ilusionarme y a entregarme por un objetivo.

¿Se te ha hecho duro y largo preparar el maratón en estos meses tan calurosos?

Los meses de más calor en Madrid han sido junio y julio y en esas semanas, aunque estaba metiendo bastante volumen, los ritmos no eran aún tan específicos como lo han sido a partir de agosto, por lo que, a pesar del calor, los entrenamientos iban saliendo sin mayor preocupación. En todo momento he sido muy consciente de la hidratación previa, durante y post entrenamiento, así como del objetivo que tenía en mente. A pesar de haber tenido que doblar a las 18:30 con 40º porque a las 20:00h tenía entrenamiento con el equipo de Bejarawi Run y X3mtri de Gimnasio Físico, sorprendentemente lo he llevado bastante bien. No hay nada como estar centrado para enfrentarte a lo que sea. La compañía de la que he disfrutado también ha sido clave, desde acompañamiento en bicicleta por algunos de los chicos del Bejarawi Run, rodajes largos compartidos por el X3M y series y ritmos específicos llevada por Santamaría, Paquillo, Carlos, Pablo, Juan Carlos “Pytu” y, por supuesto, tomando tiempos siempre mi entrenador y mi marido Jaime, que se ha volcado. Con tanta atención, compañerismo y ayuda me he sentido una privilegiada.

¿Qué es lo que más te ha costado digerir: las tiradas largas, las series, la alimentación?

Las 3-4 primeras semanas de preparación las llevé bastante mal. Los doblajes, el kilometraje… A pesar de haber hecho una planificación progresiva y empezar poco a poco no tenía en absoluto buenas sensaciones corriendo y llegué a pensar que quizás me había equivocado en mi elección. Al final vas cogiendo la forma y empiezas a disfrutar de verdad, incluso de los primeros apoyos cuando parece que estas totalmente oxidada.

Sonia Bejarano, Campeonato de Europa de duatlón 'Alcobendas 2015' | Rob Smedley - Facebook

Sonia Bejarano, Campeonato de Europa de duatlón ‘Alcobendas 2015’ | Rob Smedley – Facebook

¿Has llevado algún tipo de control especial sobre tu alimentación?

Creo haber tenido siempre unos buenos hábitos en cuanto a la alimentación y, a pesar de haberme cuidado mucho, no he sentido que hiciera muchos esfuerzos por tener un control. He comido lo que he considerado saludable y sin pasar hambre. El que me conozca sabrá que salvo raras ocasiones no consumo dulces o alimentos precocinados y, en general, soy bastante estricta con el consumo de alimentos saludables dentro y fuera del ámbito competitivo; hidratos limpios, proteína magra y abundantes frutas y verduras. Más que nunca en este periodo preparatorio me he cuidado de seguirlo a rajatabla y creo que, salvo el día de mi cumpleaños, en agosto, no he salido a cenar fuera en ninguna ocasión. No por el hecho de que fuera coma mal, siempre hay opciones saludables, pero es el llegar tarde a casa y salir de la rutina lo que rompía mis esquemas. Adelanté la hora de ir a la cama para poder levantarme relativamente temprano y poder asegurarme el dormir 8-9 horas.

Me surge una duda. Si no me equivoco, llegas a Maratón sin pasar la estación de la media maratón. ¿No te crea incertidumbres ese hecho?

En absoluto. Confío plenamente en el trabajo hecho con mi entrenador y competir en una media 3 semanas antes, como planteamos en un inicio, suponía perder carga de entrenamiento para competir relativamente descansada, recuperar la media maratón y el viaje añadido. Creo que ha sido un acierto quedarme en casa y seguir entrenando. Si no sale un buen resultado no será por haber corrido o dejado de correr una media maratón.

¿Con qué intenciones viajas a Berlín? ¿Marca, experiencia, disfrutar el maratón, conocerlo?

Quiero enfrentarme a una maratón y saber de qué va la historia. Es algo totalmente nuevo y quiero experimentarlo sin ponerme barreras, límites o marcas. Cuanto tenga una referencia y experiencia podré ponerme otro objetivo más delimitado. Al margen de eso, obviamente, tengo unos ritmos orientativos de prueba para ayudarme a gestionar los kilómetros.

Es complicado hablar de maratón en año preolímpico y no pensar en las posibles atletas que vayan a Río. ¿A qué atletas ves con más posibilidades de estar en el maratón olímpico?

En primer lugar hay que hacer la mínima y luego habrá que pelear por la plaza. En este momento todas partimos de la misma línea de salida y tenemos las mismas opciones y oportunidades.

En los últimos tiempos has venido compaginando tus competiciones atléticas con el multideporte. ¿Cómo te está resultando la experiencia?

Siempre me ha gustado montar en bici, jugar al tenis, salir a la sierra… El triatlón, por supuesto, me enganchó desde que participara en el primero en 1997 y desde entonces en muchos veranos volví a repetir experiencia. Hasta entonces era un juego, una travesura, pero el año pasado participé en el Campeonato de España de duatlón y conseguí una plaza para el Mundial. No dejé pasar esa oportunidad y, a pesar de ir insuficientemente preparada en bici, logré entrar 8ª. Este año me preparé para ganar el Campeonato de España de duatlón, pero tuve graves problemas de contracturas/calambres en gemelos en T2 y no pude terminar la prueba. Aun así, me seleccionaron para el Europeo, donde estaba convencida de luchar por las medallas, pero en una transición dejé mis opciones de pódium para “pegarme” por conseguir una 6ª posición. Lo emocionante de esta disciplina y la del triatlón es que pueden pasar muchísimas cosas y es emocionante hasta el final.

Obviamente, no es fácil compaginar estas pruebas a alto nivel y por ello hay que elegir muy bien tus objetivos. Me habría gustado ser triatleta internacional de olímpica pero, obviamente, no es mi objetivo, una cosa es hacer un triatlón o darte un gustazo y competir en una Copa de Europa (como el pasado mayo) y otra muy distinta intentar clasificarte para unos Juegos Olímpicos. Se perfectamente dónde estoy y lo que quiero y mi entrenador me ayuda a fijar las pautas de consecución de los mismos.

Sonia Bejarano, en el Campeonato del Mundo de Duatlón 2014 | Sonia Bejarano

Sonia Bejarano, en el Campeonato del Mundo de Duatlón 2014 | Sonia Bejarano

¿Tienes ganas de seguir profundizando y evolucionando en el duatlón, triatlón?

De momento sólo pienso en este final de 2015. Hasta que no termine este capítulo no tendré la perspectiva suficiente para poder elegir mis objetivos de 2016. Quiero seguir creciendo como atleta, como duatleta y triatleta, aunque tendré que priorizar. La sensación es la de tener muchas metas a las que llegar, muchos objetivos realmente seductores. Sólo elegiré lo que realmente me motive; ser internacional y competir a nivel profesional es mi ambición, pero, indudablemente, hay una oportunidad de acudir a unos JJOO delante de mí y lo quiero intentar.

Hace un mes se ha disputado el Mundial de atletismo. Has sido internacional en varias ocasiones. ¿Cómo evalúas tú la actuación de España en Pekín?

Creo que es injusto criticar la actuación española por conformismo y falta de competitividad de los atletas, como he leído en algunos medios. Los atletas han hecho todo lo que estaba en su mano para llegar en su mejor momento. Competir en un país donde hay 9 horas de diferencia al este, condiciones de humedad exigentes y donde el nivel es tan parejo y duro, no es nada fácil. Sabíamos que los puestos de finalistas iban a estar contados y las medallas difíciles, pero no es una situación que deba sorprender a nadie. El deportista se entrega en lo que hace y cuenta con pocos medios que escasean cada vez más. Una beca nacional supone una cuantía de 4.000 €, de los cuales sólo se cobra el 50% ya que debes refrendar tu rendimiento durante el siguiente año para percibir el 50% restante. Que los que reciben beca me corrijan porque no sé cómo está el tema actualmente, pues hace algunos años que no tengo los resultados necesarios para conseguir una; hacer mínima mundial y ser internacional (ambas condiciones).

¿Y cómo ves la situación actual del atletismo en España?

Mi punto de vista es que se nos exige una dedicación y resultados profesionales, pero no somos profesionales. Mi caso y el de muchos otros es que compatibilizamos horas de entrenamiento con horas de trabajo para poder seguir cumpliendo nuestro sueño, que es rendir al más alto nivel que podamos permitirnos.

En mi caso, gracias a las ayudas de mi comunidad, Junta de Extremadura, y patrocinadores privados, como Hitachi Aire Acondicionado y Crash Wines, he podido seguir en este mundo, pero mi caso es algo aislado. Es difícil disponer de medios económicos y la federación lo hace lo mejor que puede, pero si no puede asegurar una estabilidad a sus deportistas quizás podría “abrir la mano” y poner facilidades para que entraran nuevos sponsors privados y así poder llevar equipos completos a campeonatos oficiales. Esta inyección de pequeños inversores, que puede ser del ayuntamiento de tu pueblo, de la tienda de tu barrio o de una empresa multinacional, pueden ser y están siendo en muchos casos los salvaguardas de muchos deportistas de élite. Habrá que cuidarlos y darles razones para que sigan apoyando.

Jaime Fernández de Luarca y Sonia Bejarano | Sonia Bejarano

Jaime Menéndez de Luarca y Sonia Bejarano | Sonia Bejarano

¿Qué crees que se debe y se puede hacer para reflotarlo?

Hace poco nos tachaban de estar “acomodados”. Mi opinión es que necesitamos un mínimo de seguridad. Cuantos más medios tengamos más podremos progresar, no sé de dónde sale la idea de que vamos a competiciones de vacaciones, como sugieren algunos periodistas. Lo repruebo, pues todos saben que nuestros ingresos dependen de nuestro rendimiento, que a veces llegan tarde y mal. Cada oportunidad que tenemos de competir a nivel internacional o nacional son oportunidades para hacerte valer y tener cierta notoriedad. Si la recompensa (ya pueda ser económica o de satisfacción personal) al final del camino merece la pena uno se dejará la piel en ello.

 ¿Hay parte de culpa en los propios atletas?

Al margen de lo anterior, el atleta tiene mucha culpa. Por supuesto, es culpa nuestra el no tener una asociación como necesitamos, un portavoz con fuerza para intentar canalizar nuestras inquietudes y diera solución a muchos problemas, por ejemplo, que por falta de recursos económicos no se lleven equipos completos y que no nos permitan proponer soluciones intermedias, unos criterios que no deje lugar a dudas y, en definitiva, confianza en el atleta que gana su plaza por criterio. Aquí cada uno va a lo suyo y nos arrimamos al árbol que da mejor sombra, con lo que se hace imposible crecer como gremio. No tenemos, ni tendremos, unión.

Por desgracia no se habla de atletismo en España como nos gustaría, más bien sólo cuando saltan asuntos de dopaje. ¿Consideras que hay un problema grave de dopaje en nuestro atletismo aunque no salgan muchos más casos?

Creo que hay un problema grave cuando salen artículos periodísticos o se desmantelan operaciones y no aparecen culpables. Parece que hay pruebas clarísimas pero no suficientes para sancionar a nadie, con lo cual te queda la rabieta, la montaña rusa emocional y un sentimiento de impotencia cuanto menos. Me asombra que algunos casos estén 2 años en la nevera sin veredicto, que haya reducciones de condena o que una persona haya sido sancionada 2 y 3 veces y siga compitiendo (pensaba que a la segunda era sanción de por vida). Sí, considero que hay un problema grave de dopaje y de cómo abordar el dopaje. O será que no estoy contenta con la ley actual y me gustaría que fuera más contundente. Creo que es injusta para los que cumplen la ley.

¿Crees en las segundas oportunidades a este tipo de tramposo o más en la sanción a perpetuidad?

Creo en las segundas oportunidades en otro ámbito profesional, pero podría conceder esa segunda oportunidad en el caso de que saliera un estudio que demostrara que la sustancia con la que se dopó no sigue aportando mejoras en rendimiento en los años siguientes al término de su sanción (2 años me parece ridículo para algunos casos), si devolviera el dinero ganado y los títulos de su carrera deportiva, si pagara su multa correspondiente y reconociera haberse dopado, además de revelar sus “fuentes”. Después de todo este acto de constricción, creo que no podría pedir más para su reinserción. Aunque prefiero la perpetuidad, imagino que todos necesitamos una segunda oportunidad y no me refiero a seguir compitiendo como atleta, sino en la vida. No quiero machacar a nadie, ni lapidar, pero una persona que se ha dopado es un ladrón que ha entrado en tu casa y te lo ha robado todo. No es nada personal, es que no me gustan que me engañen, ni los ladrones ni que me roben.

Cuéntanos, para acabar, a qué se dedica Sonia Bejarano cuando no entrena y compite.

En mi día a día encajo varios trabajos que al final conllevan una dedicación de media jornada (incluidos sábados y domingos. Jaime, mi marido, abrió en 2012 (en plena crisis), una tienda de triatlón, bicis, running y natación y seguimos adelante con ella. En enero pasado nos trasladamos a un establecimiento más grande, con lo cual necesita más atenciones por lo que SOLORIDE se lleva gran parte de mi atención. Además, el trabajo en gimnasio Físico con el club de corredores y triatletas (Bejarawi Run y X3M), las extraescolares con los niños del cole, las colaboraciones con otros medios y marcas y entrenamientos personales, además de las acciones con mis patrocinadores. Después de todo esto, le sumas entrenamientos y competiciones y me queda un cocktail que hay que saber agitarlo lo justo si no quieres que te salpique en la cara. Si puedo escaparme un fin de semana a ver a mi familia a Cáceres me escapo, pero a veces simplemente disfruto de un sábado por la tarde en casa donde me prohíbo abrir el ordenador para trabajar.

Luego siempre hay pequeños ratos para quedar a comer con amigos, ver algún documental, leer un libro y dar un paseo (corto, que caminar, si no es por el monte, me cansa mucho).

Dinos qué marcas son aquéllas que, afortunadamente, apuestan por ti y te apoyan.

La mezcla de ayudas públicas y privadas me permite seguir apostando por un futuro en el deporte de élite. Como organismos públicos están la Junta de Extremadura, que me ha ayudado durante toda mi etapa como deportista (salvo algún año por problema de fondos), y la Diputación de Cáceres, que me ayudó durante los dos años últimos. Ambos programas de financiación se rigen por un sistema de becas publicado en el BOE al que se accede a través de resultados internacionales o nacionales destacados. Espero que continúen en el futuro con ellos ya que muchos deportistas seguimos adelante gracias a esas ayudas regionales y/o provinciales.

Como empresas privadas, la apuesta más fuerte viene de mano de Hitachi Aire Acondicionado, con la que llevo trabajando 3 años y con la que hay diseñado un proyecto en el futuro inmediato, pero hasta después de Berlín no sabré si continuamos con dicha colaboración.

Además está también Crash Wines, con los que llevo 2 años en su equipo y me gustaría continuar, pues hay muchas acciones que podemos desarrollar aún.

Con el tiempo vas conociendo más las necesidades de la marca que apuesta por ti y encuentras más acciones que puedan ser interesantes. Es un trabajo continuo, no basta sólo con hacer visible su logotipo, sino también darle un valor añadido. En definitiva, volcarte con ellos y creer en ellos, como ellos lo hacen contigo.

Hay además otras firmas colaboradoras que desde el principio me han ayudado, como SOLORIDE, ENVE, POWERTAP, cuyo material me resulta fundamental a la hora de afrontar mis retos como duatleta y triatleta. VIRKLON y su personalización de ropa deportiva técnica de calidad, BROOKS y sus zapatillas top ventas en EEUU por las que aposté mucho antes de que decidieran incluirme en su equipo como colaboradora. En definitiva, una serie de profesionales que me hacen mucho más sencillo continuar y en los que me apoyo en los momentos más duros.

Azucena Díaz, Marta Silvestre, Sonia Bejarano y Cristina Jordán | Cedida

Fran Aguilera

Corredor, Diplomado en Educación Física, Monitor de Atletismo, Entrenador Nacional de Ciclismo. Mijas (Málaga)


Etiqueta asignada a este artículo
Maratón

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies