Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
OPINIÓN

España y su problema con el dopaje

La doble moral de muchos
Más sobre dopaje
España y su problema con el dopaje
Mundial de Londres 2017 | Uri Roura-WangConnection
10 Nov 2017 23:11

El dopaje sigue sin entender de edad, fechas de nacimiento ni DNIs. Es lo que tiene no tener valores, que no importa que tengas 20 o 60 años. Deportistas jóvenes y veteranos recurren al dopaje, a las trampas. A alguno los pillan, a la inmensa mayoría, no.

En las últimas semanas estamos viendo cómo, en el atletismo, por ejemplo, atletas que se doparon en su día y atletas que fueron suspendidos por posesión o tráfico de sustancias dopantes están compitiendo, y venciendo, en diversas competiciones. Es el caso, por ejemplo, de Aelemayehu Bezabeh, Sergio Sánchez o Antonio David Jiménez Pentinel.

La citada terna de atletas cumplió su sanción y tienen luz verde para competir. Alguno incluso opta a volver a representar a la selección española de atletismo en competiciones internacionales. ¿Lo lograrán? En breve lo sabremos. Llegado el momento, a ver qué hace la RFEA con ellos. Nada les impide seleccionarlos. Ahí está el problema, que esa solución no gusta a muchos, a casi nadie. Bueno, sólo a los tramposos, que así saben que, si les pillan, se pasan un tiempecito en el rincón de pensar y luego pueden volver a campar a sus anchas.

Dicen que todo el mundo tiene derecho a una segunda oportunidad. Dicen. ¿Dónde están las oportunidades de aquéllos que durante años perdieron becas, esponsors, material, internacionalidades, porque alguno de esos tres atletas se interpuso en su camino? ¿Dónde quedaron las ilusiones de algunos atletas que vieron cómo alguien en su día, en cuyo dorsal se podía leer I Run Clean, les puso la zancadilla y lograron quemar los sueños y las ilusiones de atletas limpios? Tal vez alguno piense que ninguno va limpio, pero alguno habrá, ¿no?

El hecho de que gente como los nombrados (lo cito así porque me da grima volver a escribir su nombre de nuevo) pueda seguir compitiendo y ganando dinero con el deporte, con el atletismo, es una señal de que España sigue teniendo un problema con el dopaje. Hace falta acción, movimiento, dar un golpe sobre la mesa.

Si bien todo el mundo tiene derecho a una segunda oportunidad (menos los que compiten limpios ante deportistas con sangre druida), no termino de entender cómo puede haber un equipo de atletismo con vocación internacional que cuenta en sus filas con tres atletas que han tenido problemas con el dopaje. Hay un club que cuenta en sus filas con Aelemayehu Bezabeh, Sergio Sánchez y Rachid Nadij, cuya esposa también ha sido suspendida por dopaje. No me gusta. Antes creía en ese club, ahora no. Lo siento, pero no. Ese no es el mensaje. Los tramposos deben encontrarse las puertas cerradas, las oportunidades fuera de su alcance. Tal vez esos atletas, tramposos en su día, ahora estén limpios. Tal vez lo estén, pero la duda siempre penderá de un hilo sobre sus cabezas, sobre sus valores o la falta de ellos.

El mensaje debe ser el opuesto, el de apostar por gente joven, por gente con ganas, por gente que haya demostrado una trayectoria de limpieza y compromiso con el deporte limpio y todo lo que ello implica.

En esa línea deben ir las instituciones, los medios de comunicación. Sin embargo, es habitual que ambos pilares jueguen a menudo con la doble moral, con el doble mensaje de decir una cosa y hacer otra. Es habitual leer algunos llamados “medios” que critican el dopaje y luego, por ejemplo, alaban la carrera deportiva de deportistas dopados, como es el caso reciente, por ejemplo, de Alberto Contador, un héroe nacional en su retirada. Y no olvidemos que, según la Guardia Civil, hay sangre suya, entre otros, que reclama la Agencia Mundial Antidopaje.

No puede haber “medios” que se atribuyen el papel de ser, por ejemplo, los mesías del atletismo, los salvadores de este deporte, y que no se atrevan a mencionar qué atletas dan positivo. Queda muy bonito hacer la pelota a atletas, clubes, federaciones… Queda precioso, pero más bonito está saber que un atleta es un tramposo y no decirlo. Como también queda precioso que una federación no se atreva a decir que un atleta ha sido suspendido por la AEPSAD por dopaje. Y que no me vengan con la Ley 15/1999, que luego, para decir que un atleta traficante está estudiando para ser entrenador nacional de atletismo no haya ningún problema.

Al hilo de esto último, ¿dejaría usted que su hijo o hija estuviese en manos como entrenador de una atleta dopado, de un atleta que haya traficado con productos dopantes o con un atleta que ha sido pillado con productos dopantes?

Me dicen las malas lenguas que ahora es una prioridad que no haya escándalos con el dopaje en España. No quieren nuestros políticos que España sea como una Rusia del Mediterráneo. Ahí tenemos el problema, la imagen, el crédito de nuestro país.

Señores, ese crédito se desplomó cuando se resolvió que no se revelaran los nombres de los propietarios de la sangre que hay en las bolsas del druida Eufemiano Fuentes, un elemento peligroso para el deporte español, para la salud del deporte de nuestro país. El Frankenstein del deporte español reclama las bolsas para sus legítimos propietarios. Igual quiere reinfundírsela él mismo para comprobar los efectos colaterales de una orgía de glóbulos blancos, hematíes, plasma siberiano, etc.

Houston, España tiene un problema. Tal vez sea mejor que nuestro deporte siga sin ser rentable para los atletas, pues tal vez ese sea el mejor freno para que no pillen a más atletas con el carrito del helado. No sé, a lo mejor es más aconsejable que no haya más dinero de por medio…

Fran Aguilera

Corredor, Diplomado en Educación Física, Monitor de Atletismo, Entrenador Nacional de Ciclismo. Mijas (Málaga)


Etiqueta asignada a este artículo
Dopaje

2 comentarios

Escribir un comentario
  1. jose
    jose 11 noviembre, 2017, 21:14

    DEBO DECIR QUE AL QUE SE DOPA UNA VEZ QUE LE PILLAN Y LE SANCIONAN, LUEGO TIENE CONTROLES MUY FRECUENTES Y UNA VIGILANCIA MUY EXHAUSTIVA POR PARTE DEL ORGANISMO ANTIDOPAJE. ASI QUE NO CREO QUE LO VUELVAN HACE ADEMAS LE SANCIONARIAN CREO ,,QUE DE POR VIDA.

  2. COACHNICK
    COACHNICK 17 noviembre, 2017, 22:05

    Estoy en contra del dopaje. Pero no estoy de acuerdo con pedir condena perpetua para quienes fueron sancionados por dopaje. Todo el mundo tiene derecho a rehabilitarse y la sociedad tiene la obligacion de volver a admitirlos y de no discriminarlos.
    ¿Te imaginas esta idea extrapolada a otros ambitos de la vida en sociedad? ¿Cómo calificarias a un estado que niega el derecho a la reinserción de los presos?
    Por favor…..

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies