Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
OPINIÓN

Eusebio, olé tus “güevos”

Impresiones de Fran Aguilera tras leer el artículo de Carlos Toro en El Mundo
Londres, día 1: Toma de contacto
Eusebio, olé tus “güevos”
Eusebio Cáceres | Uri Roura-WangConnection
05 Ago 2017 14:08

Muchos pensarán que el titular está equivocado, que la actuación de Eusebio Cáceres en la calificación de salto de longitud no es merecedora de grandes alabanzas ni titulares grandilocuentes. Eusebio Cáceres falló. Es muy mal resultado llegar a un gran campeonato y tener que volverte a casa con tres saltos nulos. Seguro que el propio saltador es el principal decepcionado consigo mismo, con su actuación. Supongo que dará mucha vueltas a lo sucedido en el pasillo de salto de longitud. Será momento de análisis, de evaluación y de ver qué ha pasado y qué se debe mejorar.

Tras pasar por la zona de prensa, Cáceres reconoció que llegaba bien, en forma, sin dolores ni molestias, que tenía ganas. Podía haber dicho (como han hecho algunos compañeros de la selección española en el pasado) que si la abuela fuma, que el pasillo tenía las indicaciones en inglés, que la molestaba el pie, que no está acostumbrado a saltar a esa hora, que con estar en Londres él ya estaba contento y feliz.

Podía haberse justificado fácilmente –con lesión en el Meeting de Madrid– pero no lo hizo. Dijo la verdad, lo que debe hacerse siempre, tanto cuando las cosas salen bien como cuando salen mal, pues demasiados deportistas, y los atletas no son una excepción, no quieren hablar cuando no las tienen todas consigo. Puede ser entendible, pero es un error, un escurrir el bulto y cerrarse puertas.

Está claro que con las marcas conseguidas ayer, Eusebio Cáceres debería estar en la final de salto de longitud. Si bien sus 8.31 de Sierra Nevada son engañosos por conseguirlos en altitud (tal vez habría que replantearse la validez de estos registro para acudir a grandes campeonatos), Cáceres está capacitado de sobra para estar por encima de los 7.91 que suponía el pase a la final.

Sin embargo, ahora uno lee, por casualidad, artículos como los del periodista Carlos Toro, de El Mundo., titulado “El fiasco de Eusebio Cáceres en una España con exceso de equipaje“.

El avezado periodista da algunas puntada con hilo, pues critica, con razón, la actuación de Eusebio Cáceres. No seré yo quien diga que el de Onil saltó bien. Eso sí, la cagó por muy poco, pero la cagó.

Ahora bien, creo que alguien que escribe sobre deporte debe ser alguien que sepa de deporte y que sepa valorar lo que supone y cuesta estar en un Campeonato del Mundo de Atletismo. Iba a releer el artículo para entrecomillar frases de Toro, pero dudo que merezca la pena.

Lo que sí creo que merezca la pena es que ciertos medios, muy acostumbrados a bailarle el agua a instituciones, partidos políticos o federaciones según les interesa (un amigo llama a eso “lamer esfínteres anales”), sean un poco más cuidadoso con lo que dejan que pase de una idea a un hecho en forma de artículo. No estoy hablando de censura, sino de cordura, de sensibilidad, de cuidado.

La libertad de expresión es una premisa en la sociedad de hoy en día, en el periodismo, en los medios de comunicación. Pero ello no quita para que siempre, o casi siempre, uno mismo, el escribiente, sea consciente de que ha de tener precaución con lo que hace, en este caso, con lo que escribe.

Y lo digo porque se puede criticar cuando se tiene razón, pero no me parece lógico que Carlos Toro se unte la lengua (en este caso los dedos) en excremento (por no decir mierda) para poner como un guiñapo a un atleta que seguro que ha hecho lo imposible por hacer tres saltos válidos. Al final fueron nulos y se vuelve a España. Mala actuación, pero no creo que se deba echar limón en la herida con tal de ser el más “aguerrido” de la clase. Así muchas veces ocurre que a uno esos excrementos le son devueltos como si los hubiera lanzado hacia un ventilador situado en frente.

Tengo muy claro que Toro sacará su pluma (espero que no el plumero) a relucir en más de una ocasión con motivo de este Mundial. Estaremos al tanto a ver qué nos cuentan los enviados especiales.

Artículos relacionados
Horario y actuación española en el Mundial de Londres

Fran Aguilera

Corredor, Diplomado en Educación Física, Monitor de Atletismo, Entrenador Nacional de Ciclismo. Mijas (Málaga)


Etiqueta asignada a este artículo
Carlos ToroOpinión

2 comentarios

Escribir un comentario
  1. Mariluz Zubiaur
    Mariluz Zubiaur 5 agosto, 2017, 15:56

    Que pena, la verdad, pues quien crítica crea en sí mismo ese defecto, y por tanto, se le devuelve doblado. Hay que ser más conscientes Toro…

  2. COACHNICK
    COACHNICK 10 agosto, 2017, 19:14

    En mi opinión el periodista Carlos Toro ha dicho lo que muchos pensamos y no tenemos altavoz para poder decirlo a los cuatro vientos. Este periodista se ha atrevido a meter el dedo en la herida y mucho me temo que va a ser sometido a una campaña de desprestigio por todo el establishment del atletismo español y sus generadores de opinión, es decir, por todos aquellos que tienen mucho que perder si se cuestiona su trabajo. De momento ya se ha dicho del periodista que no sabe de lo que escribe (deporte) y que escribe mierda. Bien empezamos. Auguro que pronto se llegará al insulto. Ojalá me equivoque.
    Eusebio Caceres ha tenido la mala suerte de ser el primer español (y desde luego no el único) en pifiarla en el Campeonato del mundo y ha sido tomado por el periodista como ejemplo de lo que es nuestro atletismo a día de hoy.
    Para mí el articulo de El Mundo es muy crítico con el atletismo español en general y ha utilizado el fiasco de Eusebio Caceres como ejemplo para el desarrollo de la idea principal del artículo.
    Con una representación española tan númerosa (el 6º país) no es descabellado esperar unos resultados acordes a dicho tamaño. Vamos a ver como termina el mundial. Hasta el día de hoy vamos mal, muy mal.
    El artículo pone de los nervios a la RFEA y adlateres. Se les cuestiona por sus resultados y quieren cortar de raiz cualquier critica que les exija responsabilidades no vaya a ser que se extienda la critica en la sociedad española y se acabe poniendo en peligro su “modus vivendi”
    Es evidente que el modelo de gestion del atletismo español no funciona. Hay que remover hasta los cimientos de toda la estructura del atletismo español para tener el atletismo que un pais como España se merece. Con el cambio de presidente en la RFEA nada ha cambiado, siguen los mismos de siempre. Y con los mismos de siempre seguiremos teniendo los mismos resultados de siempre.
    Qué pena de atletismo español.
    Saludos

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.