Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
CTO. EUROPA BERLÍN

Fernando Carro, ese vecino de al lado

¿Te subes al carro con Fernando?
Fernando Carro, ese vecino de al lado
Fernando Carro pasa un obstáculo en la final de Berlín 2018 | Daniel Meumann-WangConnection
10 Ago 2018 18:08

Iba a escribir sobre Fernando Carro Morillo a pelo, sin buscar datos ni información sobre este “peaso” atleta. Sin embargo, antes de teclear nada me he ido a Google y he escrito “Fernando Carro Mis Atletas”. Me ha salido este enlace >

Ahí está la primera entrevista que le realicé a Fernando hace más de 4 años y medio. Aún no había cumplido 22 años y ya apuntaba maneras. No me refiero a maneras de atleta, sino a su personalidad, a cómo vive el atletismo y cómo la vida. Tras repasar palabra a palabra de la entrevista casi me quedo sin saber qué escribir en estos párrafos. Es que Fernando Carro Morillo se describe por sí solo. ¿Qué puede decir uno de él que no diga, por ejemplo, en esa entrevista? ¿Qué podemos decir que él no diga sobre la pista, el campo a través o sobre el asfalto?

Fernando no es una joya a la que hemos descubierto en Berlín, pues nuestro obstaculista de plata es un diamante que lleva años forjándose a fuego, que se ha ido puliendo día a día, año a año. Oyes a Fernando hablar en zona mixta y te quedas sin palabras, deseando no sólo que la inmensa mayoría de atletas tengan la lucidez de Carro, sino también deseas que se convierta en tu yerno, con permiso de Clara.

Leo de nuevo a Fernando en la entrevista y me sorprende, como ya lo hizo en su día, cómo un chaval de 21 años puede tener la mente tan clara y los pies tan firmes en el suelo. Es una especie de eslabón perdido.

Amigo de sus amigos, compañeros de sus compañeros, pupilo fiel de quien sabe escoger la temperatura y la intensidad del fuego para que el potaje se cocine a la temperatura adecuada. ¿Se enfadará Fernando por el símil con el potaje? Espero que no, pues el potaje es la esencia de la alimentación completa, es contundente, es claro y conciso. Es sublime. Y Fernando es contundente.

Cada competición en la que toma parte Fernando Carro Morrillo debería cobrar entrada al público. Es impresionante el nivel de entrega, el grado de compromiso del atleta de Suanzes San Blas consigo mismo y con los amantes del atletismo. Da igual que sea un cross de noviembre, un mítin de junio o el gran campeonato. Nadie dudará jamás de que Carro exhalará hasta la última gota de sangre si hace falta antes de dar por perdida una medalla, un puesto o un segundo. Es un seguro, un aval, un caballo ganador, un espejo en el que muchos atletas deberían mirarse, pendientes más del mundo exterior que de lo que irradia su corazón, su vocación, su pasión. Todo eso y mucho más es el obstaculista de las greñas, el atleta de gesto sufrido, el apostador nato.

Ahora es fácil hablar bien de él, de sus cualidades, esas que alguna firma puso en duda tras los Juegos de Río y que seguro que en más de una ocasión se han mordido la lengua o las uñas. Lo importante no es lo que pensemos sobre él, sino que él siga siendo fiel a sí mismo y siga transmitiendo lo que mejor sabe hacer: amor, entrega, lucha cual gladiador sobre la arena repleta de depredadores ávidos de sangre.

En aquella entrevista me decía que hablar de Juegos Olímpicos y Mundiales eran palabras mayores, pero al año siguiente fue mundialista en Pekín; y al siguiente fue olímpico en Río de Janeiro. Ahora es un caballo alado bañado en plata, pero con un corazón dorado y una mente diamantina.

¿Te subes al carro con Fernando? Yo no tengo duda. Gracias, Fernando.

Fran Aguilera

Corredor, Diplomado en Educación Física, Monitor de Atletismo, Entrenador Nacional de Ciclismo. Mijas (Málaga)


Etiqueta asignada a este artículo
BerlínCampeonato de Europa Berlín 2018

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.