Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

‘Gracias, Chuso’ por Coral Aja

‘Gracias, Chuso’ por Coral Aja
16 Ago 2013 19:08

Jesús Ángel García Bragado | rtve

“Un marchador de récord”, “Bragado mira al futuro”, “Chuso García, la leyenda”, “Larga vida a Chuso García Bragado”… Estos son algunos de los titulares que Jesús Ángel García Bragado ha ido protagonizando a lo largo de su carrera deportiva. Y no es para menos. El atleta madrileño a sus 43 años ha conseguido no solo participar en su undécimo mundial, sino acabar en una gran 12ª posición.

Chuso es un atleta al que le gustan los retos. Quienes conocemos el mundo del atletismo, sabemos que la marcha es una de las modalidades más lesivas. La cadera sufre, las rodillas se resienten… y los años pasan y pesan de otra manera. Y sobre todo si te dedicas a una prueba tan dura y exigente como son los 50 kilómetros marcha. Pero Jesús Ángel es de otra pasta, casi podríamos decir que procede de otro planeta.

«Muy pocos atletas pueden presumir de llevar a sus espaldas 11 mundiales, 6 juegos olímpicos y 5 campeonatos de Europa»

Hizo sonar el himno español cuando se subió a lo más alto del podio en los mundiales de Sttugart ’93. Han pasado 20 años de aquella gesta y desde entonces nos ha acostumbrado a verle compitiendo con los mejores, luchando por hacerse un hueco entre la élite de los marchadores. Muy pocos atletas pueden presumir de llevar a sus espaldas 11 mundiales, 6 juegos olímpicos y 5 campeonatos de Europa. Si echamos cuentas, entre todos ellos suman alrededor de ¡1000 kilómetros! Es algo increíble, y más aun tratándose  de un ser humano cuyo soporte son sus piernas y su única gasolina el agua, algún que otro gel y fuerza, mucha fuerza para no rendirse al destino en las casi cuatro horas de prueba.

Podríamos decir que cada vez que compite sigue un ritual. Sale atrás, sin alcanzar el protagonismo inicial, sin escaparse para poner nervioso al rival, sin hacer ruido. Y a medida que van pasando los kilómetros, va aumentando posiciones. Recoge los “cadáveres” que se va encontrando por el camino, aumenta la marcha, suma, sigue y no para hasta que no cruza la línea de meta. Con un marchar firme se desplaza de manera sutil, suave, vaporosa. Y casi sin darnos cuenta aparece de entre la nada para “colarse” entre los mejores atletas que se dan cita en la prueba. Aparece cuando ya no te lo esperas, con la mirada fija en su objetivo y atraviesa la meta bañado en sudor pero con la satisfacción de haber dado todo lo que tenía. Después de todo, aún le quedan fuerzas para dedicarnos una sonrisa.

Chuso nos ha vuelto a sorprender. Pensando en él, irremediablemente me viene a la cabeza una frase que dijo hace mucho tiempo Émile Zatopeck, la locomotora humana: “Un atleta no puede correr con dinero en sus bolsillos. Debe hacerlo con fe en su corazón y sueños en su cabeza”

«Nos ha hecho creer que todo se puede, que no hay obstáculo grande que no pueda ser sorteado.»

Y así, con fe en el corazón y sueños en la cabeza, Jesús Ángel García Bragado, a punto de cumplir 44 años, ha conseguido hacernos soñar, vibrar con su carrera, emocionarnos con su particular remontada. Nos ha hecho creer que todo se puede, que no hay obstáculo grande que no pueda ser sorteado.

Gracias, Chuso.


Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies