Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

‘Home sweet home’

‘Home sweet home’
29 Ene 2014 16:01

Ana Lu00f3pez Varela con Laura Gil

Ana López Varela con Laura Gil del Rivas Ecópolis

Ana López Varela con Laura Gil del Rivas Ecópolis | Cedida

Ana López Varela con Vega Gimeno del Rivas Ecópolis

Ana López Varela con Vega Gimeno del Rivas Ecópolis | Cedida

Cuántas veces hemos repetido el lema de «home sweet home» al cruzar el umbral del hogar a la vuelta de un viaje; por muy placentero y lujoso que éste haya sido, al final, como en casa, en ningún sitio. Con la recuperación postlesión de los deportistas, por banal que parezca el símil, ocurre algo parecido, no tanto respecto al confort y al calor del hogar, sino en cuanto al entorno y al contexto deportivo.

Necesitamos y debemos exigir los mejores quirófanos, hospitales, centros de rehabilitación y clínicas de recuperación. Son imprescindibles y sobran razones que lo justifican. Pero, ¿qué ocurre cuando se recibe el alta?, ¿qué ocurre cuando quedan por delante meses de recuperación porsteriores a una cirugía de hernia discal o cuando salen de urgencias escayolados por una fractura de radio?

El deportista profesional debería poder elegir entre dos opciones que no siempre se ofrecen:

  • Tratamiento en el club/federación, etc…
  • Tratamiento en un centro de rehabilitación convencional ajeno al club, asignado por el seguro médico correspondiente.

Este último será posiblemente más espacioso, más nuevo y estará mejor dotado que la
enfermería de turno, tendrá los mejores profesionales, muy preparados (no necesariamente en el campo del deporte) y un montón de compañeros de rehabilitación, con lesiones muy diversas…No es una mala opción en absoluto, pero hablamos de deporte profesional donde los detalles marcarán la diferencia; necesitamos que la espalda intervenida vuelva a «bloquear» como lo hacía y que la muñeca de oro recupere su capacidad anotadora.

Estos detalles son mucho más fácilmente recuperables en el entorno adecuado, que no es otro que el «calor del hogar» o lo que es lo mismo, en el contexto diario de un deportista, en su enfermería, en su pabellón, en sus pistas o en su campo.

«La propipiocepción más primaria está en la mente, y la secundaria es mejor cuanto más real»

En este caso, si todo funcionara como debería, tendría a su disposición a los profesionales adecuadamente cualificados y también los medios necesarios. Pero no sólo eso, su entorno y su día a día serían muy parecidos a los de antes de la lesión. Aunque parezca increíble, es verídico que el olor del parqué y el sonido del balón también curan. La propiocepción más primaria está en la mente, y la secundaria no sólo es más rápida sino que es mejor cuanto más real; por qué empezar a saltar en unas paralelas si lo pueden hacer en su cancha de baloncesto con su peto de entrenamiento y rodeados de sus compañeros; por qué dejar de usar su vestuario y su banquillo de cada día; por qué no hacer los ejercicios con un balón profesional en vez de con uno terapéutico para no perder su tacto; por qué prescindir de esas charlas tan productivas con los entrenadores; por qué renunciar a unos tiros libres si alguien le sujeta la muleta…

Esas sensaciones que sólo aporta el entorno deportivo tranquilizan mentalmente, predisponen positivamente a la recuperación, mantienen la ilusión del jugador y a él mismo dentro del equipo, le permite recibir más fácilmente ánimo de los compañeros y en una palabra, curan. No es nada nuevo, ya lo decía Dorothy en el Mago de Oz, «no hay lugar como el hogar».


Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies