Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Ídolos de barro

01 May 2015 21:05
mud-barro-persona-sport-persona

‘Lo malo de hacer algo de barro es que la lluvia se lo lleva y la lluvia siempre llega, sea más tarde o más temprano’

Toda persona que ama el deporte tiene algún ídolo, algún referente que es el espejo en el que mirarse. Los que tenemos la suerte de haber sido picados por el gusanillo del atletismo no podíamos ser menos y también tenemos nuestros ejemplos a seguir. Desgraciadamente, cada vez observamos atónitos cómo esos ídolos que pensábamos estar esculpidos en mármol, realmente estaban hechos de barro. Lo malo de hacer algo de barro es que la lluvia se lo lleva y la lluvia siempre llega, sea más tarde o más temprano.

Hace poco tiempo nos despertábamos con el positivo del atleta nacionalizado español Marhoum. Si bien a las personas de su entorno no parecían sorprenderse, no deja de ser otro ídolo de barro sobre el que ha llovido y este no deja de ser el último hasta el momento de una ya larga lista, compuesta por gente que en su día nos hizo saltar del asiento como Tyson Gay en la órbita mundial, o Sergio Sánchez en el ámbito nacional.

Sergio Sánchez, sancionado por dopaje | RFEA

Sergio Sánchez, sancionado por dopaje | RFEA

Lo malo de la proliferación de estos falsos ídolos es que hacen tambalear los cimientos de los referentes de verdad, hacen que cuando vemos una gran marca de una persona inmediatamente se cierna sobre él la sombra de la sospecha, que cuando desgraciadamente se lesiona antes de un campeonato importante, los rumores empiecen a correr por las redes sociales. Y todo porque estas son las acciones que repiten los tramposos, realizan una marca estratosférica en una competición de su pueblo (incluso batiendo récords) y después renuncian a los campeonatos importantes.

Tenemos que cambiar esto, no podemos sospechar de nuestros ídolos, cada vez son menos los que construyen sus estatuas de barro y más los que las construyen de mármol, un mármol duro y resistente, tan duro que la única manera de cincelarlo es con kilómetros, con series, con pesas, días meses y años de entrenamiento, pero sobre todo sin las sustancias prohibidas que usan los que las construyen de barro.

Personalmente me niego a que un grupo de personas me arrebate mi derecho a quedarme ojiplático al ver a los velocistas volar sobre al tartán, a los lanzadores mandar el artefacto a los límites que solo ellos son capaces, a los marchadores recorrer kilómetros tan rápido con una técnica tan peculiar, a los maratonianos llevar al límite al cuerpo humano.

idolos-de-barro-

Ídolo de barro

Hace un tiempo un tramposo puso en una red social que solo se puede tener como referente a uno mismo, que cualquiera nos puede engañar. No lo comparto. Dentro de la educación de la persona están los valores que nos han inculcado, si a él le transmitieron como valores supremos el dinero y la victoria, a otros no. A muchos nos inculcaron valores como el sacrificio, la honradez y el honor.

En función de esos valores tenemos que erigir nuestros ídolos, ídolos que compartan nuestros mismos valores y que no nos defraudarán. Sobre estos podrá llover pero como están hechos de mármol el agua resbalará y no los derretirá.

No podemos tener miedo a ilusionarnos, sí es cierto que nos hemos llevado batacazos en los últimos años, pero esta gente no nos pueden robar la ilusión al ver a nuestro atleta enfilar la recta de meta y apretar los dientes, no podemos pensar que está hecho de barro, hay pensar que se ha cincelado día a día, porque si estos granujas que nos engañan, además de robarnos las medallas y demás, nos roban el derecho a creer en los atletas limpios ¿qué nos queda? Nada.

Y ya para acabar, si algún ídolo hecho de barro está leyendo estas líneas, un consejo: lleva paragüas porque lloverá.

Daniel Rodríguez De Celis

Futuro jurista, exvelocista, amante de las emociones. España

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.