Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Gómez Noya, pentacampeón del mundo en una exhibición de Mario Mola (VÍDEO)

20 Sep 2015 11:09

Nunca antes lo había conseguido nadie. Sin embargo, su objetivo se centra en luchar contra la historia. Su hegemonía en el mundo del triatlón ha sido tan grande como demuestran los datos: tres títulos mundiales consecutivos para un total de cinco. Javier Gómez Noya ha superado los cuatro de Simon Lessing para convertirse en el mejor triatleta de siempre.

Mola y Gómez Noya | Archivo

Mola y Gómez Noya | Archivo

Gómez Noya llegaba con ventaja a la Gran Final de las Series Mundiales de Chicago, donde otro español, un enorme Mario Mola, se convertía en la principal amenaza a su título mundial. No obstante, con controlar la carrera, le bastaría al gallego.

El eslovaco Richard Varga (quien abandonaría poco después) arrancaba muy fuerte dominando la natación. Un tiempo de 16:18 minutos le hacía terminar primero el tramo inicial de la prueba. Más retrasados se mostraban Mario Mola (10º), Fernando Alarza (13º), Javier Gómez Noya (14º) y Vicente Hernández (18º), los cuatro españoles presentes en Chicago. Pero la transición al segmento ciclista de Mola, Alarza y Gómez Noya era rápida y les permitía recortar algo de tiempo con los triatletas que les precedían.

Así, llegaba el tramo de ciclismo, en el que Mola se mantuvo en el grupo de cabeza durante gran parte de la carrera, con Alarza, Noya y Hernández en el grupo perseguidor. Una caída obligaba a Vicente Hernández a retirarse, dejando solos a sus tres compañeros españoles y rivales.

La carrera cambió en la última vuelta a bicicleta, cuando la escapada se redujo a cuatro hombres. Noya y Mola tiraron para darles caza, sin nadie que pudiera seguirles, y lograron encaramarse a la cabeza de carrera.

Gómez Noya | ITU

Gómez Noya | ITU

El segmento a pie fue un magnífico resumen de la temporada, con los dos españoles haciendo gala de su poderío. A 500 metros de meta, Mola atacó para llevarse la victoria, la tercera que consigue en un evento de las Series Mundiales. Demostraba por qué se ha proclamado subcampeón del mundo y por qué quiere amenazar en los próximos años el trono del rey del triatlón mundial.

En ese trono, está él. Gómez Noya acababa segundo la carrera para abrazarse con el balear nada más cruzar la meta. Lo había conseguido. Su segunda plaza significaba el podio número 50 para España en las Series Mundiales pero, sobre todo, un quinto título universal, tercero consecutivo, que le eleva al Olimpo del triatlón.

Nadie lo había hecho. Solo Simon Lessing había conquistado cuatro títulos mundiales antes de la irrupción del gallego. Javier Gómez Noya rubricó su quinto entorchado para demostrar que es el mejor de siempre. Una plata olímpica, tres títulos europeos de triatlón y otras cinco medallas mundiales (3 platas y 2 bronces), configuran, entre otros muchos éxitos, la carta de presentación de un triatleta irrepetible que, pase lo que pase en el futuro, dejará un eterno legado en el deporte que le ha hecho grande.

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies