Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Jesús Manzano, “el apestado”

03 Feb 2016 21:02
Jesús Manzano ciclista dopado GD Orquín

Jesús Manzano | @Gdorquin

En estos días, el ex ciclista profesional Jesús Manzano (San Lorenzo de El Escorial, 12 de mayo de 1978) ha vuelto a la actualidad deportiva a raíz de su pasado. Manzano saltó a la actualidad informativa en 2003 cuando sufrió un colapso durante la disputa de la séptima etapa del Tour de Francia. Se disputó entre Lyon y Morzine y en el momento del desfallecimiento iba escapado con Richard Virenque (una bomba sobre la bicicleta …). El equipo Kelme, cuyos colores defendía Manzano, trató de ocultar el motivo del percance de su deportista, pero finalmente Manzano destapó que se debió a una inyección de oxiglobina, una sustancia usada en transfusiones sanguíneas a perros. A raíz de ahí tiró de la manta y puso en jaque al ciclismo español al denunciar las prácticas dopantes que se llevaban a cabo en el equipo Kelme. Desde ese momento fue querido por algunos y odiado por casi todos, algo que se ha vuelto patente estos días.

Jesús Manzano abandonó el ciclismo supuestamente asqueado por todo lo que lo rodeaba, y porque pocas posibilidades tenías de poder seguir compitiendo a nivel profesional por culpa de las normas no escritas en uno de los deportes más corruptos a todas las escalas que existen. Salió en muchos medios, prensa, radio, televisión… pero poco más. Cuando hace un timpo se dio cuenta de que su cuerpo estaba a punto de superar en kilogramos la barrera de la centena pensó que tenía que poner remedio y comenzó a entrenar en bicicleta… y a competir. Incluso el pasado año fue subcampeón de España en categoría Master 30B.

Cuando estaba a punto de comenzar la temporada 2016 se ha sabido que su equipo, el Grupo Deportivo Orquín, ha sido vetado por varios organizadores de carreras ciclistas. Esas organizaciones son las de la Vuelta a Santander, la Challenge de Aragón y la Vuelta a la Marina. Ni Manzano ni ninguno de sus compañeros podrá participar porque, según los organizadores, la presencia de Manzano “da mala imagen” a su carrera. Bueno, tal vez sí, pero tal vez no, según se mire. Puede que ahora su imagen quede dañada por repudiar a un ciclista que en los últimos 12 años y medio es probable que no haya hecho nada malo… salvo sacar a la luz públicas la bazofia que esconde el ciclismo bajo las alfombras y tras los armarios.

Cualquiera que me conozca sabe qué pienso en temas de dopaje. Me explico. Yo, en primer lugar, pienso que Jesús Manzano no debería poder volver a competir jamás en una competición ciclista ni de cualquier otro deporte que requiera licencia federativa. ¿Por qué? Porque se dopaba, porque fue un tramposo y los tramposos deben estar lejos del deporte. Ahora bien, Manzano tiene licencia, no tiene pendiente ninguna sanción ni pena que cumplir, así que debería tener vía libre para poder hacerlo.

La actitud de los organizadores de esas carreras me parece que encaja a la perfección con el perfil y la línea habitual del mundo del ciclismo español y mundial. ¿Acaso alguna organización ha osado prohibir la presencia en sus carreras de Alberto Contador? No olviden que el ciclista de Pinto dio positivo por clembuterol en 2010… ¿Algún organizador ha rechazado la inscripción del Astana, el Saxo-Bank o el Tinkoff-Saxo en alguna carrera ciclista porque Contador “daría mala imagen”? Está claro que no, pero eso es algo muy propio de un deporte y una sociedad tremendamente hipócritas.

Alberto Contador en los estudios de RTVE comentando la 13ª etapa

Alberto Contador

No olvidemos que el ciclismo es un deporte en el que todos sus estamentos están manchados con las lacras del dopaje y el fraude a las reglas del deporte. Les recuerdo que el ex presidente de la Unión Ciclista Internacional Heinn Verbruggen ayudó a ocultar casos positivos de Lance Armstrong mientras era el máximo mandatario del ciclismo mundial. Y ya que sale Lance Armstrong, creo que huelga decir que se trata de uno de los mayores tramposos de la historia del deporte. Y su equipos, o sus equipos, tres cuartos de lo mismo: desarrollaron una estructura de dopaje sistemático brutal que acabó estallándoles delante de las narices.

Pasamos a los médicos. Uno de los primeros en caer fue Eufemiano Fuentes, el que supuestamente inyectaba oxiglobima y otras “mierdas” a Manzano y sus compañeros de equipo. Y si hacemos caso a los papeles de Fuentes, a muchos otros ciclistas como Ivan Basso, Tyler Hamilton, algunos atletas, como Marta Domínguez … Y Fuentes no es el único. De hecho, hay varios médicos deportivos españoles suspendidos de por vida por la Agencia Mundial Antidopaje, como son Luis García del Moral y Marcos Maynar. En fin, que no queda impoluto ningún escalón del ciclismo en lo referente al dopaje.

Por eso, Jesús Manzano fue y sigue siendo, por lo visto, leído y oído, un proscrito, un indeseado en el pelotón nacional, aunque sea el de ciclistas veteranos. Son cosas de la mafia y la maldita omertá: “Si hablas, fuera del barco”. Y Manzano habló. Ahora, 12 años después, sigue pagando facturas. Dice el presidente de la Real Federación Española de Ciclismo, José Luis López Cerrón, que el ente federativo no puede hacer nada para que el equipo Orquín pueda participar en las pruebas que les ha vetado. No sé si puede, pero debe hacer algo. Nada impide que esos ciclistas puedan desarrollar la actividad ciclista porque tienen, el equipo y los ciclistas, la licencia en vigor. Creo que la RFEC debe dar un paso adelante… por una vez. Ah, se me olvidaba: López Cerrón fue el que compró en Pau el solomillo que llevó a Alberto Contador y que éste degustó y por culpa del cual se contaminó con clembuterol (…)

Es hora de que el ciclismo camine hacia adelante, de que abra los ojos y limpie de polvo, paja y mierda todo lo que ensucia un deporte que, de por sí, es bellísimo. Sin embargos, sus propios protagonistas se encargan una y otra vez de ensuciarlo y de conseguir que los aficionados se alejen de un mundo en el que la mafia va sobre dos y sobre cuatro ruedas. Una pena, como que Manzano se ve vilipendiado por la que un día fue su gente. Bueno, tal vez le estén dando un poco de su propia medicina… aunque no es justo. Para nada.

Numerosa expectación por las carreteras francesas

Etapa del Tour de Francia repleta de aficionados al paso de los ciclistas

Fran Aguilera

Corredor, Diplomado en Educación Física, Monitor de Atletismo, Entrenador Nacional de Ciclismo. Mijas (Málaga)

2 comentarios

Escribir un comentario
  1. Lobo con piel de cordero
    Lobo con piel de cordero 6 febrero, 2016, 20:47

    Manzano se dopó y fue uno más de los tramposos. Al final, cuando lo echaron del circo, tiró de la manta. Estuvo bien quitarnos la venda de los ojos y saber lo que había detrás de todo. Pero no lo hizo por el bien del deporte sino del suyo propio.

    http://masters.abloque.com/2016/02/03/vuelta-a-santander-y-challenge-de-aragon-se-defienden/

    Respecto al veto, parece que no es por él sino por su director deportivo y los dirigentes de su actual equipo, que por cierto han estado implicados en operaciones antidopaje. El equipo ya fichó en su día a Héctor Guerra, otro tramposo que ahora se dedica al Triatlón. En sus filas también está Pablo Muñoz, implicado en la Operación Galgo. Curiosas compañías para alguien a quien el dopaje le destrozó la rodilla. Ah, no, espera, que sigue corriendo en bici…

    http://www.interviu.es/reportajes/articulos/chaques-y-dopaje-para-los-famosos
    http://www.abc.es/20110214/deportes/abcm-ayudar-pincharle-201102132003.html

  2. Anónimo
    Anónimo 6 febrero, 2016, 20:48

    Manzano se dopó y fue uno más de los tramposos. Al final, cuando lo echaron del circo, tiró de la manta. Estuvo bien quitarnos la venda de los ojos y saber lo que había detrás de todo. Pero no lo hizo por el bien del deporte sino del suyo propio.

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.