Lunes, 24 de Abril 2017 | Actualizado a las 23:16
Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en InstagramSíguenos en Youtube
JORGE UREÑA

Un ‘Ureñazo’ para dominarlos a todos

La hazaña de un súper hombre
Jorge Ureña hace trizas su récord de España
Un ‘Ureñazo’ para dominarlos a todos
Jorge Ureña, en el Europeo de Praga 2015 | RFEA
02 Feb 2017 07:02
Compartir en Twitter Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn

2 horas 4 minutos y 49 segundos en una maratón. Menos de 27 minutos en 10 kilómetros. Más de 86 metros en jabalina, o casi 6 metros en pértiga. ¿Alguien puede imaginar a un español con semejantes registros?

El alicantino Jorge Ureña batió este pasado fin de semana el récord de España de heptatlón, dejándolo en unos inalcanzables 6.249 puntos. Más allá del valor que tiene este registro en el mundo de las combinadas, que le hubiera valido medalla en prácticamente cualquiera de las últimas competiciones internacionales de pista cubierta, puede ser que no valoremos del todo la magnitud de esta marca.

A continuación desgranamos el increíble récord de Ureña lejos del mundo combinero, en el que tiene un valor especial por la casi-perfección de la prueba que realizó el de Onil, tanto a nivel físico como, sobre todo, mental.

Un récord espectacular… en enero

Un apunte. De los 23 atletas que están por delante de Ureña en la historia mundial del heptatlón, sólo uno, Oleksiy Kasyanov, uno de los más destacados en ese maldito Europeo de Ámsterdam y el atleta con la 22ª mejor marca mundial de siempre (justo por delante de nuestro protagonista), hizo su marca personal en un mes de enero.

Además, sólo Ashton Eaton y Roman Serble (uno, el vigente plusmarquista mundial de heptatlón y decatlón; el otro, el dueño de las combinadas mundiales previa aparición del americano) lograron un registro mejor tan pronto en la temporada.

Así que lo justo sería preguntarse si esta combinada perfecta que realizó Jorge no es mejorable. Él ya ha dicho que sí. La estadística dice que también.

Pero vayamos más allá. Comparemos, porque sí, porque hay que hacerlo, el registro del de Onil en el heptatlón con otras pruebas. ¿Qué valor tienen esos 6.249 puntos? ¿Podemos traducirlo?

Puntos húngaros

El valor del nuevo récord de España de heptatlón en bajo techo en concepto de puntos húngaros es de 1.187 puntos. Recordemos que este sistema de puntuación trata de establecer una equivalencia entre todas las pruebas del panorama atlético, tanto en pista cubierta como al aire libre.

Pues bien, esto equivale a lanzar más de 21 metros en lanzamiento de peso, o llevar el triple salto hasta los 17 metros y 20 centímetros. Recordemos, que sólo dos hombres en la historia del atletismo español han sido capaces de lo primero, mientras que sólo uno ha llevado el triple más allá de los 17 metros.

Únicamente la irrupción de Bruno Hortelano la pasada temporada nos permite la comparación entre este registro y los 100 y 200 metros, para los cuales el ‘Ureñazo’ equivaldría a 10.06 y 20.21 segundos respectivamente; mientras que en clave fondista la comparación sería más tangible al dar en torno a 3:34 el 1.500, o 27:24 el 10.000.

Esta equivalencia, no obstante, puede no ser la mejor. Pese a que la intención de los puntos húngaros es la de facilitar una relación entre los diferentes campos de nuestro deporte (lanzamientos, saltos, fondo…), esto no siempre se cumple, y se ha acabado por aceptar que la comparación sólo puede ser 100% fiable entre pruebas del mismo tipo.

Ranking

Otra fuente de comparación. Hemos dicho anteriormente que el alicantino se ha adueñado este fin de semana del 23º puesto en el ranking mundial de todos los tiempos. La pregunta surge de forma natural. ¿Qué atletas y registros se encuentran en esa posición en las listas ‘all-time’ de las diferentes disciplinas?

Aquí es donde encontramos las verdaderas “burradas” del récord del español. ¿Imagináis a un velocista español corriendo en 9.88 los 100 metros? ¿En 44.15 los 400? ¿Podéis visualizar a un español bajando holgadamente de los 27 minutos, y peleando con los africanos por los títulos internacionales? ¿A un maratoniano de los nuestros corriendo en 2:57 durante más de 42 kilómetros?

Pues todo ello se encuentra en ese vigésimo tercer lugar en la tabla de marcas mundiales de siempre. Al igual que los 5.95 en pértiga o más de 82 metros en martillo. Una locura tremenda.

Comparativa con los récords mundiales

La tercera fuente de comparación que ofreceremos son las plusmarcas mundiales de las pruebas. Este sistema consistirá en ver la diferencia de porcentaje entre el récord nacional y el universal en el mencionado heptatlón, y ver su equivalencia para otras pruebas.

El récord del mundo de Ashton Eaton está situado en los 6.645 puntos, sólo un 6,3 % mejor que los 6.249 tantos de Jorge Ureña. Aplicando esta equivalencia a otras pruebas, vemos que la marca del alicantino es equiparable a un salto de 8.38 metros en longitud, o de 21.66 metros en lanzamiento de peso. A 10.18 en los 100 metros lisos, o 20.40 en los 200. A menos de 2 horas 11 en maratón. O a 8.475 puntos en decatlón.

Quizás esta última sea la comparativa menos espectacular, pero la más real de todas a la hora de juzgar el valor de la marca del plusmarquista nacional. De hecho, en cuanto a la predicción de la combinada se asemeja mucho a la que dan los puntos húngaros, que en teoría establecen una buena relación entre pruebas del mismo campo. Estos predicen 8.438 puntos en el decatlón.

Sea cual sea el baremo de comparación, los resultados son tremendos. Y es que fueron 6.249 puntos para entrar en la élite mundial de forma definitiva. No para ser el mejor del año, que también, no. Para ser uno de los mejores de la historia. Eso son palabras mayores.

Números, números y más números

Muchas son las conclusiones numéricas que podemos sacar de tal actuación, máxime cuando esta ha sido realizada en un mes de enero.

Pero, pese a ello, hay un elemento que no debemos olvidar. El trabajo adaptado en el momento correcto, la evolución constante, el destacar cuando toca.

Lo publicamos hace ya muchos meses, incluso años, en una comparación con otra de las estrellas emergentes, Carlos Mayo. Dos atletas que pasaron “de puntillas” por las categorías menores (cadete y juvenil), para destacar cuando tocaba, en edad júnior y, sobre todo, promesa y absoluta.

6.249. Llevo repitiéndome ese número desde las 16.45h del pasado domingo. Y sigo sin entenderlo.

Jorge Ureña posa con su nueva plusmarca | Enrique Márquez

Jorge Ureña posa con su nueva plusmarca | Enrique Márquez

Artículos relacionados
Gran actuación del equipo masculino de combinadas en Praga
Andrea Medina lidera el pentatlón femenino en Praga
Todo sobre el Encuentro Internacional de Pruebas Combinadas de Praga 2017

Marc Masip

Física UB. Atleta del C.A. Gavà y entrenador en el mismo de categoría infantil. Gavá (Barcelona)