Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
FIRMAS

Un día para la historia

Los récords del mundo de Eliud Kipchoge y Kevin Mayer
Un día para la historia
Eliud Kipchoge y Kevin Mayer | IAAF
21 Sep 2018 07:09

El 16 de septiembre no volverá a ser un día cualquiera. La historia del atletismo se escribió el pasado domingo con letras doradas en dos capítulos igualmente emocionantes, separados por 1.638 km de carreteras. Berlín (Alemania) y Talence (Francia) se convirtieron en las capitales mundiales de nuestro deporte.

Comentaba Jon Mulkeen, estadista reconocido y uno de los editores de la web de la IAAF, que no se batían dos récords del mundo en pruebas de calendario oficial y en ciudades diferentes desde 1995. Para encontrar a dos hombres que fueran protagonistas de un hito semejante, había que remontarse a 1976.

Si esos datos ya son llamativos, Eliud Kipchoge y Kevin Mayer se encargaron de añadir un plus de epicidad a ese 16 de septiembre. Porque no batieron dos récords cualesquiera. Las protagonistas del fin de semana fueron, quizá, dos de las pruebas más duras del calendario atlético.

Probablemente, junto a los 50 kilómetros marcha, la maratón y el decatlón están envueltas en ese halo especial. Aquel que hace de sus concursantes héroes, por el sufrimiento y esfuerzo que implica completar dichos eventos. El hecho que ambas plusmarcas se batieran el mismo día es una oda a los superhombres.

Ambas actuaciones guardaron varias similitudes en los diferentes estadios de sus respectivas pruebas, viéndose la primera en las horas previas a los disparos de salida: tanto Kevin Mayer como Eliud Kipchoge iban a por el récord mundial. Si bien la forma de enfocar los ataques a las plusmarcas fueron diferentes (desde la calma y el ‘prueba a prueba’ de Mayer, a la seguridad declarada de Eliud), las informaciones previas a los eventos hablaban de estados de forma soberbios.

Eliud Kipchoge

El componente mental iba a ser otro factor clave en ambos casos. Kipchoge había realizado varias maratones con la vista fijada en los 2:02:57 de Kimetto las pasadas temporadas, sin demasiado éxito. La confianza en uno mismo puede ser un arma de doble filo, y los pasos desproporcionados por los primeros kilómetros en sus anteriores enfrentamientos con Filípides le habían quitado toda opción. Debía tener calma y trasladársela a sus liebres, optando por un paso “suave” (entre muchas, muchas comillas) por el medio maratón.

Por su parte, el francés venía del fiasco del Europeo, en Berlín precisamente, traducido en 3 nulos en el salto de longitud, que le quitaron toda opción de buscar, ya entonces, el récord mundial. Templar los nervios y asegurar un primer intento válido iban a ser las claves. Eso hizo, y a partir de ahí ya pudo desplegar las alas y volar hacia una nueva marca personal.

Kevin Mayer, abatido tras los tres nulos en la longitud

Kevin Mayer, abatido tras los tres nulos en la longitud de Berlín | Daniel Meumann-WangConnection

Ambos solventaron con éxito el primer escollo, el mental, pero ambos encontraron otro pocos minutos más adelante. Kipchoge, que iba con una sola liebre desde el kilómetro 15, se quedó completamente solo al paso por el 26. Le quedaban 15 kilómetros en solitario en cabeza, algo que hacía que sus opciones, intactas hasta entonces, corrieran serio peligro.

Mayer, en cambio, pudo perder el récord en el salto de altura. Dos nulos en una altura “baja”, 1.99, por un talonamiento no del todo bien ajustado silenciaron al público. El francés salió del paso con un buen tercer intento, para darse de bruces con el cambio de temporalización en la siguiente altura. Los jueces le daban un primer nulo por no saltar a tiempo en 2.02. Aparecieron nervios y gesticulaciones. Un segundo nulo. Tensión. Pero, de nuevo, salvó los muebles. Con ello, Mayer volvía a estar en camino del récord, pero aún se dejaría una nueva alegría en forma de 205 centímetros, también a la tercera tentativa, en el bolsillo.

De nuevo, la cabeza de ambos atletas –una cabeza de campeón– les valió para sobreponerse a sendas situaciones dificultosas. Pasado dicho bache, sólo quedaba seguir. En el caso del keniata, llegar entero al kilómetro 35; en el del francés, ‘salvar’ las tres primeras pruebas de la segunda jornada: vallas, disco y pértiga, el temido triplete.

Cumplieron con creces. Tanto Kipchoge como Mayer llegaron a superar dichos escollos con nota. Ambos llegaron a los compases finales de sus pruebas con el récord en el bolsillo. En ese punto, ya no se dudaba de si se batirían los récords, sino de por cuánto serían capaces de destrozar las anteriores plusmarcas. Y… en vez de conformarse, ambos se ciñeron más si cabe sus monos de trabajo.

Kipchoge puso la directa y se metió entre ceja y ceja ser el primer hombre en bajar de las 2 horas y 2 minutos. Marcó unos parciales de infarto de 14:31 de los kilómetros 35 a 40; y 6:07 en los 2’195 metros finales. Mayer buscó destronar holgadamente a Eaton, siendo el primero en superar los 9.100 puntos. Reventó su marca personal en jabalina con 71.90, para afrontar con mucho sufrimiento los 1.500 metros definitivos.

Los resultados finales hablan por ellos mismos.

  • Eliud Kipchoge, 2:01:39, nuevo WR de maratón.
  • Kevin Mayer, 9.126 puntos, nuevo WR de decatlón.

Dos de las mayores gestas de la historia de nuestro deporte, en dos de las pruebas más épicas que éste tiene asociadas, fueron realizadas en la misma jornada, con situaciones similares y dificultades por el estilo. El capricho de la casualidad hará que el 16 de septiembre quede grabado para siempre en la historia atlética. Y, la verdad, no es para menos.

Récord del mundo de Eliud Kipchoge

Récord del mundo de Kevin Mayer

Marc Masip

Físico. Atleta y coordinador de la Escuela del Atletisme Gavá. Descubriendo los misterios de la pértiga. Parte de @WangConnection. ¿Un libro? Marina. #PasoaPaso


Etiqueta asignada a este artículo
Kevin MayerEliud Kipchoge

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.