Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
COMBINADAS

Kit de supervivencia para una combinada (II)

La heptatleta Bárbara Hernando nos enseña su "material de trabajo"
Kit de supervivencia de un combinero (parte 1ª)
30 Ene 2014 19:01

¡¡No se puede olvidar nada de tu kit!!

Bienvenidos una vez más a todos los curiosos del mundo de las pruebas combinadas. He aquí, pues, la continuación de mi post anterior (Kit de supervivencia para una combinada I), donde os tendí la mano para que conocierais desde dentro un poco más acerca de esta modalidad del atletismo y los aspectos que la hacen única.

Recordad que, en el post anterior, definí las 5 categorías que forman parte de mi ‘kit de supervivencia’ (zapatillas, ropa, complementos técnicos, nutrición y farmacia); pero que únicamente tuve tiempo de hablaros en profundidad acerca del calzado. Así pues, me quedó pendiente explicaros en qué consisten el resto de categorías y por qué tienen un lugar reservado en la maleta que me acompaña durante los dos días de competición.

Es obvio que la ropa de competición es imprescindible. Pero, aquí quiero hacer hincapié en la ropa que llevo conmigo pensando en los ‘por si…’: por si llueve, por si hace frío, por si hace mucho calor, etc. Es importante que un atleta de pruebas combinadas tenga en cuenta las inclemencias del tiempo, ya que pasamos dos días completos en la pista y no existe la opción de ir al hotel/casa a coger ropa de recambio. Así que, en mi maleta siempre llevo un chubasquero, paraguas, chaqueta, otro chándal, recambio de calcetines, camiseta de manga larga y corta, chanclas, toalla, etc.; con el fin de no pasar frío y poderme cambiar la ropa mojada.

En verano, los cambios de tiempo son más comunes de lo que parece, y las trombas de agua en días soleados pueden jugarte una mala pasada si no estas preparado para ello. También hay que tener mucho cuidado en días de calor excesivo. Además de una buena hidratación, la gorra y la crema solar son vitales. Tampoco falta una toalla en mi maleta, ya que la mejor manera de soportar el calor y que la temperatura corporal no suba en exceso es poner una toalla mojada detrás de la nuca.

La categoría de complementos técnicos engloba a todas aquellas cosas que son complementarias para realizar cada una de las pruebas que componen el heptatlón. En esta categoría estarían incluidos: el esparadrapo (para marcar el talonamiento de altura), la muñequera (para proteger la muñeca en el lanzamiento de peso), la cinta métrica (para medir mi talonamiento de longitud), imperdibles (para colocar el dorsal), las señales para marcar el talonamiento de longitud/jabalina, etc. En campeonatos nacionales e internacionales, la organización suele ponerlos a disposición del atleta pero llevarlos conmigo me da tranquilidad y evita una posible causa de estrés innecesaria.

La gran mayoría de las veces, el resultado final de una combinada viene determinado por la capacidad de resistencia a la fatiga y a una buena recuperación. El entrenamiento físico y mental es importante para soportar mejor el agotamiento, pero una buena nutrición durante los días de competición es fundamental. La dificultad en cuanto a la nutrición en una combinada es que no puedes hacer ingestas copiosas y pesadas, ya que no existe un descanso con un tiempo suficiente que permita hacer la digestión. La cena y el desayuno deben ser fuertes, porque serán el principal sustento de energía durante el día de competición.

Entre prueba y prueba, yo confío mi aporte energético en los productos de suplementación de Infisport®, como en el producto Top50/50 que aporta tanto proteínas como hidratos de asimilación rápida en un batido. Además, para mantener la hidratación añado en mi agua una mezcla de ND3 y Vitaldrink, que ayudan a combatir la fatiga muscular aportando aminoácidos, antioxidantes y reponiendo sales minerales que se pierden con el sudor. También llevo plátanos, frutos secos y barritas que ingiero antes de las pruebas de lanzamientos dónde la sensación de tener el estómago lleno no me resulta tan molesta. Y, antes del 200ml y del 800ml, me tomo un Gel Oral; que además de aportar energía de rápida asimilación, ofrece protección contra los efectos de la acidosis muscular y los radicales libres generados al realizar un esfuerzo físico de elevada exigencia.

Finalmente, un pequeño espacio de mi maleta esta destinado para un neceser dónde llevo todos los productos de farmacia, como puede ser el ibuprofeno, el Voltaren y la crema calentadora. Es impensable no sentir que los dolores van in crescendo a lo largo de una combinada. Así que, los antiinflamatorios y analgésicos en ocasiones permiten un alivio momentáneo que te permite seguir rindiendo al máximo nivel. Eso sí, para cualquier lesión grave o enfermedad es necesario acudir a un profesional.

Para acabar, quisiera apuntar que el ‘kit de supervivencia’ de cada atleta es muy personal y normalmente se va definiendo con el tiempo, porque son las situaciones vividas en la pista las que te ayudan a conocerte a ti mismo. Sólo a través de la experiencia se consigue la maestría.

Saludos a tod@s y… ¡Os espero en el próximo post!

Segundo Cumpleaños

Bárbara Hernando


Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies