Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

‘La Conferencia: el gran momento del equipo’ por Laura Marcos

‘La Conferencia: el gran momento del equipo’ por Laura Marcos
18 Mar 2014 16:03

Laura enfrentu00e1ndose contra la Universidad de Connecticut

Laura Marcos dirige el ataque de South Florida

Laura Marcos dirige el ataque de South Florida | cedida

¡¡¡Hola de nuevo a todos!!!

Con muchas cosas teniendo lugar al mismo tiempo (Conference Tournament, Selection Monday, etc) ahora toca que veáis mi resumen de todos los partidos de conferencia. Como ya muchos leísteis en mi ultima entrada, la parte de no conferencia no nos fue demasiado bien. Tuvimos un balance de 5 victorias y 7 derrotas antes de el parón de Navidad. Pero la conferencia nos fue mucho mejor tanto a nivel colectivo como a nivel personal como leeréis a continuación.

El primer partido de conferencia fue durante las vacaciones de Navidad contra Rutgers, ese partido fue una continuacion de la tónica que teníamos desde antes de vacaciones y acabamos perdiendo de 13. Creo que fue en ese momento en el que nos dimos cuenta que o cambiábamos y nos reagrupábamos o seguiriamos perdiendo

¡Y madre mía! Sí que reaccionamos, porque el día de Nochevieja viajamos a Houston para enfrentarnos a ellas y acabamos ganando de 23. Hasta en el ambiente del vestuario se notaba que algo habia cambiado, empezaba a reinar el optimismo por encima del pesimismo, lo que nos hizo empezar el 2014 con buen pie.

El equipo empezó 2014 como una moto. A excepción de los partidos contra Louisville y UConn, nos alzamos con la victoria en todos y cada uno de los partidos que nos quedaban. Conseguimos dos grandes victorias contra SMU y contra Temple en sus pabellones, ya que eran campos en los que eran muy fácil dejarse la victoria. Durante la mitad de los partidos de la conferencia, el equipo contra el que nos jugábamos el tercer puesto, Rutgers, perdio contra Memphis en Memphis, asi que teniamos que ganar todo lo que quedaba hasta el 3 de marzo para tener nuestro futuro en nuestras propias manos. Y así hicimos, Cincinnati, Houston, UCF, Memphis, Temple y SMU todos por partida doble.

A Lousville y Connecticut les plantamos aunque algunos de los resultados no lo demuestre. Contra Louisville en casa perdimos de 8, pero durante el partido estuvo muy ajustado ya que nos fuimos en un parcial bien amplio que nos permitió estar empatadas durante gran parte del encuentro. Cuando jugamos en su casa perdimos de 20, pero fue un partido muy extraño. Nuestro entrenador estaba enfermo así que nuestro asistente dirigió el partido. Aunque luchamos fue un partido bastante extraño. Contra Connecticut primero jugamos en Hartford, un pabellón con 9.000 espectadores. Impresionante. No se puede explicar de otra manera. En la segunda parte jugamos bastante mejor que en la primera, pero es complicado ganar cuando el mejor equipo del país mete más del 50% en triples. En el segundo partido contra ellas en Tampa la cosa fue diferente, defendimos mucho mejor que en el primer partido y además conseguimos que fuera el partido de la temporada en el que UConn metió menos puntos. A pesar de haber perdido, luchamos y jugamos bastante bien contra dos de los mejores equipos del pais.

Y llegamos al 3 de marzo, donde nos jugábamos quedar terceras en la fase regular de la conferencia. Teníamos nuestro destino en nuestra propia mano, y como sabíamos lo que nos traíamos en juego, realizamos un partido muy sólido. Nos sobrepusimos a su afición, a su dureza y al ambiente hostil. Conseguimos lo que estabamos buscando y acabamos la temporada regular con un récord de 13 victorias y 5 derrotas.

Y ahora toca hablar de la parte individual. ¡¡¡Por fiiin!!! Todas las horas de trabajo parece que tuvieron recompensa. Fueron muchas conversaciones con mis padres y con Maria e incluso con mi hermano de que nunca me rindiese y siguiese luchando, que confiase en mí, que al final mi momento llegaría. Desde el partido de Houston empecé a jugar, más o menos pero jugaba. Poco a poco conseguía más minutos. Pero seguía trabajando en los días libres cuando encontraba huecos. Físicamente me encontraba mucho mejor, y que llevase tiempo entrenando y empezando a jugar hacía que cogiese bastante más confianza. Además, tuve una sorpresa contra UCF en Orlando, salí de titular por primera vez en un partido de College. No me lo esperaba pero mis compañeras decían que me lo merecía por todo el trabajo. Cada partido un poco mejor, y más minutos. Nunca sabes cuando te van a ofrecer una oportunidad así que cuando te la dan tienes que cogerla y aprovecharla y creo que es lo que he hecho hasta ahora. No se ve a la misma chica que jugaba en noviembre a la que juega ahora.

Me ha costado mucho trabajo pasar de no jugar nada a salir de titular. Desde el partido de Orlando no dejo de trabajar para seguir saliendo de titular y ganarme más minutos cada día. Ahora aquí soy más feliz de lo que era al principio porque, al final, lo que uno busca cuando viene tan lejos es que las cosas le vayan bien.

En unos dias tendréis mas noticias de cuando estuvimos en el Torneo de la Conferencia en Ucansville, Connecticut.

Pd: No puedo olvidarme de mis fans incondicionales que no se pierden un solo partido y han estado siempre, juegue o no. Papis, hermano, resto de la familia, mi primo Dani, Amanda… ¡Todos me habéis animado en distintas etapas para que nunaca me rindiese y llegase hasta aquí! Gracias!!!! 


Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies