Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
FIRMA

La Diamond League entre bambalinas

La Diamond League entre bambalinas
Aries Merritt durante el calentamiento en el Meeting de Doha | Diamond League
Fisioterapeuta en el C.A.R. Aspire Academy de Doha (Qatar) y atleta amateur
10 May 2016 09:05

5 de mayo de 2016. La recepción del refinado y majestuoso Hotel Intercontinental en pleno “city center” de Doha desborda color, ilusión y juventud. Los elegantes suelos de mármol y lámparas doradas contrastan con las mallas de colores fosforitos y las zapatillas de correr. Atletas de todos los tamaños, colores e idiomas discurren entre ejecutivos que probablemente son ajenos a la relevancia del momento: está a punto de comenzar la primera etapa de la prestigiosa Diamond League, el primer escalón que conducirá solo a unos pocos elegidos hasta el ansiado metal en los Juegos de Río.

Es un año muy importante y se nota. En pasadas ediciones muchos atletas acudían a la cita como primera toma de contacto, como primer test serio de la temporada o para ir carburando motores. Este año se percibe un ambiente diferente: todo el mundo quiere empezar fuerte para decir a sus rivales “aquí estoy”. Los que aún no tienen la mínima para Río quieren aprovechar el primer evento importante para hacerla cuanto antes y preparar tranquilos la cita de agosto. Tensión a la vez que ilusión, cada uno con sus propias circunstancias y preocupaciones. Es el backstage de la gran cita.

Entre bambalinas, y por suerte a veces invisibles a la mayoría, nos encontramos muchos profesionales dedicados al rendimiento y la salud de los atletas. La profesión de fisioterapeuta del deporte permite conocer en muchos casos al deportista más puro y más terrenal. Alejados de los focos, las entrevistas, los selfies e incluso de los entrenadores y managers, las grandes estrellas mundiales de nuestro atletismo se reducen a lo que son: personas.

Asbel Kiprop en Doha |Diamond League

Asbel Kiprop vence holgadamente en la prueba de 1.500 metros | Diamond League

En la soledad de una camilla y con la licencia de tener que gestionar su tesoro más preciado (músculos, huesos, articulaciones), te conviertes por un instante no solo en un gestor de dolores y molestias, sino también de preocupaciones, ansiedades y nerviosismos, que en realidad no distan tanto de las que pueda tener cualquier corredor popular, atleta de club o triatleta aficionado. Te conviertes, a veces por su propia necesidad, en su mejor amigo, en su hombro sobre el que llorar, o en su gurú que deberá solucionar en 2 días lo que lleva meses en el tintero.

Atletas que visitan al mismo fisio 4 veces al día y que le buscan con la mirada en la pista de calentamiento el día de la competición. Atletas que llegan a la camilla buscando una conversación, matar el rato o un chiste para romper la tensión. Atletas que llegan serios y pensativos y a los cuales no conviene romper la concentración. Atletas que saben que quien les puede robar el sueño olímpico está tratándose en la camilla de al lado y tienen que medir sus palabras. Otros que tienen esa molestia de última hora que “no les va a dejar correr”. Historias de todos y para todos.

Llega la competición, y a la tensión de tener que estar siempre alerta por si sucede algo junto al resto del equipo médico, se suma la ilusión por ver si ese atleta que en cuestión de dos días se ha convertido en tu mejor amigo, en tu protegido, en tu objetivo, consigue finalmente la mejor marca mundial del año, la mínima para Río… o simplemente no se rompe.

Gradas llenas y ambiente festivo como pocas veces en Doha. Grandes marcas y grandes sorpresas que sigues como puedes a carreras entre el estadio y la pantalla de la pista de calentamiento mientras das los últimos retoques o estiras a otro atleta. Sudor, estrés, prisas. Abrazos, sonrisas cruzadas o un “ya te lo dije”. Caras largas, palmaditas en la espalda y silencios largos e incómodos. Atletas que por unos días has hecho tuyos, y que en unas horas volverán a alzar el vuelo (literalmente) hacia la siguiente competición. Ojala que muchos de ellos puedan volar muy alto este verano.

¡Suerte en Río!

Varias atletas ayudan a la lesionda Ta Lou | Diamond League

Varias atletas ayudan a la lesionda Ta Lou | Diamond League

Artículos relacionados
Asbel Kiprop se pasea en la primera cita de la Diamond League
Malachowski suelta el brazo en Doha
La británica Doyle se agencia la mejor marca mundial del año en Doha
Sandi Morris hace historia en la pértiga de Doha
Kipruto lidera la armada keniana en los obstáculos de Doha

Daniel M. Silván

Fisioterapeuta en el C.A.R. Aspire Academy de Doha (Qatar) y atleta amateur


Etiqueta asignada a este artículo
Diamond LeagueDiamond League DohaDoha

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.