Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

La imagen del atletismo español

23 Ago 2015 12:08
Tartán de una pista de atletismo

Tartán de una pista de atletismo

Hace un par de días, con las ganas por que empezara el Mundial de atletismo de Pekín, no pude resistirme a volver a ver la actuación de Javi Guerra en el maratón de Zúrich, en el transcurso del pasado Europeo.

Poco antes de llegar al kilómetro 35, las medallas fueron quedando determinadas, y por primera vez el locutor del Eurosport inglés reparaba en nuestro representante. Al hablar de él, recordaba que la última vez que un español había ganado la maratón en un Europeo fue Martín Fiz en Helsinki, en 1994, durante aquel glorioso día en el que conseguimos un triplete histórico.

Pero a continuación, hizo un análisis que me hizo hervir la sangre. Comentó sobre el nivel sobresaliente del medio fondo y fondo español en la década de los 90, y cómo había bajado en los últimos años. La razón, según la “humilde” opinión del locutor, fue el comienzo de los controles antidopaje. Así, tal cual, metía a los Cacho, Reyes Estévez, Fiz, Antón y compañía en la misma bolsa que a ‘Penti’, José Luis Blanco o Marta Domínguez.

Como digo, en ese momento, tal afirmación me sobresaltó. ¿Cómo se puede generalizar de tal forma?, pensé, indignado. En apenas dos días he obtenido la presunta respuesta, gracias al presunto gran escándalo llamado presuntamente Josephine Onyia.

Pongámonos en situación: Onyia es una atleta que en 2008 fue cazada en dos controles antidopaje, por metilhexanamina y por clembuterol, y sancionada, en consecuencia, por dos años. Fue ponerse a competir en 2010 y volver a sonar la alarma, en poco más de 6 meses desde su ‘reinserción’. De nuevo un positivo por metilhexanamina, y otros dos años (¿no deberían ser cuatro?) sancionada sin competir. Volvió, tras cumplir con la sanción, en 2013, y desde entonces que competía  ¿limpiamente?.

Y volvieron a saltar todas las alarmas. Primero, con la notificación de que Onyia no iba a viajar a Pekín. No había razones, pero por las redes sociales empezaba a oler a chamusquina. Hasta que, en pleno transcurso del maratón mundialista, el diario ABC informaba de que la vallista del Valencia Terra i Mar había sido ‘cazada’ una cuarta vez.

Hasta ahí los hechos, y ahora empiezan las preguntas dejando, por el momento, polémicas sobre las sanciones de por vida de lado. En primer lugar, ¿por qué sigue Onyia en el VTiM? ¿Y por qué la convocan para las ligas y el Campeonato de Europa de clubes? El Valencia es un club con una tremenda cantera, tienen una enorme cantidad de niños entrenando con ellos, para los cuales los atletas del equipo absoluto son ídolos. Ya sólo la posibilidad de que esta ‘atleta’ pueda servir de referente a los más jóvenes puede tener sus consecuencias. Uno recoge lo que siembra.

Y aún más importante en mi opinión, ¿por qué se selecciona a una atleta con esos antecedentes para competir por España? Si bien cumple con los criterios de selección, puede ser una decisión técnica dejarla en casa, y pocos estarían descontentos con ello. Estos hechos, además de crear ídolos de barro para los más pequeños, manchan nuestra imagen a nivel internacional.

A esto sumadle casos como el de Antonio David Jiménez Pentinel, ‘Penti’, del que recientemente se ha hecho público que presuntamente se dopó durante 11 años. O el de José Luis Blanco, un medallista europeo sancionado posteriormente por dopaje, que acaba de llevarse cuatro oros en el Mundial de veteranos de Lyon. O el de Marta Domínguez, del que parece que a nadie le interese dar a conocer la verdad, mientras la atleta sigue compitiendo en alguna ocasión (por ejemplo, en la San Silvestre Vallecana 2014). ¿Sigo?

Todas estas muestras de impunidad hacia algunos españoles sancionados por dopaje hacen que, cuando compite Javi Guerra en el maratón de un Europeo, el locutor recuerde a los antiguos campeones españoles y los meta a todos en el mismo saco. Y lo que más preocupa es que puede no ser la opinión de una persona aislada. Esperemos que cuando recuerden gestas como la de Miguel Ángel López esta madrugada, confíen en el buen hacer de la mayoría de los atletas españoles, y sólo se hable de su depurada técnica y de su indudable competitividad.

Marc Masip

Físico. Comunico ciencia en Twitter como @Marc_scicomm. Me gusta un poco el atletismo. Y Harry Potter. Parte de @WangConnection y @CarrerLliure. ¿Un libro? Marina.


Etiqueta asignada a este artículo
Campeonato del Mundo 'Pekín 2015'

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies