Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

La infidelidad se paga cara en Europa

La infidelidad se paga cara en Europa
14 Mar 2014 20:03

Canasta fácil para Alba Torrens

Canasta fácil para Alba Torrens | Diego Berrocal

Perfección, palabra que podemos utilizar para definir el partido que realizó el equipo turco del Galatasaray esta noche de viernes en Würzburg. Si a esto le unimos una «falta de fidelidad» en su juego por parte de las jugadoras salmantinas, como así afirmó en rueda de prensa el entrenador Víctor Lapeña, el resultado es más que obvio: correctivo severo para Perfumerías Avenida, 54-75 en el luminoso, que le aparta, una vez más, de su sueño europeo.

La noche invitaba a una nueva machada de las jugadoras locales. Lleno hasta la bandera y más bufandas azules que nunca en Würzburg. Galatasaray, con un pequeño reducto de aficionados, regresaba al pabellón salmantino muy dolido por la derrota sufrida hace dos meses, sometimiento que se les grabó con fuego en su corazón. Las huestes de Ekrem Memnun ejecutaron a la perfección el plan trazado: defensa a muerte y ataques fáciles utilizando sus mejores armas, Torrens, Lyttle y Zellous.

El partido comenzó con una canasta de Krystal Thomas que salía en el cinco inicial para intentar paralizar el juego interior turco, se emparejaba con la gigante Yilmaz. Angel Robinson, recientemente renovada por otro año, lo hacía con la española Sancho Lyttle que se marcaba un triple nada más empezar el partido. La defensa de Galatasaray era ejecutada a la perfección, la falta de aliento de las jugadoras de Lapeña nacía en sus pulmones, el rodillo turco iniciaba su exhibición. Primer tiempo muerto de Lapeña con solo cuatro minutos jugados, 2-7 para Galatasaray. Quizá no importaba el marcador (sólo cinco puntos abajo) pero el técnico maño era consciente de que algo no funcionaba, de que sus jugadoras no estaban ejecutando su plan como él había estudiado. Marta Fernández entraba por Leo Rodríguez para parar a Torrens e intentar en ataque incorporar una mayor verticalidad, pero no funcionaba. Alba Torrens ponía el 2-11 en el marcador a falta de 5:47 para finalizar el primer acto. El ataque de Avenida no existía, paralizado por la defensa asfixiante turca. No había ideas y no parecía que las jugadoras quisieran estrujar sus sesos para tal noble fin. Fernández anotaba el 4-11 a falta de 3:14. Alba Torrens, que ya había comenzado su recital, seguía a lo suyo, triple para poner un 6-14. Marija Rezan entraba en el partido y le otorgó mayor consistencia en ambos lados del parqué. Avenida apretaba y se marchaba viva al final del cuarto, 12-16 en el marcador.

El segundo cuarto no iba a ser muy diferente del primero. Galatasaray seguía con su plan marcado y era ejecutado a la perfección por sus jugadoras, Torrens metía un canastón contra tres jugadoras charras, 12-18. No era la noche de Shay Murphy, ni la de Marta Xargay, ni tampoco la de Robinson, que no eran capaces de quitarse a sus pegajosas defensas. María Pina entró en juego para dar descanso a Murphy. Canasta de Alben y máxima distancia, 14-27. Tiempo muerto. Las salmantinas sólo habían anotado 14 puntos en más de 15 minutos de partido. Así, muy difícil teniendo enfrente a Galatasaray que además enviaba refuerzos desde el banquillo con una Kelsey Bone (tomen nota de esta jugadora) espectacular. La Marea Azul tiraba de su equipo pero la atmósfera que se respiraba no era la de otras noches. La diferencia seguía, 16-32 a falta de cuatro minutos, misión imposible. Krystal Thomas fallaba una bandeja sola debajo de la canasta. Marta Xargay seguía en pista, al igual que Isil Alben. Los entrenadores seguían confiando en sus directoras de juego. Arreón azul para finalizar 24-34.

Alba Torrens había anotado 14 puntos en los dos primeros cuartos, ni Leonor Rodríguez ni Marta Fernández fueron capaces de incordiarla. El bajo porcentaje de las de Lapeña era clave para el desarrollo del partido: 12/37 en tiros de campo, un pobre 32%. Las de Memnun anotaban casi el 50 % de sus tiros, 14/29.

La actitud de las jugadoras charras tras la vuelta de vestuarios parecía cambiante. Triple de Marta Fernández, 29-38. Pero Shay Murphy no estaba muy fina de cara al aro. Marija Rezan, que cada día progresa en su juego, anotaba para poner un 31-38 a falta de 5:52. Las líneas defensivas charras aumentaban su presión. Marta Xargay, desdibujada hasta entonces, anotaba un triple esperanzador 34-40. Würzburg apretaba. Pero ahí estaba Alba Torrens para enmudecer a todos los que creían en la remontada. A 3:28 llegaba la cuarta falta (discutida) de Marija Rezan que hizo muchísimo daño en las filas azules. La croata estaba realizando un correctísimo encuentro. Avenida jugaba a baloncesto. A falta de 53 segundos, Marta Xargay (que había disputado 29 minutos seguidos como base) era sustituida por Mariona Ortiz. Pero la rotación turca (mejor utilizada que la salmantina) ponía en pista a la alero Sebnem Kimyacioglu (número 33) que metía un triple sobre la bocina para casi sentenciar el partido, 40-56. 16 puntos arriba al finalizar el tercer período.

El último cuarto llegaba y con él las esperanzas azules se diluían en Würzburg. Zellous destacaba en el arranque y un triple suyo aumentaba la ventaja, 40-59. Las jugadoras de Ekrem Memnun seguían jugando a sus anchas, mucho más frescas que las de Lapeña, bloqueado por la demostración otomana. El partido estaba perdido aunque Avenida seguía intentándolo, más que nada para agradecer, por enésima vez, el apoyo de la mejor afición de Europa. No había más que contar, el sueño europeo acababa. 

Clave del partido:

La concentración mostrada en los 40 minutos de juego por las jugadoras de un Ekrem Memnun que ganó la partida a Víctor Lapeña. Conocían a la perfección su plan y lo llevaron a cabo a rajatabla.

Mejor jugadora del partido:

Alba Torrens. La española se marcó, sin hacer nada de ruido, un espectacular encuentro mostrando un variado menú en su juego. Es, sin duda, la mejor jugadora española del momento, acompañada por una siempre efectiva Sancho Lyttle.

La trastienda:

Víctor Lapeña compareció en rueda de prensa muy dolido no sólo por la derrota, sino también por la pobre imagen de sus jugadoras al finalizar el encuentro. No quiso entrar en detalles, pero reflejó el descontento con la actitud de sus jugadoras, «falta de fidelidad» aseguró. 

El general manager, Carlos Méndez, manifestaba en su cuenta de Twitter: «Esta noche de Euroliga me quedo con dos cosas: Alba Torrens y los minutos finales de la afición de Perfumerías Avenida, las dos cosas impresionantes»

Estadísticas:

Perfumerías Avenida 54 (12-12-16-14): Rodríguez (0), Xargay (8), Murphy (10), Robinson (15), Thomas (4) – cinco inicial – Fernández (11), Ortiz (0), Rezan (6), Pina (0).

Galatasaray odeabank 75 (16-18-22-19): Alben (4), Zellous (22), Yilmaz (0), Lyttle (13), Torrens (21) – cinco inicial – Bone (10), Kimyacioglu (5), Sencebe (0).

Árbitros: Haydn Jones (Gales), Paulo Marques (Portugal) y Bernard Vassallo (Malta).


Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies