Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
Psicología deportiva

La lucha contra uno mismo: la historia de Sergio Fernández

Firma de miriam costa
La lucha contra uno mismo: la historia de Sergio Fernández
Sergio Fernández recién proclamado subcampeón de Europa de 400 vallas en Ámsterdam | EA
Mediofondista del Playas de Castellón y estudiante de Psicología en la UCM
25 Ago 2016 15:08

Con tan solo 23 años y debutando por primera vez en unos Juegos, el navarro Sergio Fernández se quedó a las puertas de pasar a una final olímpica y consiguió el récord de España en 400 metros vallas. Talento dirían muchos; trabajo y esmero, afirma él. Porque si hay algo que de verdad ha hecho llegar lejos a este joven es tener una mente fría, que pacientemente ha esperado a que llegara su momento.

Y así ha sido. Después de años de entrega al deporte las cosas han ido llegando, tal y como afirma en la entrevista para Maratón Radio:

“Poquito a poco empezaba a ver a luz y empezaba a ver que con trabajo y con esmero las cosas podían ir saliendo, y sobre todo con tranquilidad”

Sin obsesionarse con marcas e internacionalidades, Sergio siguió su camino ajeno al ruido del “éxito inmediato”, llegando de puntillas a la élite internacional. “A día de hoy me veo donde estoy porque hemos hecho las cosas de manera correcta”, afirma.

Sergio Fernández no quiere ponerse ningún tipo de límite, pues a pesar de reconocer que lo conseguido este año se le queda un poco “grande”, él es el primero que cree en sí mismo y en su futuro. Ya ha dado un paso de gigante al darle un buen bocado a su marca y plantarle cara a los mejores, pero el navarro nunca se da por vencido y quiere más. No pasar a la final le dejó con sabor agridulce y admite que si hubiera tenido la oportunidad de poder disputarla “no habría salido amedrentado y hubiese ido a por todasE.

Y es que algo que caracteriza a este atleta es que no tiene miedo. “A los rivales no hay que verlos superiores en ningún caso. Tenemos que dejarnos de idealizaciones.” De hecho, él mismo iba con un registro discreto en la lista de inscritos y llegó mucho más lejos de lo que de él se esperaba. “Las marcas son tan solo orientativas”, lo importante es saber crecerse en las grandes competiciones.

Y así lo hizo, corriendo por la calle uno (la más odiada por los atletas) consiguió su mejor marca personal y récord de España con 48.87. Lejos de pensar que ya no podría luchar por las plazas, peleó hasta el último metro y para sorpresa de todos la calle 1 no le paralizó lo más mínimo. De nuevo Sergio nos da una lección de actitud que debemos aprender todos: “Vamos a competir y cada uno tiene que hacer su carrera. Al final todo está en la cabeza.”

Nos quedamos con la miel en los labios, pero aún así sentimos su triunfo como si fuera una medalla. Y no es de extrañar, ya que la forma en que ha llegado a lo más alto es lo que nos ha conquistado a todos: “desde abajo”, con humildad y paciencia.

Para nosotros ese es el mejor premio: tu voluntad y actitud frente a los retos. Que tu ejemplo guíe a muchos jóvenes y que consigas tu mayor recompensa: seguir superándote a ti mismo.

Miriam Costa

Mediofondista del Playas de Castellón y estudiante de Psicología en la UCM


Etiqueta asignada a este artículo
Vallas

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.