Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

La milla, esa querida y añorada distancia

19 Sep 2015 10:09
La milla

La milla

Como habréis ido comprobando y seguiréis viendo durante algunas semanas más, ahora las millas son las pruebas «reina» del calendario atlético oficial. Al igual que ocurre en primavera, durante el lapso de tiempo que va desde el final de la temporada de cross y el comienzo de la de aire libre, existe gran cantidad de competiciones en septiembre y octubre que se disputan sobre la distancia de la milla.

Tal y como cita Wikipedia, la milla es una unidad de longitud que no forma parte del Sistema Métrico Decimal. De origen muy antiguo, fue heredada de la Antigua Roma y equivalía a la distancia recorrida con mil pasos, siendo un paso la longitud avanzada por un pie al caminar -el doble de lo que ahora se consideraría un paso-. La milla romana medía unos 1.481 metros y por tanto, un paso simple era de unos 74 cm. Pero actualmente mide 1.609,344 metros.

Como herencia romana (antes de establecerse el sistema métrico), la milla fue una de las principales medidas de longitud en el mundo occidental (si bien su longitud difería de un país a otro). Con la introducción del sistema métrico, los países latinos y otros muchos comenzaron a usar el metro y sus múltiplos para medir las distancias terrestres. Actualmente se utiliza en todo el mundo, excepto en los países anglosajones y los de su ámbito de influencia, donde todavía utilizan la milla (aunque oficialmente ya está implantado el sistema internacional).

Aunque en España se usa el Sistema Métrica Decimal y las pruebas atléticas oficiales se disputan sobre las distancias olímpicas (el 1.500 en este caso), desde que en nuestro país se introdujeron las carreras sobre la distancia de una milla, las mismas consiguieron gran fama y predicamento a lo largo y ancho de nuestra península, existiendo gran cantidad de millas que cuentan con mucha aceptación entre los atletas de élite. No obstante, es una distancia que no acaba de cuajar entre los atletas populares (llamados runners en el lenguaje correril 3.0), los cuales sienten más atracción por carreras de distancias superiores, sobre todo aquellas de más de 10 kilómetros.

Hace unos días, como ya informamos, se disputó la Milla de la Quinta Avenida, tal vez la más afamada a nivel planetario. En nuestro país hay varias cada uno de esos fines de semana. Por ejemplo, el próximo fin de semana había programada una en Burgos (cancelada) y otra en Valladolid y el 3 de octubre están las de Berango e Ibiza.

Milla de la Quinta Avenida 2015

Milla de la Quinta Avenida 2015

Tradicionalmente, en España estas pruebas han estado dominadas por los mediofondistas, aunque algunas veces los fondistas han conseguido doblegarlos por estar en mejor estado de forma o por cualesquiera otras razones, como, en algunos casos, al ser vencidos por el atleta de casa, a quien hay que agasajar sí o sí.

En España la inmensa mayoría de las millas se disputan sobre asfalto, siendo muy pocas, casi ninguna, las que se disputan en pistas de atletismo. No pasa lo mismo fuera de nuestras fronteras, pues en Estados Unidos sobre todo, muchas competiciones se celebran sobre la distancia de 1.609,344 metros, tanto en pista cubierta como al aire libre, en lugar de los 1.500 tradicionales.

Este tipo de carreras son las ideales para acercar al público al atletismo, para estrechar lazos entre los corredores de élite y el gran público. Se disputan en circuitos cerrados, cuyas distancias varían, pero a los que se da normalmente varias vueltas. De esa manera, la masa puede arropar a los corredores, se puede ver la carrera en casi toda su extensión, contemplar los cambios de ritmo, los giros, la ejecución de las distintas estrategias de los atletas. Visualmente es una prueba, ante todo, bella. También atractiva. Como corredor popular, me encanta disputarlas (este sábado por la tarde participaré en una, cuando la primera que disputé fue con 12 añitos) y verlas, animar a los atletas, sentir su respiración agitada, sus músculos contraídos. Me resulta la carrera ideal para ver en la calle.

En la historia de estas competiciones se han vivido a lo largo de los años muchas carrera míticas. De hecho, en los Bislett Games se puede disfrutar de la Dream Mile («Milla de Ensueño») que en la pasada edición ganó, nada más y nada menos, Asbel Kiprop, quien dos meses después vencería en 1.500 en el Campeonato del Mundo de Pekín.

Roger Bannister

Roger Bannister

Las carreras en milla comenzaron a disputarse en Inglaterra, siendo su época dorada las décadas de los 50 y 60. Algunas referencias históricas relevantes, algunas de las cuales traía en vilo a los cronistas, atletas y especialistas de épocas pasadas, las enumeramos a continuación. Una de las más destacadas fue la de intentar ser el primer hombre en correr una milla en menos de cuatro minutos. Ahora es habitual entre los atletas de élite en pista, pero costó un tanto.

El primer atleta capaz de correr la milla en menos de cuatro minutos fue el atleta británico Roger Bannister, que lo consiguió el de mayo de 1954. Con ello echó por tierra las tesis de muchos científicos, que aseguraban que sería una barrera imposible de romper por el ser humano. En 1975 la Reina de Inglaterra nombró caballero a Bannister. En España, imposible. Ahora estamos centrados en romper la barrera de los 120 minutos en maratón …

El atleta neozelandés John Walker fue el primer atleta capaz de correr 100 carreras de la milla por debajo de cuatro minutos. Lo logró en 129 ocasiones.

El atleta estadounidense Steve Scott es el atleta que más carreras de milla ha realizado por debajo de cuatro minutos. Lo consiguió un total de 136 veces.

El marroquí Hicham el Guerrouj es el vigente plusmarquista mundial de la distancia. La corrió en 3:43.13 en Roma el 7 de julio de 1999, poco antes de proclamarse campeón del mundo de 1.500 en Sevilla. La rusa Svetlana Masterkova es la actual plusmarquista femenina mundial de la milla, con 4:12.56, conseguida en Zúrich el 14 de agosto de 1996, pocos días después de conseguir el doblete olímpico de 800 y 1.500 en los Juegos Olímpicos de Atlanta.

El plusmarquista español de milla es José Luis González, que la corrió en 3:47.79 en Oslo el 27 de julio de 1985. La plusmarquista nacional de milla es Nuria Fernández, quien el 7 de septiembre de 2008 paró el crono en Rieti en 4:21.13.

Fran Aguilera

Corredor, Diplomado en Educación Física, Monitor de Atletismo, Entrenador Nacional de Ciclismo. Mijas (Málaga)

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies