Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

La vida tras Alcobendas

La vida tras Alcobendas
30 Jul 2014 06:07

Y después de Alcobendas…¿qué? Porque no sólo ha sido el campeonato absoluto de atletismo, ha habido mucho más, y cualquier valoración que hagamos ya sobre todo lo sucedido el fin de semana deberá ser breve. De lo contrario corremos el riesgo de confundir cualquier intento de reflexión con la nostalgia de aquello que se fue y ya no volverá. Pues después de Alcobendas, viene mucho más, siempre viene más, pero por más que nos empeñemos, será distinto.

Y es que ha sido el fin de semana de los empeños. El primero que se ha empeñado en algo, es el mismo destino, que quiso que Holanda, fuera la rival, tanto para la selección de waterpolo, como para la de fútbol sub19, en sus respectivas finales. Ambos conjuntos tocaron la novena sinfonía de Beethoven en sus disciplinas, pero el balón, en el segundo caso, fue quien puso un empeño excesivo y caprichoso en no entrar en la portería holandesa. No importa, también nos hicieron sentir campeones.

El «tiburón del estrecho» se empeñó en comerse a todo aquel que se le puso por delante en el Tour de Francia, y Alonso, nuestro Alonso, en que no le olvidemos. La peor noticia no es que Alonso «no tenga coche»; la peor será, cuando «coche, no tenga Alonso». Sigue ahí, haciendo cosas como las del domingo, «sin coche». Disfrutémoslo.

Y para disfrutar, Alcobendas. Incluso a pesar del empeño, una vez más, de Ruth Marie Ndoumbe en que no lo hiciéramos. Destrozó la final del triple, con un 14,15 en el primer salto. Patricia Serrapio lo intentó con un gran último y Andrea Calleja ya es Andrea III de España, con MMP.

Al último salto se aferró Mar Jover para ganar la longitud, en uno de los momentos en los que la grandeza del deporte le recorre a uno el cuerpo de arriba a abajo. No hay más que ver a esta gran atleta, justo antes de saltar, para concluir, que el convencimiento de que algo puede hacerse no puede personificarse de mejor manera. Y lo hizo.

También lo hizo Alba Fernández en los 200, pero ni ella ni nadie lo supo hasta pasado un rato. Cosas de las milésimas.

¿Conclusiones? Muchas. La primera: «meterse» con Adriá Burriel y salir corriendo no es una buena idea. Asombrosa la autoridad del catalán en los 100m. Como asombrosa estuvo Nuria Fernández en los 1.500.

Porque esa es la principal conclusión después de lo visto: después de Alcobendas, viene Zúrich, y podemos esperar de atletas como Nuria grandes alegrías.

Y triste, siempre, una despedida, la de Javier Bermejo. Quiso hacerlo colgando literalmente sus zapatillas pero lo que nos regaló fue un 2,20 como una catedral, que le valió la segunda plaza. Adiós, Javier. Adiós, Alcobendas. Feliz Zúrich.

Adriá Burriel tras ser campeón de España de los 100 metros lisos

Adriá Burriel tras ser campeón de España de los 100 metros lisos | TheWangConnection

Javier Bermejo celebra el salto sobre 2,20 metros | TheWangConnection

Javier Bermejo celebra el salto sobre 2,20 metros | TheWangConnection

Ruth Ndoumbe salta en Alcobendas

Ruth Ndoumbe salta en Alcobendas | Jesús Amigo

Patricia Sarrapio, subcampeona de España en Alcobendas

Patricia Sarrapio, subcampeona de España en Alcobendas | Jesús Amigo-TheWangConnection

Nuria Fernández, campeona de España de los 1.500 metros | Jesús Amigo-TheWangConnection

Nuria Fernández, campeona de España de los 1.500 metros | Jesús Amigo-TheWangConnection


Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies