Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
Opinión

Lance Armstrong sale del cuarto oscuro

El ex ciclista presenta un programa de entrevistas en EE.UU.
Lance Armstrong sale del cuarto oscuro
Lance Armstrong busca en sus entrevistas mayor protagonismo del de sus invitados | Capovelo
06 Dic 2016 12:12

El ex ciclista Lance Armstrong es el paradigma de tramposo del deporte. Al menos podemos decir que lo es entre los confesos. A estas alturas no nos extrañaría que los haya que le superen, pero eso difícilmente lo sabremos algún día, sobre todo siendo conscientes de que hay deportes y deportistas que gozan de cierta impunidad.

Al texano nunca le pillaron en ningún control antidopaje. Perdón, miento, sí que le pillaron, pero lo taparon supuestamente sus compinches de la Unión Ciclista Internacional y del Tour de Francia. Por supuesto, muchos de sus compañeros en sus equipos iban casi igual que él de dopaje (digo casi porque él siempre iba un pasito por delante, no quería que ningún semejante le sobrepasase), pero ninguno de ellos, salvo Frankie Andreu, Floyd Landis y Tyler Hamilton, han cantado.

Por supuesto no lo hizo ninguno de sus compañeros españoles, que los tuvo, y de los pata negra… En fin, esto no va sobre ellos, pero que quede clara la figura de Armstrong, un estafador que consiguió ganar millones de dólares a centenas, incluso escudándose en su labor filantrópica de ayuda a los enfermos de cáncer. Sí, él padeció cáncer (o al menos eso parece), pero también se convirtió en un cáncer del deporte.

Tras un tiempo en silencio, Lance Armstrong ha vuelto a ver la luz, a alzar su voz. Y, nunca mejor dicho, lo ha hecho con un micrófono en la mano. Desde hace unas semanas conduce un espacio de entrevistas a personajes de relevancia social y deportiva en su país natal. Por su “estudio” han pasado Ben Harper, Chris Evert, Thomas Dimitroff, Seal, Ben Foster (actor que ha interpretado al propio Armstrong en una película sobre su mentira de vida), Wendy Davis (senadora), Michael Morton y una lista que se completa, hasta ahora, con 25 personajes.

Esas conversaciones las lleva a cabo en sus diferentes mansiones, ya sean en Aspen, ya en Austin. Uno de sus lugares favoritos es en su bodega, en la que almacena una cantidad importante de vinos. Un buen signo de mostrar su estatus. También lo es el hecho de que en sus entrevistas suele ser más protagonista que sus propios invitados.

En fin, algo muy propio de personas con la autoestima por las nubes, que encuentra su paralelismo con ciertos personajes de medios deportivos de nuestro país, que salen más y mejor que los propios deportistas en sus entrevistas. Es tan complicado y costoso cultivar el ego que hay que sacarle partido a la menor oportunidad.

Lance Armstrong cuenta con infinidad de seguidores, aunque también son muchos los que le detestan. Los que le son fieles lo son porque, evidentemente, se creen sus mentiras a pies juntillas, algo que él centra en que casi el 100% del pelotón iba hasta arriba de dopaje igual que él, o más. En fin, el recurso del perdedor o del más listillo de la clase.

Fran Aguilera

Corredor, Diplomado en Educación Física, Monitor de Atletismo, Entrenador Nacional de Ciclismo. Mijas (Málaga)